Miércoles, 22 de Mayo del 2019

Últimas noticias

FARMACIA

Alta proporción de consumo innecesario de protectores gástricos

JANO.es · 19 agosto 2010

Un estudio de la Consejería de Salud de Andalucía concluye que casi un 20% de las personas que los toman no tiene necesidad clínica para hacerlo

Un grupo de 256 médicos de familia del Distrito Sanitario Sevilla ha participado en una experiencia formativa de autoevaluación para valorar la calidad en el uso de medicamentos para prevenir y tratar patologías digestivas: los llamados inhibidores de la bomba de protones, a partir de la cual se ha concluido que la población toma más protectores gástricos de los que necesita, concretamente, en un 20% más.

Concretamente, según ha informado la Consejería de Salud en un comunicado, la experiencia ha consistido en la evaluación de 817 historias clínicas de pacientes, incluidas en la aplicación informática Diraya, que da soporte a la historia de salud digital, al modelo de receta electrónica y a la petición de cita previa con el médico de familia o pediatra a través de Salud Responde o Internet, y que estaban siendo tratados de manera crónica con estos medicamentos.

Tras la valoración de los resultados se extrae que un 40% de las personas que toman protectores gástricos los utilizan para el tratamiento de una enfermedad gastroesofágica, ulcerosa y otras patologías digestivas; otro 41% para prevenir hemorragias digestivas causadas por medicamentos gastrolesivos (antiinflamatorios), no obstante, el restante 19% los usa sin una verdadera necesidad clínica.

Los inhibidores de la bomba de protones son fármacos muy eficaces en sus indicaciones y, en general, bien tolerados, pero no están exentos de complicaciones, como el riesgo de fracturas óseas a largo plazo. Además producen en muchos casos acidez de rebote lo que hace que se cronifique su uso para aliviar los síntomas que se producen con su retirada. Por ello, es muy importante que los usen solamente los pacientes que verdaderamente los necesitan.

Los propios médicos participantes, a la luz del análisis de sus historias clínicas proponen mejorar la farmacoterapia de sus pacientes suspendiendo los inhibidores de la bomba de protones del 15% de los pacientes que los toman y modificando la pauta o dosis de otro 6%. En otro 12% se revisará el cumplimiento del tratamiento.

Estas mejoras se producen dentro del objetivo de adecuación de tratamientos del programa de uso adecuado de los medicamentos.

 
Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?