Miércoles, 07 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

PEDIATRÍA

Bajos niveles de vitamina D aumentan el riesgo de infecciones respiratorias infantiles

JANO.es y agencias · 28 diciembre 2010

Un estudio asocia las concentraciones plasmáticas de la vitamina con las sibilancias, aunque no con el riesgo de desarrollar asma.

Los niveles de vitamina D de los recién nacidos parecen predecir su riesgo de infecciones respiratorias y la ocurrencia de sibilancias durante la infancia, aunque no el riesgo de desarrollar asma, según un estudio del Hospital General de Massachusetts en Estados Unidos que se publica en Pediatrics. Los resultados apoyan la teoría de que la expansión de las deficiencias en vitamina D contribuye al riesgo de infecciones.
 
Según explica Carlos Camargo, responsable del estudio, “nuestros datos sugieren que la asociación entre vitamina D y las sibilancias, que pueden ser un síntoma de muchas enfermedades respiratorias y no sólo asma, se debe en gran medida a las infecciones respiratorias”. El investigador añade que las infecciones respiratorias agudas son un importante problema de salud en niños, como en el caso de la bronquiolitis.
 
Los investigadores analizaron datos de un estudio sobre asma y alergia en Nueva Zelanda y siguieron a más de 1.000 niños de las ciudades de Wellington y Christchurch. Amas de casa o estudiantes de enfermería recogieron una variedad de medidas, incluyendo muestras de sangre de cordón umbilical de los recién nacidos de las mujeres que participaron en el estudio.
 
Estas madres después contestaron cuestionarios sobre la salud respiratoria de los niños entre 3 y 15 meses después y anualmente hasta que los niños tenían 5 años. Las muestras de sangre de cordón fueron analizadas en relación a los niveles de 25-hidroxivitamina D (25OHD), que se consideran la mejor medida del estatus de la vitamina D.
 
Los autores consiguieron evaluar las muestras de sangre de cordón de 922 recién nacidos y de ellos, más del 20% tenían niveles de 25OHD menores a los 25nmol/L, lo que se considera muy bajo. El nivel medio de 44 nmol/L se consideraba aún deficiente y los niveles inferiores eran más comunes entre los niños nacidos en invierno, con menor estatus socioeconómico y antecedentes familiares de asma y tabaquismo.
 
A la edad de 3 meses, los niños con niveles de 25OHD por debajo de 25 nmol/L tenían el doble de posibilidades de haber desarrollado infecciones respiratorias en comparación con aquellos con niveles de 75 nmol/L o superiores.
 
Los resultados que cubrían los primeros 5 años de vida de los participantes mostraron que a menores niveles de 25OHD neonatales mayor era el riesgo acumulativo de sibilancias durante este período. Sin embargo, los autores no observaron ninguna asociación entre los niveles de 25OHD y un diagnóstico de asma a los 5 años.
 
Además, estudios previos han sugerido que los niveles particularmente elevados de vitamina D podrían aumentar el riesgo de alergia pero no se observó esta asociación entre los participantes en el estudio con los niveles más elevados de 25OHD. El estado de vitamina D se determinó principalmente por su exposición a la luz del sol, ya que muy pocos tomaban suplementos.

Noticias relacionadas

04 Feb 2010 - Actualidad

Niveles de vitamina D y gravedad del asma

Los pacientes con bajas concentraciones plasmáticas de la vitamina tienen peor función pulmonar, mayor hiperreactividad de las vías aéreas y responden peor a los corticoides

13 Aug 2008 - Actualidad

Asocian niveles bajos de vitamina D a mayor riesgo de muerte

Según un estudio poblacional, los niveles bajos se relacionan con un riesgo aumentado de hasta el 26% de muerte por cualquier causa

02 Jun 2008 - Actualidad

El 75% de la población mundial con déficit de vitamina D

Según el Dr. José Manuel Quesada, del Hospital Reina Sofía de Córdoba, normalizar sus niveles en el organismo reduce el riesgo de muerte en un 10%

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?