Lunes, 26 de Febrero del 2024

Últimas noticias

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Casi un tercio de los hipertensos españoles ignora que lo es

JANO.es · 12 marzo 2012

El estudio ENRICA revela que un 76% de los hipertensos que sí tienen conocimiento de su enfermedad se trata a base de fármacos hipertensivos, aunque sólo el 46% de ellos tiene la presión arterial controlada.

Al menos un tercio de la población española tiene problemas de hipertensión arterial y, de ellos, un tercio lo desconoce, según refleja el Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España (ENRICA). El 79% de las personas que sí tienen conocimiento de su enfermedad se tratan a base de fármacos hipertensivos, aunque sólo el 46% de ellos tiene su presión arterial controlada, señala el documento.
Tanto el conocimiento de la enfermedad como su tratamiento son mayores según avanza la edad, aunque no ocurre lo mismo con el control, ya que las personas más jóvenes con hipertensión suelen tener mejor controlada su tensión que aquellas que tienen más edad.
"Esto se debe, probablemente, a que el control de la presión sistólica elevada entraña mayores dificultades en los más mayores", ha aclarado el doctor José Ramón Banegas, del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid.
El estudio ENRICA, en el que han participado aproximadamente 12.000 personas, repasa los factores externos de riesgo cardiovascular, como el tabaco, la actividad física o la alimentación, y las causas de orden biológico, como el exceso de peso, el síndrome metabólico, la dislipemia o la diabetes.
"Se trata de conocer de primera mano el conocimiento que la población española tiene de los síntomas de alerta que preceden a un ataque al corazón o un ictus", ha precisado el experto.

En lo referente a estilos de vida que incrementan el riesgo cardiovascular, el texto indica que el 28% de la población fuma todos los días aunque el 13% lo hace de forma ocasional.

Desigualdades socioeconómicas

"Es necesario resaltar que un 25% de los españoles son ex fumadores. Viendo los datos podemos comprobar el alto grado de penetración que ha tenido y sigue teniendo este hábito entre la población de nuestro país", ha recalcado Banegas.
Por otra parte, los resultados del Estudio ENRICA, que ha contado con la colaboración de Sanofi-Aventis, subrayan la existencia de desigualdades socioeconómicas en la salud cardiovascular. En este sentido, aquellas personas con mayor nivel educativo tienen menor riesgo cardiovascular en algunos de los parámetros estudiados.
"Resulta curioso, por ejemplo, comprobar que el porcentaje de hombres fumadores es más alto en el grupo de personas que tiene estudios primarios y secundarios, que en aquellos con estudios universitarios", ha señalado este experto. "En lo que se refiere a las mujeres, son las que tienen niveles educativos más altos las que engloban la mayor frecuencia de abandono del hábito tabáquico", ha añadido.

Noticias relacionadas

09 Mar 2012 - Actualidad

Cerca del 80% de los pacientes oncológicos desarrolla hipertensión arterial

En la mayoría de los casos, una vez que ha finalizado el tratamiento oncológico, la hipertensión tiende a mejorar e incluso a remitir, sobre todo en pacientes normotensos.

08 Mar 2012 - Actualidad

Diagnóstico precoz, tratamiento adecuado y cumplimiento terapéutico, claves para prevenir la tensión arterial refractaria

Los expertos coinciden en que las combinaciones a dosis fijas de fármacos hipotensores obtienen mejores resultados frente a la hipertensión al simplificar el tratamiento y favorecer el cumplimiento terapéutico.

07 Mar 2012 - Actualidad

Una de cada seis bajas laborales se debe a enfermedades cardiovasculares, advierten expertos

23.000 personas abandonan temporalmente sus puestos de trabajo por este tipo de enfermedades, entre las que se encuentra la hipertensión arterial.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?