Miércoles, 26 de Junio del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'ANNALS OF INTERNAL MEDICINE'

Avalan la eficacia de la Aspirina en algunos adultos para reducir el riesgo de infarto de miocardio

JANO.es · 13 abril 2016

Un artículo sugiere que los adultos de 50 a 59 años con algún factor de riesgo cardiovascular, como hipertensión, colesterol alto o son o han sido fumadores, tomen el fármaco de forma preventiva.

El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés), un panel de médicos independientes respaldado por el Gobierno, defiende que el consumo diario del popular fármaco Aspirina a determinadas edades puede servir para reducir el riesgo de infarto de miocardio o ictus. En concreto, en un artículo publicado en Annals of Internal Medicine propone que los adultos de 50 a 59 años con algún factor de riesgo cardiovascular, como hipertensión, colesterol alto o son o han sido fumadores, tomen el medicamento de forma preventiva.

Asimismo, admiten que una 'aspirina' diaria en dosis bajas (81 miligramos) también puede ser beneficiosa para prevenir el riesgo de cáncer colorrectal, si bien se desaconseja en pacientes anticoagulados. "Al igual que con cualquier medicamento, los pacientes y sus médicos deben valorar los beneficios y riesgos de la aspirina", señala el presidente del USPSTF, Kirsten Bibbins-Domingo, de la Universidad de California en San Francisco (UCSF).

En sus recomendaciones, el grupo de expertos asegura que quienes más se beneficiarán del consumo diario de este fármaco serían los adultos de 50 a 59 años con al menos un 10% de riesgo de sufrir un infarto o un ictus. De momento han excluido a las personas de más de 60 años dado que el riesgo de sangrado aumenta con la edad, y están evaluando si puede ampliarse en menores de 50 o mayores de 70 años. "Algunas personas pueden beneficiarse de la aspirina más que otros, por lo que las recomendaciones varían en función de la edad", indica Bibbins-Domingo.

En una revisión de estudios publicada junto con sus nuevas recomendaciones revelan que casi el 40% de los adultos mayores de 50 años ya toma aspirina ara prevenir un primer infarto o evitar que se produzca un segundo. Sin embargo, y en contra de lo que aconseja la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés), defienden que su consumo debe limitarse en quienes tienen riesgo cardiovascular.

"Si el riesgo de infarto es realmente bajo lo único que puede hacer la 'Aspirina' es hacer daño", ha añadido Steven Nissen, del departamento de Medicina Cardiovascular de la Clínica Cleveland en Ohio, en Estados Unidos. De hecho, ya hay estudios que apuntan que al menos una de cada 10 personas que toman aspirina no lo necesitan.

Noticias relacionadas

04 Sep 2015 - Actualidad

La aspirina podría ser clave para reforzar la inmunoterapia del cáncer

El ácido acetilsalicílico se inscribe en un grupo de moléculas llamadas inhibidores de la COX, que detienen la producción de PGE2 y contribuyen a revivir el sistema inmune.

03 Feb 2015 - Actualidad

Aconsejan no tomar aspirinas o alcohol 24 horas antes de realizarse un tatuaje

El Servicio Extremeño de Salud recuerda que no se debe tomar el sol ni rayos UVA durante los cinco días anteriores a la sesión.

06 Aug 2014 - Actualidad

Los beneficios de la 'Aspirina' en la prevención del cáncer son mayores que los daños

Un estudio del Centro de Prevención del Cáncer de QMUL, en Londres, concluye que el uso preventivo de este fármaco durante 10 años reduce los casos de cáncer de colon en un 35% y las muertes en un 40%

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?