Lunes, 22 de Abril del 2024

Últimas noticias

NEUROCIENCIA

Descubren la función cicatrizante de los pericitos en las lesiones medulares

JANO.es y agencias · 13 julio 2011

Un estudio muestra que estas células del sistema circulatorio intervienen en la formación de cicatrices tras una lesión en la médula espinal, un rol que, hasta ahora, sólo se adjudicaba a los astrocitos.

El tejido perdido después de una lesión en el sistema nervioso central (SNC) se regenera de manera limitada. La herida se 'cubre' con una cicatriz, de textura diferente a la de la piel, en la que abundan los astrocitos, células gliales del SNC que dan apoyo a las neuronas. De ahí que la cicatriz se conozca como ‘cicatriz glial’. Ahora, investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), han descubierto que los pericitos, células del sistema sanguíneo, también desempeñan un importante papel en la formación de cicatrices.
Los resultados, publicados esta semana en la revista Science, revelan que estas células se dividen tras una herida y crean una masa de tejido conectivo que, como si de un hilo de coser se tratara, migra hacia la lesión para formar la cicatriz. El estudio señala, asimismo, que estas células son necesarias para recuperar todo el tejido, ya que su ausencia crea ‘agujeros’ en él e impide una cicatrización correcta.
"Conocer el origen de la gran población de células que forman las cicatrices tras una lesión en la médula espinal es esencial para poder manipular este proceso y facilitar la regeneración”, declara a SINC Christian Göritz, autor principal del estudio e investigador del departamento de Biología Celular y Molecular del Instituto Karolisnka de Estocolmo (Suecia).
Facilitar la cicatrización
Durante años, los científicos se han concentrado en las células gliales para entender cómo se forman las cicatrices tras una lesión en el SNC y facilitar, así, la recuperación del tejido afectado. Tras descubrir que los pericitos también intervienen en este proceso, Göritz cree que “ahora se deben fijar estrategias para modular estas células y facilitar la cicatrización”.
Para realizar el estudio, los investigadores usaron ratones genéticamente modificados y observaron la reacción de los pericitos ante una lesión en la médula espinal durante siete meses. Transcurridos nueve días, el número de células aumentó un 25% en la zona de la lesión y, dos semanas después, el doble. Sin embargo, cuando los científicos limitaron la cantidad de pericitos, las lesiones permanecieron abiertas.

Noticias relacionadas

20 Apr 2011 - Actualidad

Los accidentes de tráfico provocan la mitad de las lesiones medulares

La Fundación Lesionado Medular y Obra Social Caja Madrid han puesto en marcha la primera residencia monográfica para el lesionado medular de España.

16 Dec 2010 - Actualidad

Un nuevo dispositivo permite a los usuarios de silla de ruedas caminar y subir escaleras

El aparato funciona con un motor eléctrico que, mediante una serie de sensores y motores, permite a las personas con lesión medular levantarse, andar y subir y bajar escaleras a voluntad.

20 Aug 2010 - Actualidad

Células madre consiguen que ratas con lesiones medulares mejoren su movimiento

Científicos estadounidenses utilizaron células madre desarrolladas por la compañía StemCells, con las que se prevé iniciar ensayos clínicos el próximo año

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?