Lunes, 20 de Mayo del 2024

Últimas noticias

ARTERIOESCLEROSIS

Consumir esteroles vegetales favorece la adopción de hábitos saludables para el control de la hipercolesterolemia

Carla Nieto. Madrid · 07 noviembre 2011

El estudio RECIPE constata la importancia de introducir modificaciones en lo referente al ejercicio, así como los beneficios del consumo de alimentos funcionales en el control de altos niveles de colesterol en sangre.

Un estudio internacional liderado por investigadores españoles ha venido a confirmar lo que ya habían apuntado investigaciones previas: la importancia de introducir modificaciones en el estilo de vida, concretamente en lo referente a la dieta y el ejercicio, y los beneficios del consumo de alimentos funcionales enriquecidos con esteroles vegetales en el control de la hipercolesterolemia, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. En el Estudio RECIPE (Reduce Cholesterol Involving Patient Endorsement), de 4 meses de duración, participaron un total de 1.048 pacientes, con una edad promedio de 56 años. Un 25% de los participantes presentaba además sobrepeso u obesidad, el 47% tenía exceso de grasa abdominal; el 20% fumaba, un 13% padecía diabetes y un 37%, hipertensión.
"El gran objetivo en la lucha contra el colesterol es concienciar a los pacientes de la necesidad de adoptar un estilo de vida saludable, basado en una dieta baja en grasas y en el abandono del sedentarismo, y ésas son las pautas que se dieron a los participantes en este estudio. A ello se unió la recomendación de consumir diariamente una unidad de leche fermentada con esteroles vegetales. A día de hoy está plenamente demostrado que los fitoesteroles reducen el colesterol en un 10%. Sin embargo, esta constatación conlleva el riesgo de que el consumo de alimentos enriquecidos con este nutriente sea considerado por los pacientes como la única medida, relajándose respecto a la adopción de otros cambios en el estilo de vida. Por eso el estudio se basó en la combinación de todas estas recomendaciones (consumo de fitoesteroles y cambio de hábitos)”, explicó el doctor Luis Masana, jefe de la Unidad de Medicina Vascular y Metabolismo del Hospital Universitario Sant Joan de Reus e investigador principal de RECIPE.
Al finalizar el estudio, los participantes presentaron una reducción del colesterol total de un 11,1%, disminuyeron su LDL en un 13,2% y aumentaron el HDL en un 7,2%. “Además, el 40% mejoró los hábitos de su estilo de vida (adoptando hábitos nutricionales positivos) y un 23% se enroló en algún tipo de actividad física. Pero sin duda la principal conclusión del estudio es que ha permitido demostrar que la incorporación en la dieta de elementos adicionales, como los lácteos con esteroles vegetales, actúa como un factor motivador que induce a los pacientes a seguir un mejor cumplimiento de los hábitos nutricionales, y ayuda a las personas a adoptar un estilo de vida más saludable, lo que genera un impacto positivo en sus niveles de colesterol”, señaló el doctor Masana.
Por su parte, el doctor Leonardo Reinares, coautor del estudio y director de la Unidad de Lípidos del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, recordó el efecto que tiene la hipercolesterolemia como factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. “Si el LDL se incrementa de forma lineal aumenta paralelamente el riesgo de cardiopatía isquémica. Sin embargo, los especialistas nos enfrentamos en la consulta a la evidencia de que el control de este factor de riesgo por parte de los pacientes no es tan positivo como desearíamos. Se estima que 3 de 4 pacientes con hipercolesterolemia están tratados, pero sin embargo, el nivel de adopción de las otras medidas de control no es el adecuado. De ahí la importancia de concienciarlos sobre la eficacia de introducir pequeños cambios en el estilo de vida”.
“Los resultados de este estudio pueden ser muy relevantes para el abordaje precoz de personas con un alto nivel de riesgo cardiovascular. No hay que olvidar que la arterosclerosis es una enfermedad silente, y las bases de los factores de riesgo se comienzan a desarrollar mucho antes de que las complicaciones cardiovasculares sean visibles. Lo que esta investigación demuestra es que haciendo las cosas bien (básicamente en lo que se refiere a la dieta sana y al ejercicio) es posible reducir los índices de colesterol en sangre, y esto es fundamental, teniendo en cuenta que una disminución del 10% del colesterol LDL se asocia a una reducción de hasta un 25% del riesgo de padecer enfermedades de corazón”, señaló el doctor Juan Pedro-Botet, presidente de la Sociedad Española de Arteriosclerosis.
Está previsto que a partir de la experiencia española el estudio se repita en otros países europeos.

Noticias relacionadas

03 Nov 2011 - Actualidad

El Clínic empieza a tratar la hipercolesterolemia grave

Hasta ahora, los afectados por esta enfermedad en Cataluña tenían que desplazarse a otras comunidades.

16 Sep 2011 - Actualidad

El 20% de los niños españoles tiene el colesterol por encima de 200mg/dl

Se calcula que en nuestro país unos 8 millones y medio de personas padecen hipercolesterolemia y sólo el 50% de quienes tienen el colesterol elevado lo sabe.

13 Jul 2011 - Actualidad

El déficit de colesterol HDL favorece la aparición de enfermedades cardíacas

Cuando el índice de estas lipoproteínas está por debajo de las cifras recomendables (<40 mg/dl en varones y <50mg/dl en mujeres) aumenta el riesgo de síndrome metabólico.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?