Martes, 06 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'THE BRITISH MEDICAL JOURNAL'

Asocian las bebidas energéticas con un aumento del insomnio en las horas siguientes a la práctica del ejercicio

JANO.es · 07 octubre 2014

Un estudio de la Universidad Camilo José Cela muestra que estos productos hace que los atletas se sientan con más resistencia, pero también más nerviosos.

Una investigación realizada por expertos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) ha evaluado durante 4 años los efectos, tanto positivos como negativos, que producen las bebidas energéticas en los deportistas.

El rendimiento deportivo se midió mediante dispositivos GPS, que determinaron la distancia y velocidad recorrida en deportes de equipo. También se utilizaron dinamómetros y potenciómetros para medir el rendimiento muscular en otros deportes. Los resultados, publicados en British Journal of Nutrition, demuestran que los deportistas aumentaron su rendimiento deportivo entre un 3 y un 7%.

“Es más –explica a Sinc Juan Del Coso Garrigós, uno de los autores del estudio y responsable del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la UCJC– recorrieron más distancia en una competición en deportes de equipo; especialmente la recorrida a alta intensidad, relacionada con el rendimiento deportivo”.

Según añade Del Coso, “las bebidas energéticas aumentan la capacidad de salto en jugadores de baloncesto, la fuerza y potencia muscular en escaladores y en individuos entrenados, la velocidad de nado en nadadores velocistas y la fuerza y la precisión del golpeo en jugadores de voleibol y el número de puntos conseguidos en tenis”.

Insomnio y nerviosismo

La investigación no sólo tuvo en cuenta parámetros de rendimiento deportivo; también evaluó las sensaciones de los deportistas tras el consumo de la bebida energética, así como la frecuencia de efectos secundarios en comparación con la bebida placebo.

“Los deportistas se sintieron con más fuerza, potencia y resistencia con la bebida energética que con la bebida placebo”, apunta el experto. “Sin embargo, las bebidas energéticas aumentaron la frecuencia de insomnio, nerviosismo y el nivel de activación en las horas siguientes a la competición”.

Su consumo produce un aumento de los efectos secundarios asociados a otras bebidas, como la cafeína. Además, no se encontraron diferencias significativas entre sexos, en la percepción de sensaciones positivas ni en la aparición de efectos secundarios.

No aportan más energía

Las bebidas energéticas están compuestas principalmente de carbohidratos, cafeína, taurina y vitaminas del grupo B, con escasas diferencias en cuanto a ingredientes y cantidades entre las principales marcas de bebidas energéticas.

Al contrario de lo que indica su nombre comercial, las bebidas energéticas no aportan más energía de la que hay en un refresco común (~40 kcal/100 mL de producto), pero tienen un efecto ‘energizante’ relacionado con la estimulación producida por la cafeína.

De hecho, ninguno de los otros ingredientes presentes en las bebidas energéticas y en las dosis que hay en una lata de bebida energética produce por sí un efecto significante sobre el rendimiento físico o cognitivo.

La concentración de cafeína (32 mg/100 mL de producto) presente en las bebidas energéticas aporta un total de 80 mg de cafeína por cada lata (250 mL) aunque en la actualidad ya se comercializan envases con 500 mL.

Noticias relacionadas

18 Jul 2014 - Actualidad

La mezcla de alcohol y bebidas energéticas comporta un mayor riesgo de consumo abusivo

Un estudio muestra que los adultos jóvenes que toman esta clase de combinados presentan niveles más altos de ingesta que quienes sólo toman alcohol.

06 Apr 2009 - Actualidad

Los cardiópatas e hipertensos deben evitar las bebidas energéticas

Incrementan la frecuencia cardíaca en torno a un 8% y la presión arterial en un 7%

13 Feb 2009 - Actualidad

La EFSA no cree nocivo el uso de taurina en las bebidas energéticas

La agencia europea desestima las dudas expresadas en 2003 por el comité científico de la CE para la alimentación humana en relación con la taurina y la d-glucuronolactona

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?