Miércoles, 20 de Febrero del 2019

Últimas noticias

TABAQUISMO

El 3% de las bajas laborales se debe a enfermedades causadas por el tabaco

ICAM · 04 septiembre 2018 00:35

Un estudio muestra que, a pesar de que hay menos fumadores, la ­proporción de bajas temporales atribuibles al tabaco sigue una tendencia ascendente debido a que fumar pasa factura al cabo de los años.

Tres de cada 100 bajas por enfermedad no profesional que se han registrado en Cataluña entre el 2007 y el 2016 son atribuibles al tabaco. Son trabajadores que piden la baja durante más de cinco días por dolencias respiratorias, cardiovasculares y por tumores directamente relacionados con este consumo.

“Los datos son muy sólidos porque el estudio revisa los motivos de más de tres millones de episodios de incapacidad temporal, excluyendo enfermedad profesional, que supusieron 237 millones de días”, apunta uno de los autores del estudio, Josep Maria Suelves, responsable de prevención y control del tabaquismo en la Agència de Salut Pública. La investigación, que se ha publicado en la Revista Española de Salud Pública, se ha llevado a cabo por el Institut Català d’Avaluacions Mèdiques (ICAM).

A pesar de que poco a poco el número de fumadores va des­cendiendo (desde hace 20 años entre los hombres, que partían de una cifra mucho más alta; desde hace 10 entre las mujeres), la ­proporción de bajas temporales atribuibles directamente al tabaco sigue una tendencia ascendente. El motivo, “que fumar pasa factura al cabo de los años”, apunta Suelves.

Aunque el estudio no podía tener en cuenta si quienes enfermaban por dolencias del tabaco eran o no fumadores, los investigadores han utilizado las cifras de otros trabajos para comparar el riesgo de baja de un fumador y de un no fumador. Y lo calculan en un 30% mayor. El análisis se refiere a personas entre los 35 y los 65 años, lo que deja fuera a los jóvenes, en quienes las secuelas de ser fumador aún no se habrían manifestado en el curso laboral.

En el volumen de bajas y en las enfermedades más frecuentes que se presentan, la situación es diferente entre hombres y mujeres. Ellos enferman más (3,9% del total de episodios y un 5,5% de días de todos los de baja), mientras en ellas es el 2,3% de bajas y el 1,5% de días. Las enfermedades respiratorias fueron para todos las más diagnosticadas, después las cardiovasculares y por último las neoplásicas.

Pero en número de días de enfermedad, para los hombres las peores fueron las cardiovasculares y después los tumores, algo que no pasaba en las mujeres. “Las diferencias probablemente tienen que ver con la antigüedad en el consumo”, señala Suelves. La tendencia ascendente observada, que tiene su pico en el 2013, podría empezar a descender cuando la cifra de exfumadores tenga más peso. “Dejar el tabaco tiene un impacto rápido en la salud cardiovascular. No así en el cáncer”, recuerda el experto.

En Cataluña fumaba en 1990 casi el 34% de la población. En las encuestas del 2017 la cifra bajaba diez puntos: el 24%, más entre los hombres (29,7%) que entre las mujeres (18,5%), que se habían incorporado al consumo más tarde aunque han empezado a dejarlo también después.

Noticias relacionadas

31 May 2018 - Actualidad

Desciende el consumo de tabaco, aunque no con la suficiente rapidez

Un informe de la OMS muestra que la reducción no basta para proteger a las personas de enfermedades cardiovasculares y otras patologías no transmisibles.

14 May 2018 - Actualidad

El tabaco en las terrazas también perjudica la salud de los españoles

Un estudio de la Universidad de Alcalá muestra que en el exterior de los locales se incumple la ley y se alcanzan niveles excesivos de partículas tóxicas.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?