Jueves, 19 de Septiembre del 2019

Últimas noticias

ESTUDIO PUBLICADO EN 'EUROPEAN HEART JOURNAL'

Disminuyen en Europa las tasas de muerte por enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular

JANO.es · 20 agosto 2014

Según revela un estudio, en algunos países de Europa del Este, como Rusia y Ucrania, la tasa de mortalidad por enfermedad coronaria en personas de 55 a 60 años es mayor que la equivalente en Francia para personas 20 años más viejas.

Las muertes por enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares están disminuyendo en general en Europa, aunque a ritmos diferentes, según concluye un estudio publicado European Heart Journal. El trabajo revela que en ciertos países los fallecimientos por cáncer en los hombres han superado a los provocados por enfermedades cardiovasculares (ECV).

La investigación muestra que las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares (enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos) varían enormemente. Por ejemplo, en algunos países de Europa del Este, como Rusia y Ucrania, la tasa de mortalidad por enfermedad coronaria en personas de 55 a 60 años es mayor que la equivalente en Francia para personas 20 años más viejas.

Así, las tasas de mortalidad por ECV ajustadas por edad para los hombres y mujeres de todas las edades eran seis veces mayores en Rusia que en Francia. En 2010, fallecieron en Rusia a causa de ECV 915 hombres y 517 mujeres por 100.000 habitantes, mientras que en Francia las tasas fueron de 150 y 87 por 100.000 habitantes, respectivamente.

En Reino Unido las tasas de mortalidad por ECV para 2010 fueron de 205 y 129 por 100.000 hombres y mujeres, respectivamente. En general, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte entre los europeos frente a cualquier otra enfermedad, y, en muchos países, provoca el doble de muertes que el cáncer.

Sin embargo, el estudio, dirigido por Melanie Nichols, investigadora del 'British Heart Foundation Centre on Population Approaches for Non-Communicable Disease Prevention' de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y de la Universidad de Deakin, en Australia, reveló que en algunos países el cáncer está causando ahora más muertes que las enfermedades del corazón en los hombres: Bélgica, Dinamarca, Francia, Israel, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, España y San Marino.

Además, por primera vez, el cáncer también ha ganado a las enfermedades cardiovasculares como la principal causa de muerte entre las mujeres en un país europeo: Dinamarca. "La razón por la cual el cáncer ha superado a las enfermedades cardiovasculares como la principal causa de muerte en estos países se debe al hecho de que menos personas desarrollan la enfermedad cardiovascular, y entre los que la padecen, mueren menos a causa de ella", argumenta el coautor Nick Townsend, investigador senior en el 'British Heart Foundation Centre on Population Approaches for Non-Communicable Disease Prevention'.

A su juicio, probablemente se debe a las mejoras en los comportamientos que se consideran factores de riesgo asociados con las enfermedades cardiovasculares, tales como la disminución de la cantidad de gente que fuma tabaco, junto con mejores tratamientos, incluyendo terapias preventivas, como el creciente uso de estatinas. Sin embargo, alerta de que el incremento de algunos factores de riesgo, como los niveles de obesidad, sugiere que dicha tendencia puede estar en peligro de revertir.

El equipo de autores de este trabajo analizó las tendencias de la mortalidad por ECV durante un periodo de diez años hasta el año más reciente disponible, (2010-2012 para la mayoría de los países), en 52 de los 53 países europeos (no había datos de Andorra). Se investigó el número total de muertes para todas las edades y también las que podrían ser clasificadas como "prematuras": antes de los 65 años y antes de los 75.

Los datos del último año disponible mostraron que había algo más de cuatro millones de muertes (1,9 millones de hombres y 2,2 millones de mujeres) por ECV, cerca de la mitad de todas las muertes en Europa. Esta cifra estaba compuesta por 1,8 millones de muertes por enfermedad cardiaca coronaria, un millón por enfermedad cerebrovascular (ictus) y 1,2 millones por otras enfermedades cardiovasculares.

Poco menos de un millón de hombres falleció antes de cumplir los 75 y medio millón antes de los 65 años, mientras que en el caso de las mujeres, medio millón murió antes de cumplir los 75 y poco más de 200.000, antes de los 65 años. Tres de cada diez fallecimientos de europeos menores de 65 fueron causados por enfermedades cardiovasculares, al igual que el 37% de todos los decesos que se producen antes de los 75 años.

"La proporción de mujeres que mueren por enfermedad cardiovascular es mucho mayor que los hombres: el 51% frente al 42%, una diferencia que se debe principalmente a una mayor tasa de accidente cerebrovascular y otras enfermedades cardiovasculares entre las mujeres. Había muy poca diferencia en las tasas de enfermedad coronaria entre hombres y mujeres: 20% frente a 21%, respectivamente", detalla Townsend.

En general, los científicos dicen que las tasas de mortalidad por ECV están disminuyendo en la mayoría, pero no en todos los países europeos. Las tendencias también han ido a la baja para lo que se conoce como "las tasas de letalidad", es decir, el porcentaje de personas que son diagnosticadas con una enfermedad y mueren a causa de la patología en un plazo determinado.

Aumentan los ingresos hospitalarios por ECV

En los 25 países para los que había datos, se registró una reducción media anual del 5% de las personas que mueren después de ser ingresadas en el hospital con un ataque al corazón en los últimos cinco años. Por otro lado, las tasas de personas ingresadas en centros hospitalarios por enfermedades cardiovasculares han aumentado, lo que probablemente refleja el impacto de un número creciente de individuos de edad avanzada en la población.

En su artículo, los autores concluyen: "A nivel mundial, se han producido algunos momentos de la historia durante los cuales las ENT [enfermedades no transmisibles] han disfrutado de un lugar prominente en la atención mundial, con la patología cardiovascular en la vanguardia de la actividad. A pesar de esto, ha habido poco compromiso a nivel nacional o regional por un mayor seguimiento y más información de los factores de riesgo y los resultados de la enfermedad cardiovascular".

A su juicio, queda claro que en muchos países de Europa, la mortalidad por ECV ha seguido disminuyendo considerablemente en los últimos años. "En estos países (en su mayoría de altos ingresos), se acerca rápidamente un 'punto de inflexión', cuando las muertes por cáncer sean más numerosas que las provocadas por enfermedades cardiovasculares, especialmente entre los hombres. Sin embargo, en muchos otros países, la carga de ECV es superior al cáncer, y una gran proporción de personas perderá sus vidas prematuramente por la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares".

Noticias relacionadas

06 Jun 2014 - Actualidad

La enfermedad tromboembólica venosa provoca cada año 500.000 muertes en Europa

En España, la ETV es la tercera causa de muerte cardiovascular, tras el infarto agudo de miocardio e ictus, y sus costes rondan los 12.000 euros por persona y año.

29 May 2014 - Actualidad

Las dolencias cardiovasculares son responsables de 1 de cada 4 muertes en España

SEMERGEN advierte de la importancia de la atención primaria para atajar la incidencia de estas patologías.

14 May 2014 - Actualidad

En 2030 el 9,5% de los europeos tendrá diabetes, enfermedad que afecta ya al 8% de la población

Los problemas cardiovasculares constituyen aproximadamente el 65% de las causas de muerte entre los pacientes diabéticos.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?