Martes, 16 de Abril del 2024

Últimas noticias

ATENCIÓN PRIMARIA

El dolor representa el 40-60% de las consultas en AP

JANO.es y agencias · 07 marzo 2008

La SEMERGEN y la Sociedad Española del Dolor celebran en Santiago de Compostela las III Jornadas Nacionales de Tratamientos del Dolor en Atención Primaria

Los análisis de laboratorio representan una parte importante y creciente del gasto sanitario. Así, y por poner algunos ejemplos, en Suecia el coste total anual de los análisis clínicos se aproxima a 728 millones de euros, y en el Reino Unido a 2.960 millones. En Ontario (Canadá) el coste del uso del laboratorio se incrementó un 130% en un período de 16 años.

Se ha estimado que entre un tercio y la mitad de las pruebas solicitadas no contribuyen a la resolución de problemas diagnósticos o terapéuticos en pacientes individuales, y aunque el coste por análisis suele ser bajo para los de rutina, se hacen tantos, con tanta frecuencia y en tal grado de combinaciones que no es extraño que el resultado total suponga sumas considerables.

La opinión más extendida respecto a las causas de dicho gasto creciente es el uso excesivo del laboratorio, por inadecuado o innecesario, y se invocan múltiples razones para explicarlo.

Pruebas frente a habilidad clínica

Para José Rodríguez-Espinosa, la complejidad de la medicina moderna y sus exigencias en el sector público han conducido a que las intervenciones médicas dependan más de las pruebas diagnósticas que de la habilidad clínica: “Al parecer, ya no hay tiempo para realizar una completa historia y exploración clínicas, o quizá no merece la pena emplearlo en esto cuando se dispone de la tecnología que puede sustituirlas midiendo magnitudes indicadoras de la presencia o ausencia de enfermedad. Si a ello añadimos que esta tecnología produce resultados de modo automático y con brevísimos tiempos de respuesta, el despilfarro y la irracionalidad estarán servidos”.

Poner remedio

Así lo explica José Rodríguez-Espinosa, del Servicio de Bioquímica del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, en un artículo publicado en Medicina Clínica (Med Clin [Barc]. 2005;125:622-5). “Si, como todos los datos apuntan, parece cierto que se abusa de las pruebas de laboratorio, hay razones más que suficientes para tratar de remediarlo. Dos de ellas bastarían: las molestias innecesarias ocasionadas al paciente y los daños potenciales debidos al aumento de la probabilidad de aparición de resultados falsos positivos.”

A este respecto, Rodríguez-Espinosa recuerda que “si a un individuo sano le hacemos 10 pruebas de laboratorio la probabilidad de que uno de los resultados sea anormal será del 40%”, y resalta que otras razones para solucionar la actual situación “habría que buscarlas en el alto grado de ineficiencia del laboratorio debido a la sobrecarga innecesaria de trabajo y a su elevado coste, lo que, a su vez, provocaría ineficiencias en otros servicios, aumentando todavía más el gasto generado por éste”.

Para este experto, los gestores “parece que perciben el laboratorio como un centro de costes relativamente fácil de controlar. Tanto es así que, en los ambientes donde la gestión del laboratorio forma parte del temario de un máster o simplemente surge como tema de conversación, no es infrecuente oír cómo se recurre al símil de la lavandería para establecer comparaciones y justificar la adopción de medidas gerenciales de carácter estrictamente empresarial”.

Necesidad de interacción

Tal y como concluye su artículo José Rodríguez- Espinosa “desde el laboratorio resulta lamentable ver cómo gran parte de los esfuerzos realizados para optimizar sus recursos se van al garete al malbaratarlos en pruebas innecesarias o inapropiadas. De aquí el interés de sus facultativos por gestionar la demanda analítica, en proponer alternativas, identificar y desechar anticipadamente las pruebas que no se han demostrado capaces de influir directamente en el proceso diagnóstico. Los facultativos del laboratorio han de interaccionar, pues, con sus colegas clínicos y convencerlos de la necesidad de cambiar hábitos y patrones de solicitud analítica, así como consensuar la implementación de estrategias que optimicen su rendimiento diagnóstico. Tal actividad es uno de los productos más valiosos del laboratorio, pues con ella no sólo se obvian gastos innecesarios, sino también se evita que el clínico desvíe su atención de los problemas realmente importantes para el paciente.”

Noticias relacionadas

15 Feb 2008 - Actualidad

El dolor de espalda genera cada vez más costes

A pesar de ello, un estudio norteamericano publicado en "JAMA" concluye que el nivel de alivio del dolor no ha aumentado

06 Feb 2008 - Actualidad

El dolor crónico podría causar depresión

También puede provocar trastornos del sueño y una mayor dificultad para tomar decisiones, según sugiere un estudio de la Northwestern University que se publica en el “Journal of Neuroscience”

16 Jan 2008 - Actualidad

Técnica pionera para tratar el dolor crónico con anestesia epidural

Puesta en marcha en el Hospital Clínico Universitario de Valencia, emplea anestesia epidural para tratar el dolor crónico neuropático, mediante una estimulación directa en la médula espinal.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?