Jueves, 29 de Octubre del 2020

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'DIABETES'

Constatan que la grasa marrón protege frente a la diabetes y la obesidad

JANO.es · 24 julio 2014

Un estudio sugiere que el tejido graso parda, en virtud de su capacidad para regular el azúcar en la sangre, es una potencial arma terapéutica contra dicha enfermedad.

Investigadores de la 'University of Texas Medical Branch at Galveston' (UTMB), en Estados Unidos, han demostrado que las personas con niveles más altos de grasa marrón o tejido adiposo marrón poseen un mejor control del azúcar en la sangre, mayor sensibilidad a la insulina y un mejor metabolismo para quemar las reservas de grasa.

El hallazgo, publicado en la revista Diabetes, sugiere que la grasa parda, en virtud de su capacidad para regular el azúcar en la sangre, podría ser una potencial arma médica contra la diabetes. Según los científicos, los resultados apoyan la idea de que el tejido adiposo marrón puede funcionar como un tejido antiobesidad y antidiabético en los seres humanos.

"Hemos demostrado que la exposición al frío leve aumenta el gasto de energía de todo el cuerpo, incrementando la eliminación de la glucosa de la sangre y mejorando la sensibilidad a la insulina en los hombres que tienen cantidades significativas de depósitos de tejido adiposo marrón", señala el profesor de Medicina Interna de la División de Geriatría de UTMB Labros Sidossis.

Las personas tienen dos tipos de tejido graso en el cuerpo: el tejido adiposo blanco, ampliamente conocido y denostado, y el tejido adiposo marrón, menos conocido. Uno de los muchos efectos nocivos para la salud del exceso de tejido adiposo blanco es que disminuye la sensibilidad a la insulina, que es un importante contribuyente a la diabetes, mientras que la grasa parda tiene varias cualidades saludables, como la protección contra la obesidad y la diabetes. En su trabajo, Sidossis y sus colegas expusieron a hombres sanos con diferentes niveles de tejido adiposo marrón a temperaturas ligeramente frías entre 5 y 8 horas.

"En este estudio se muestra que cuando se activa, a través de la exposición al frío leve, el tejido adiposo marrón puede aumentar el gasto de energía y quemar calorías. Éstas son buenas noticias para las personas con sobrepeso y obesidad", resume Sidossis. "De mayor significado clínico puede ser el hallazgo de que la grasa parda puede ayudar al cuerpo a regular el azúcar en la sangre con más eficacia, lo que supone una gran noticia para las personas con resistencia a la insulina y diabetes, y sugiere que la grasa parda puede llegar a ser un importante tejido antidiabético", concluye.

Noticias relacionadas

18 Jul 2014 - Actualidad

El proceso 'quemagrasa' está detrás de la muerte de uno de cada tres pacientes con cáncer

Un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas revela que la conversión de la grasa blanca en marrón es lo que provoca la extrema delgadez y debilidad (caquexia) en pacientes oncológicos.

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?