Sábado, 02 de Marzo del 2024

Últimas noticias

ENCUENTRO CIENTÍFICO 'SUMA AIRE, RESPIRA VIDA'

El control de los síntomas matutinos de la EPOC propicia una mayor calidad de vida de los pacientes

JANO.es · 28 enero 2013

Los estudios GLOW 1, 2 y 3 demuestran que el glicopirronio mejora la función pulmonar durante 24 horas comparado con placebo, con un inicio de acción rápido en desde la primera dosis y una mayor tolerancia al ejercicio.

Cerca de 2.000 profesionales sanitarios de todo el país se dan cita en el encuentro ‘Suma Aire, Respira Vida', organizdo por Novartis, para debatir en torno a los principales retos en el abordaje de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades respiratorias afectan anualmente a más de un 20% de la población5. En concreto, la EPOC afecta en España al 10,2% de la población adulta comprendida entre los 40 y los 80 años, y causa 18.000 muertes al año. Se prevé, además, que esta patología sea la tercera causa de muerte en 2030.

En palabras de la Dra. Pilar de Lucas, presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “las previsiones indican que el envejecimiento máximo de la población española se alcanzará alrededor de 2060, lo que conllevará un incremento de la población en riesgo de padecer EPOC. Por este motivo, resulta lógico proyectar que en España vamos a asistir a una verdadera epidemia de esta patología durante los próximos años”.

La EPOC es una patología crónica, de manera que sus principales síntomas, que son la disnea, la fatiga y la limitación al ejercicio, persisten en el tiempo y afectan al desarrollo normal de la actividad diaria de los pacientes que la sufren.

“Todos los aspectos de la vida normal de una persona adulta se ven afectados por los síntomas de la patología, sobre todo por la falta de aire. Los pacientes se dan cuenta de que no son capaces de realizar esfuerzos, de manera que van adaptando su vida y evitan ciertas actividades. De este modo, hay una relación directa entre la intensidad de los síntomas de la EPOC y el empeoramiento de la calidad de vida del paciente”, señala el Dr. Marc Miravitlles, coordinador del encuentro e investigador senior del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Vall d'Hebron.

Los expertos hacen hincapié en la necesidad de individualizar el manejo del paciente y la importancia de conocer la variabilidad temporal de los síntomas crónicos, sobre todo durante las primeras horas del día, para mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el impacto de la sintomatología.

Control de los síntomas matutinos

Contrariamente a la idea general de que los síntomas crónicos de la EPOC son uniformes, estudios recientes prueban que son especialmente relevantes durante las primeras horas del día.

“Antes creíamos que la percepción de los síntomas que tiene el paciente con EPOC es estable, interrumpida solo por las agudizaciones, pero hoy sabemos que dicha percepción es variable en el tiempo, tanto durante el año, como durante los días de la semana y las horas del día”, indica el Dr. José Luis López Campos, neumólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Por su parte, el Dr. Miravitlles añade: “Diferentes estudios indican que el paciente se encuentra peor y más afectado por la enfermedad durante la mañana. Esto se debe, en primer lugar, a que al levantarse el tono bronquial es más alto, lo que implica que el paciente tiene una mayor dificultad para respirar, y que, tras horas en posición horizontal, éste acumula más secreciones y tiene más dificultad para expulsarlas. Y, en segundo lugar, a que las primeras horas del día son en las que el paciente requiere más actividad física para levantarse, preparar el desayuno, asearse, etc.”

Tratamientos de inicio rápido

La percepción de los síntomas por parte del paciente se presenta como una variable importante tanto para evaluar su bienestar como para determinar la mejor opción terapéutica. En relación con este aspecto, tienen un papel destacado los nuevos fármacos de inicio rápido en la mejora del control de los síntomas matutinos.

La Comisión Europea aprobó NVA237 (glicopirronio) basándose en los resultados de los ensayos GLOW de fase III de Novartis, en los que se demostró la seguridad y la eficacia de 44 µg de glicopirronio. En estos ensayos participaron 1.996 pacientes con EPOC de todo el mundo, muchos de ellos de países de la UE, que necesitaban tratamiento de mantenimiento.

