Domingo, 18 de Agosto del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'CELL METABOLISM'

Demuestran en personas que la grasa blanca puede convertirse en marrón

JANO.es · 05 agosto 2015

Un estudio pone de manifiesto que la grasa blanca también se puede convertir en una forma parecida a la grasa parda, aunque para que esto suceda se requieree una fuerte y prolongada liberación de adrenalina.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas (UTMB), en Galveston, Estados Unidos, han demostrado por primera vez en humanos que la tan denostada grasa blanca que acumula calorías puede convertirse en grasa marrón, que las quema, según un estudio que se publicará en Cell Metabolism.

Teniendo en cuenta la epidemia actual mundial de obesidad y síndrome metabólico, la posibilidad de quemar calorías sin necesidad de aumentar los niveles de actividad física sería de gran valor terapéutico. El aumento de gasto de energía la transformación de la grasa blanca en marrón resultaría muy prometedora para el tratamiento de las complicaciones asociadas con la obesidad y el sedentarismo.

Estudios previos realizados por el grupo de UTMB y otros han demostrado que las personas tienen la grasa marrón, aunque en pequeñas cantidades, y que cuando se 'enciende' esta grasa marrón pueden aumentar la tasa metabólica al tiempo que reduce los niveles de glucosa en sangre.

En este trabajo, los investigadores han demostrado que la grasa blanca en los seres humanos también se puede convertir en una forma parecida a la grasa parda. Sin embargo, para que esto suceda se requiere fuerte y prolongada liberación de adrenalina.

Sólo con quemaduras

El trauma de una quemadura representa un modelo único de estrés fuerte y prolongado, donde la liberación de adrenalina se incrementa masivamente durante varias semanas después de la lesión. Los investigadores utilizaron este "modelo de estrés" para estudiar su hipótesis de que, de forma similar a los modelos animales, la grasa blanca humana también puede convertirse en grasa marrón.

Los autores reclutaron 72 pacientes que habían sufrido quemaduras graves en aproximadamente 50 por ciento de sus cuerpos. Diecinueve personas sanas sirvieron como grupo de comparación. Se tomaron muestras de la grasa blanca de los pacientes quemados en diferentes momentos después de la lesión. El metabolismo de las muestras de grasa, se midió la composición de las células de grasa y descansando las tasas metabólicas de los pacientes.

Las células de grasa marrón son distintas de las de la grasa blanca en sus genes, estructura y función. Las células de grasa marrón son más pequeñas que las células de grasa blanca y tienen un mayor número de mitocondrias, los motores de combustión de la célula que expresan una proteína llamada UCP1. La adrenalina se enciende con UCP1, lo que hace que las mitocondrias quemen calorías sin generar ninguna energía química sino simplemente calor.

Oscurecimiento progresivo de la grasa blanca

Los investigadores encontraron que en los pacientes con quemaduras se producía un cambio gradual en las características moleculares y funcionales de la grasa blanca a un fenotipo de grasa marrón, lo que sugiere un "oscurecimiento" progresivo de la grasa blanca en respuesta a una lesión por quemadura.

"Nuestro estudio proporciona una prueba de que es posible el oscurecimiento de la grasa blanca en los seres humanos. El siguiente paso es identificar los mecanismos que sustentan este efecto y luego para desarrollar medicamentos que imitan el efecto inducido por quemaduras", ha explicado el autor principal, Labros Sidossis, profesor de Medicina Interna en la UTMB.

Noticias relacionadas

07 Jan 2015 - Actualidad

Un fármaco para la incontinencia urinaria incrementa la acción 'quemacalorías' de la grasa marrón

Se trata del mirabregon, que se utiliza en dosis 4 veces más bajas para tratar el síndrome de vejiga hiperactiva.

24 Jul 2014 - Actualidad

Constatan que la grasa marrón protege frente a la diabetes y la obesidad

Un estudio sugiere que el tejido graso parda, en virtud de su capacidad para regular el azúcar en la sangre, es una potencial arma terapéutica contra dicha enfermedad.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?