Jueves, 18 de Abril del 2024

Últimas noticias

GINECOLOGÍA

Beneficios y riesgos de adelgazar durante el embarazo

JANO.es · 25 noviembre 2010

Las mujeres obesas que adelgazan durante el embarazo tendrían, en general, menos riesgo de complicaciones gestacionales, según un estudio.

Las mujeres obesas que adelgazan durante el embarazo tendrían menos riesgo de tener ciertas complicaciones gestacionales, pero en aquellas que presentan obesidad mórbida, ese beneficio no compensaría los efectos negativos en la talla del bebé al nacer. Un nuevo estudio, publicado en la revista BJOG, se suma, así, a la idea bastante controvertida de si sería saludable que las embarazadas obesas mantuvieran su peso previo al embarazo o adelgazaran aún más.

A las mujeres obesas es a las que menos se les permite engordar en el embarazo (entre 5 y 10 kilos), y tienen riesgo elevado de sufrir complicaciones como diabetes gestacional, preeclampsia, cesárea de emergencia o tener un bebé más grande de lo normal.

El equipo de Andreas Beyerlein, de la Ludwig-Maximilians University of Munich, Alemania, revisó las historias clínicas de más de 700.000 mujeres que habían tenido un bebé entre el 2000 y el 2007. Los autores dividieron a las mujeres en categorías por peso previo al embarazo según el índice de masa corporal (IMC).

Las mujeres con un IMC de 30-34,9 formaron la categoría de obesidad clase 1; aquellas con IMC de entre 35 y 39,9 tenían obesidad clase 2, y las participantes con IMC superior a 40 (más de 50 kilos por encima del peso ideal) tenían obesidad clase 3 o mórbida.

En general, las mujeres que adelgazaron durante el embarazo tendieron a presentar menos riesgo de necesitar una cesárea de emergencia y de desarrollar preeclampsia que las que engordaron. Además, fueron menos propensas a tener un bebé más grande que lo normal. Por ejemplo: el 10% de las mujeres con obesidad clase 3 que engordó en el embarazo desarrolló preeclampsia, comparado con el 7% de las que adelgazaron durante el embarazo.

Tras considerar otros factores (edad y tabaquismo materno), adelgazar estuvo asociado con un 36% menos riesgo de desarrollar preeclampsia en las mujeres con obesidad clase 3. Una reducción similar se observó en las participantes con obesidad clase 2.

En tanto, las mujeres con obesidad clase 1 o 3 tuvieron menos riesgo de necesitar una cesárea de emergencia si adelgazan. Por ejemplo, el 13% de las embarazadas con obesidad clase 1 que engordaron necesitaron una cesárea no planificada, comparado con menos del 9% de las que adelgazaron en el embarazo; adelgazar redujo un 35% el riesgo de necesitar cesárea. En el grupo de mujeres con obesidad clase 1 o 2, sin embargo, adelgazar también estuvo relacionado con un aumento del riesgo de tener un bebé más grande que lo normal.

Noticias relacionadas

23 Nov 2010 - Actualidad

El sobrepeso o la diabetes en el embarazo aumentan el riesgo de enfermedad renal en los hijos

Los resultados de un estudio plantean que un control más estricto de la diabetes y el peso durante la gestación puedan disminuir el riesgo de ERC en los niños.

09 Jul 2010 - Actualidad

La obesidad extrema aumenta riesgo de complicaciones en el embarazo

En Estados Unidos, el riesgo promedio de desarrollar preeclampsia fue del 4,5%, con un 3% para las mujeres con peso normal y un 13% para las superobesas, según un estudio.

09 Apr 2008 - Actualidad

Los costes de la obesidad en el embarazo

Un estudio de los CDC señala que las gestantes obesas tienden a permanecer más tiempo en el hospital, a necesitar más medicamentos y a pasar más tiempo con sus médicos que las de peso normal

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?