Los resultados de fase III de los estudios GLOW 1, 2 y 3 han demostrado que NVA237 (glicopirronio) mejora la función pulmonar durante 24 horas comparado con placebo con un inicio de acción rápido desde la primera dosis y una mayor tolerancia al ejercicio.

A este respecto, y según el Dr. López Campos, “las nuevas estrategias de abordaje del paciente tienen novedades destacadas. En primer lugar, se refuerza de manera notable la importancia del tratamiento broncodilatador como tratamiento de base para todos los casos. Así, por un lado se establece claramente el tratamiento broncodilatador de mantenimiento como un tratamiento de primera línea y, además, los nuevo estudios disponibles indican que en aquellos caso que persiste la sintomatología, la adición de un segundo broncodilatador aporta importantes beneficios clínicos”.

Abordaje individualizado

A pesar de tratarse de una única enfermedad, la EPOC presenta diversas expresiones clínicas, los llamados fenotipos clínicos, tanto en lo relativo a la gravedad como en la sintomatología que manifiestan los pacientes.

“Para poder abordar la enfermedad de la forma más adecuada y eficiente, las diferencias en la expresión de la enfermedad se agrupan en fenotipos clínicos, para los cuales se establece un tratamiento individualizado”, señala el Dr. Bernardino Alcázar, coordinador del Área EPOC de la SEPAR.

Otro de los elementos destacados por los expertos es el impacto positivo del abordaje individualizado en la calidad de vida del paciente. En palabras del propio Dr. Alcázar, “la individualización posibilita que el paciente reciba el tratamiento óptimo con el menor número de efectos secundarios, controlando además la enfermedad y evitando la aparición de riesgos futuros”.

En este sentido, cabe destacar la contribución realizada por la SEPAR con la publicación de la nueva Guía GesEPOC. Tal y como ilustra la Dra. de Lucas, “la nueva Guía Española de la EPOC ha sido muy innovadora en la apuesta por un tratamiento más personalizado del paciente”.

Retos de futuro

Los datos de prevalencia de la EPOC se ven afectados por un elevado infradiagnóstico, que en España se sitúa en el 73%. Esto supone que más de un millón y medio de españoles no saben que padecen la patología. Un diagnóstico tardío, además, agrava el pronóstico de patología e impacta en el coste asociado a la enfermedad. De ahí que la necesidad de incrementar el porcentaje de diagnóstico de la EPOC sea uno de los grandes retos de futuro para los profesionales sanitarios.

Otro de los principales desafíos es el aumento de la cronicidad. Tal y como ha expuesto la Dra. de Lucas, “es absolutamente imprescindible orientar nuestro sistema asistencial hacia una atención eficiente y de excelencia a los pacientes con EPOC, algo que no puede llevarse a cabo sin la total implicación de todos los profesionales sanitarios”.

Noticias relacionadas

16 Jan 2013 - Actualidad

Los pacientes con EPOC presentan un riesgo tres veces mayor de contraer infecciones bacterianas peligrosas

Un estudio sueco muestra que estos pacientes presentan un riesgo tres veces mayor que el de la población general de desarrollar tuberculosis activa, así como mayores probabilidades de padecer meningitis y septicemia.

20 Nov 2012 - Actualidad

Presentado un programa para reducir el abandono del tratamiento de los pacientes con EPOC

El objetivo del proyecto, pionero en España, es que los pacientes entiendan mejor su enfermedad y adopten rutinas para cumplir con la terapia.

12 Nov 2012 - Actualidad

Los tratamientos de la EPOC cuestan al Estado 3.000 millones de euros al año

El gasto asistencial medio por paciente, desde el diagnóstico hasta el fallecimiento, se cifra en 9.730 euros cuando el diagnóstico es temprano, y sobrepasa los 43.700 euros cuando es tardío.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?