Miércoles, 28 de Septiembre del 2022

Últimas noticias

ONCOLOGÍA

Describen un mecanismo para frenar la migración de las células del cáncer cerebral

JANO.es · 02 mayo 2012

Investigadores observan que las células con más cantidad de proteína NKCC1 presentan más movilidad, lo que favorece la migración y, de resultas de ello, la diseminación del tumor.

Un equipo de investigadores ha descubierto que una proteína que transporta sodio, potasio y cloro, puede dar pistas sobre cómo el glioblastoma -el tipo más común y letal de cáncer cerebral- se desarrolla e invade el tejido cerebral cercano. Los resultados del estudio, publicados en PLoS Biology, también sugieren que un fármaco de bajo coste ya existente en el mercado podría frenar el crecimiento de las células del glioblastoma.

"El mayor reto en el cáncer de cerebro es controlar la migración de las células cancerosas", afirma el coordinador del estudio, Alfredo Quiñones-Hinojosa, profesor asociado de Neurocirugía y Oncología en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, quien apunta que "si logramos controlar estas células antes de que lleguen a otras partes del cerebro, podríamos hacer que los tumores malignos fueran más manejables y mejorar, así, la esperanza y la calidad de vida de los enfermos. Este nuevo descubrimiento nos acerca a una cura".

El glioblastoma, que se diagnostica en, aproximadamente, 10.000 estadounidenses cada año, es tan agresivo que el promedio de vida después del diagnóstico es de tan sólo 15 meses. El cáncer se extiende por el tejido cerebral sano de manera rápida, haciendo que las curas quirúrgicas sean prácticamente imposibles.

En la búsqueda de maneras de prevenir o limitar la propagación, los investigadores se centraron en una proteína llamada NKCC1, que se encuentra en las células tumorales humanas, y también en las células tumorales inyectadas en ratones. La proteína NKCC1 transporta sodio, potasio y cloro, y regula el volumen celular.

La proteína de la movilidad

El equipo de Quiñones-Hinojosa observó que las células con más NKCC1 parecen moverse más, ya que la proteína facilita que las células tumorales se propulsen a través del tejido. Cuanta más cantidad de esta proteína se encuentra en la célula tumoral, más rápido se mueven las células del glioblastoma. Por el contrario, cuando NKCC1 se encontraba ausente, las células se adherían a las células circundantes. Esta mayor adherencia mantiene a las células ancladas en un mismo lugar, limitando la migración.

En los experimentos, los investigadores bloquearon la proteína, frenando así la migración de las células tumorales. Menos movilidad, según afirma Quiñones-Hinojosa, significa menos invasión del tejido circundante.

Para bloquear el canal de la proteína, el equipo utilizó la bumetanida diurética, una píldora utilizada rutinariamente para reducir la retención de líquidos. El fármaco bloqueó el transportador de NKCC1, y desaceleró el movimiento de las células.

Los investigadores también observaron que cuanto menor es la cantidad de proteína presente en las células, menos agresivo es el tumor, lo que sugiere que NKCC1 no sólo contribuye a la proliferación de los tumores, sino que también sirve como un marcador potencial para el diagnóstico.

Noticias relacionadas

24 Apr 2012 - Actualidad

El CNIO abre su primera línea de investigación en tumores cerebrales

El proyecto, auspiciado por la Fundación Seve Ballesteros, se centrará en el estudio de los giliomas malignos y los meduloblastomas; concretamente, tratará de averiguar la razón por que unos pacientes responden al tratamiento convencional y otros no.

10 Apr 2012 - Actualidad

Las radiografías dentales pueden aumentar el riesgo de desarrollar un tumor cerebral primario

Un estudio en alrededor de 1.400 pacientes sugiere que los que se sometieron a radiografía interproximal o de aleta mordida, presentaban un riesgo hasta dos veces mayor de desarrollar un meningioma.

20 Feb 2012 - Actualidad

Identifican el termostato biológico que induce la proliferación del cáncer cerebral más común

Investigadores del Hospital Vall d’Hebron describen cómo la proteína USP15 favorece la progresión tumoral a través de la actividad de un inmunosupresor que, además, actúa como factor angiológico.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?