Jueves, 22 de Octubre del 2020

Últimas noticias

AYUDA A COMBATIR EL DOLOR Y EVITA EL ANQUILOSAMIENTO

El deporte, clave en el tratamiento de las enfermedades reumáticas

JANO.es · 03 abril 2014

Según los expertos reunidos en el 1er Encuentro LIRE 2014 (proyecto 'Tú también puedes'), sólo un tercio de los pacientes con espondilitis anquilosante realiza ejercicio de forma habitual.

El ejercicio y la práctica deportiva mejoran de forma significativa la calidad de vida del paciente con alguna enfermedad reumática, ya que sus beneficios van más allá de los puramente físicos. “Se ha constatado que son beneficiosos para la ansiedad y la depresión, el ritmo y la calidad del sueño y la valoración global de la enfermedad por parte del paciente”, señala el Dr. Pedro Zarco, jefe de la Unidad de Reumatología del Hospital Fundación Alcorcón y coordinador del Grupo para el estudio de la Espondiloartritis de la Sociedad Española de Reumatología (GRESSER), que participa en el 1er Encuentro LIRE 2014 proyecto 'Tú también puedes'. El deporte y las enfermedades reumáticas'.

La presentación del proyecto, que ha corrido a cargo de Benito Martos, presidente de la Liga Reumatológica Española (LIRE), y de Pedro Plazuelo, presidente de Coordinadora Española de Asociaciones de Espondilitis (CEDAE), y de D. Santiago Muñoz, presidente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), se ha llevado a cabo dentro del marco de unas jornadas que se han celebrado hoy en Madrid y donde se han dado cita los especialistas implicados en el tratamiento de las enfermedades reumáticas y los pacientes que las sufren. Durante la reunión, se han debatido aspectos relativos a la importancia de la actividad física y del deporte en el manejo de la enfermedad, sobre todo en mantener la calidad de vida de los pacientes. El Dr. Zarco ha sido el encargado de comentar el efecto de la actividad física y el deporte en la enfermedades reumáticas y ha recordado que tan sólo un tercio de los pacientes con enfermedades reumáticas realiza ejercicio de forma habitual, es decir, unos tres días a la semana.

Los beneficios son múltiples, pero básicamente, el reumatólogo los resume en que ayuda a mantener y mejorar la calidad del hueso, el músculo y las articulaciones, disminuye el dolor y la rigidez, mejora la movilidad articular y la situación funcional, aumenta la fuerza muscular y la masa ósea y reduce el riesgo de caídas, mejora la forma física, reduce la tensión arterial y el sobrepeso, mejora el perfil lipídico y la composición corporal y disminuye el riesgo cardiovascular

Tal como ha asegurado Josechu Elosúa, a quien le diagnosticaron hace más de 20 años espondilitis anquilosante, "si no hubiese hecho deporte, estaría en una silla de ruedas. El ejercicio físico regular me ha dado movilidad, elasticidad y ganas de seguir para adelante”.

La vida de Juan Vázquez también gira en torno al deporte. “El ejercicio es el principal remedio a mis problemas con la enfermedad, no sólo me sirve para aliviar los dolores, sino que también me hace salir de casa y evitar pensar en ella. La espondilitis anquilosante es una enfermedad complicada, porque es muy dolorosa; así que salir a correr, a nadar o a montar en bici. Todo esto te despeja la mente y también te hace olvidar un poco los males que sufrimos”.

Para el nadador Jacobo Parages, el deporte es una de las principales razones para que la enfermedad no le pueda, ”para conseguir combatirla y ser más fuerte que ella. Para mi nadar alivia mis dolores, evita el anquilosamiento y, sobre todo, oxigena mi mente, algo fundamental cuando se tiene una enfermedad crónica, como la espondilitis anquilosante”.

Juan Pablo, por su parte, no lleva un ritmo de entrenamientos tan pautado como el de sus compañeros, pero desde hace años practica senderismo. “Físicamente, impide la tendencia al anquilosamiento, ampliando el movimiento articular todo lo posible, es como una manera de estar preparado para un futuro incierto y psicológicamente, es una gran ayuda emocional, te hace más fuerte emocionalmente para superar la enfermedad, mejora las sensaciones y se descubren otras nuevas”.

Percepción de la enfermedad

El Dr. Pedro Zarco recuerda que un aspecto fundamental de la enfermedad en los pacientes reumáticos y especialmente en la patología reumática crónica es la percepción de la enfermedad por el propio enfermo y la repercusión que ello provoca sobre su calidad de vida. “Según estudios recientes, se ha podido comprobar que el ejercicio aeróbico regular puede ser eficaz para reducir la inflamación crónica. Estos resultados todavía son muy preliminares y no se dispone de información suficiente respecto al tipo, intensidad y frecuencia de los ejercicios y su aplicación a patologías concretas”.

Asimismo el reumatólogo apunta a que “la incorporación de pautas de ejercicio al tratamiento del paciente reumático no implica, inicialmente, la modificación de la terapia farmacológica que está recibiendo. Sin embargo, la mejoría de estos parámetros, en los que puede contribuir el ejercicio, sí puede motivar el ajuste del tratamiento”.

Así, las recomendaciones sobre el deporte se deben adaptar a cada enfermedad, al estado evolutivo, a la situación específica de cada paciente y a su experiencia previa con el ejercicio o la práctica deportiva. Como norma general y especialmente en aquellos pacientes que no han realizado ejercicio previamente, “es muy importante comenzar de forma progresiva con un ejercicio suave de forma regular e ir incrementándolo y modificándolo según tolerancia y preferencias del enfermo, valorando el grado de cumplimiento y las dificultades que se puedan presentar para su ejecución. Por eso, la relación del médico con el paciente es fundamental para comentar aspectos relativos a la relevancia del ejercicio en su patología concreta, para aportar las pautas generales iniciales de ejercicio adaptadas a cada caso, así como la valoración del cumplimiento, su eficacia y las posibles soluciones a las barreras que se presenten”, asegura el reumatólogo.

El proyecto 'Tú también puedes' está impulsado por la Liga Reumatológica Española (LIRE) y la Fundación Josechu Elosúa y tiene como objetivo potenciar la práctica del deporte en pacientes con enfermedades reumáticas. “Este proyecto queremos llevarlo por todo el territorio Español, con el apoyo de nuestras asociaciones. Durante todo el año iremos informando las fechas y las ciudades en las cuales presentaremos el proyecto y así poder convencer a los enfermos reumáticos de todas las patologías de que el deporte puede ser una ayuda para convivir mejor con su enfermedad. En 2014 nos centraremos en enfermos de espondilitis y el próximo lo dedicaremos a otras de nuestras patologías”, indica Martos, presidente de LIRE.

Noticias relacionadas

04 Apr 2013 - Actualidad

La ayuda psicosocial, principal demanda de los pacientes con espondilitis anquilosante

Según los expertos, un gran número de pacientes solicita apoyo psicológico y emocional para afrontar los cuadros de ansiedad, depresión y angustia que suelen surgir después del diagnóstico.

18 Feb 2013 - Actualidad

Los pacientes informados obtienen más beneficio del tratamiento

Un estudio identificará las creencias e inquietudes, respecto al tratamiento, de pacientes con psoriasis, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis psoriásica, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante.

03 Oct 2012 - Actualidad

El tratamiento temprano de la espondilitis anquilosante ayuda a evitar la discapacidad

Gracias a las resonancias magnéticas, se identifican lesiones diagnósticas en la articulación sacroilíaca hasta en un 70 u 80% de los casos.

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?