Jueves, 22 de Octubre del 2020

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'THE JOURNAL OF THE ROYAL SOCIETY'

Diseñan bacterias con capacidad de aprendizaje asociativo para el tratamiento de enfermedades

JANO.es · 26 abril 2017

Investigadores de la Universidad Pompeu Fabra crean un circuito bacteriano que responde al aprendizaje asociativo: ante un estímulo determinado, las bacterias muestran un comportamiento condicionado.

Un equipo científico, liderado por Ricard Solé, profesor ICREA de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), ha demostrado la posibilidad de diseñar bacterias que desarrollen un aprendizaje asociativo, es decir, que muestren una respuesta condicionada ante un estímulo determinado. Solé y sus colegas han creado circuitos de bacterias que responden al mismo condicionamiento que el del experimento de Iván Pávlov. Los resultados se publican en The Journal of the Royal Society.

Estos expertos plantean el uso de bacterias modificadas genéticamente como una forma de controlar la respuesta del microbioma ante diversos estímulos y como herramienta para desarrollar nuevas terapias. Dado que estas bacterias modificadas pueden crear y borrar memorias y asociar distintas señales entre sí, es posible conseguir que aprendan asociaciones en las que, por ejemplo, liberen un fármaco en situación de enfermedad y dejen de hacerlo cuando sea necesario.

Este estudio demuestra que las bacterias no solo podrán producir un fármaco, sino que además serán capaces de decidir cuándo deben hacerlo. “Las relacionadas con el microbioma suelen ser enfermedades complejas que necesitan bacterias ‘inteligentes’, capaces de liberar un fármaco cuando las condiciones lo requieran, pero también inhibirse cuando la situación mejore”, comenta Solé, líder del Laboratorio de Sistemas Complejos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), un centro mixto de la UPF y el CSIC.

“Si tenemos en cuenta la comunicación cruzada que se da entre las células microbianas y humanas, sobre todo entre el microbioma intestinal y los sistemas nervioso e inmunológico, se hace más evidente la utilidad de rediseñar, cuando sea necesario, el ecosistema microbiano”, añade.

El aprendizaje asociativo es un elemento clave para la adaptación al ambiente. Sin embargo, se trata de una habilidad comúnmente observada en organismos que poseen sistema nervioso. La posibilidad de trasladar esta capacidad a organismos tan simples como las bacterias abre un amplio abanico de opciones en el mundo de la biomedicina y, tal como apuntan los autores, a otros campos tan dispares como la reparación de ecosistemas amenazados.

Bioingeniería aplicada al microbioma

Más de 100 billones de bacterias se hospedan en cada uno de nosotros, localizándose sobre todo en la piel y el intestino. Es la llamada microbiota o microbioma, con la que hemos establecido a lo largo de la evolución una relación simbiótica: nosotros le proporcionamos hogar y comida y ella nos ayuda en la digestión de alimentos y nos protege contra infecciones nocivas.

El interés por la microbiota ha ido creciendo en los últimos años, sobre todo a raíz del descubrimiento de su vinculación con enfermedades como el cáncer o la diabetes e incluso con las alergias y el envejecimiento. Dada su importancia en la salud humana, no es de extrañar que los científicos se planteen el uso de nuevas técnicas de bioingeniería para detectar y curar enfermedades relacionadas con este complejo ecosistema. 

Noticias relacionadas

02 Mar 2017 - Actualidad

Hallada una miniproteína que alerta a las bacterias del estrés

El descubrimiento, con participación del CSIC, se ha llevado a cabo mediante la identificación masiva de la posición inicial de síntesis de las proteínas de un organismo.

10 Nov 2016 - Actualidad

Relacionan los microbios intestinales con la respuesta de inmunoterapia en pacientes con melanoma maligno

Científicos de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, concluyen que las personas con melanoma avanzado cuyo cáncer responde a la inmunoterapia presentan más diversidad en los tipos de bacterias del intestino.

17 Aug 2016 - Actualidad

Crean nanorrobots que navegan por el torrente sanguíneo y administran un fármaco a células tumorales

Estos nanorobots se componen de más de 100 millones de bacterias flageladas y cargadas con fármacos, y cuya fuerza propulsora es lo suficientemente fuerte como para viajar de forma "eficiente" y entrar en el interior de los tumores.

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?