Lunes, 22 de Abril del 2024

Últimas noticias

NUTRICIÓN

Campaña para fomentar el consumo de lácteos

JANO.es y agencias · 14 enero 2008

Puesta en marcha por la Federación Nacional de Industrias Lácteas con el fin de difundir las cualidades saludables y nutricionales de estos productos

La malaria es la enfermedad vectorial más prevalente del mundo. Desde que en 1964 España fuera declarada libre de esta enfermedad, casi todos los casos notificados han sido importados. Las migraciones de personas infectadas desde áreas endémicas, la popularización de los vuelos internacionales y el turismo a zonas tropicales han hecho que el número de casos haya aumentado notablemente. De hecho, 13 millones de españoles viajan cada año y, de estos, cerca de un millón lo hace a regiones tropicales. Por otro lado, 100.000 inmigrantes proceden de países endémicos.

Ahora, un estudio retrospectivo publicado en Medicina Clínica [Med Clin (Barc).2006;127(5):172-4] describe las hospitalizaciones atribuibles al paludismo durante el período 1999-2002 y calcula tanto su tasa de incidencia como los costes directos originados por su tratamiento. Durante estos 4 años se registraron en el CMBD un total de 2.044 ingresos por malaria. Según los resultados de este trabajo, la tasa se ha duplicado en relación con la que había en 1998, que era de 0,65 casos por 100.000 habitantes/año. Además, la tasa de letalidad —similar a de los países de nuestro entorno— fue del 0,7%: 14 muertes.

Por grupos de edad, el de 21-40 años representó casi la mitad de los casos (48,5%), aunque un 20,6% de los pacientes ingresados era menor de 15 años. Además, se observó una tendencia lineal ascendente significativa (p = 0,0012) en el grupo de niños de 0 a 4 años, pero no en el resto de los grupos. Los niños son un grupo particular de riesgo, ya que desarrollan la enfermedad más rápidamente y ésta es más agresiva y letal. Desgraciadamente, el trabajo muestra un aumento significativo de la incidencia en esta población infantil. Dos hechos podrían explicar esta tendencia: cada vez hay más niños que realizan viajes turísticos a zonas de riesgo y cada vez son más los inmigrantes que vuelven temporalmente a su país con su descendencia, exponiendo a sus hijos sin inmunidad a un entorno en el que existe un riesgo muy elevado de contraer la enfermedad.

Entre junio y octubre se produjeron la mitad de los ingresos, coincidiendo con el período vacacional en España y con la época de lluvias en muchos países endémicos, lo que facilita una mayor presencia del vector y, por tanto, un mayor riesgo para las personas que acuden a estas regiones.

A esto se une que en España se estima que sólo entre un 20% y un 43% de los viajeros a zonas endémicas lleva pautada la profilaxis antimalárica, porcentaje que disminuye aún más entre los que viajan para visitar a sus familiares. Además, el cumplimiento sólo es correcto y completo en el 6-10% de los casos.

En este sentido, los autores consideran necesario aumentar la sensibilización de los viajeros, mejorar la formación de los profesionales sanitarios y la accesibilidad a las unidades de salud internacional, incrementando su número en zonas con tasas altas de inmigración y eliminando las dificultades de acceso a la medicación extranjera, necesaria para pautar correctamente la quimioprofilaxis palúdica.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?