Sábado, 28 de Marzo del 2020

Últimas noticias

CIRUGÍA VASCULAR

El Hospital de Sant Pau lleva a cabo las primeras aterectomías orbitacionales del Sur de Europa

JANO.ES · 18 febrero 2020

Un equipo del Servicio de Cirugía Vascular y Angiología del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, formado por José María Romero y Olga Peypoch, liderado por el director del Servicio, José Román Escudero, y con la colaboración de Jordi Villalba, jefe clínico de la Sección de Radiología Intervencionista del Servicio de Diagnóstico por la Imagen de San Pablo, realizan por primera vez en el sur de Europa la aterectomía orbitacional. Se trata de una técnica mínimamente invasiva desarrollada por Cardiovascular Systems y OrbusNeich Medical que consiste en la introducción de un catéter que genera una fuerza centrífuga que hace que una corona recubierta de diamante orbite 360 ¿¿grados dentro la arteria para eliminar en menos de dos minutos las placas de cal (ateroma) del sistema arterial periférico. Este dispositivo permite distinguir las placas del tejido sano de las arterias. Hasta ahora se han realizado en San Pablo 15 casos.
 
En Europa la enfermedad afecta a entre el 4 y el 8% de la población mayor de 40 años y entre el 15 y el 20% de las personas mayores de 70 años. El aumento de la esperanza de vida hace que ésta sea cada vez más frecuente. La isquemia crítica de las extremidades es la etapa más avanzada de la enfermedad en la que los pacientes experimentan dolor intenso en reposo, úlceras que no cicatrizan o gangrena. Todo esto se produce debido al flujo sanguíneo insuficiente y al poco suministro de oxígeno a los tejidos de las extremidades inferiores. Los pacientes en esta etapa de la enfermedad tienen un alto riesgo de amputación de las extremidades inferiores, así como una reducida calidad de vida y una alta tasa de mortalidad.
 
La enfermedad arterial periférica se debe a la acumulación de placas en las arterias periféricas (aterosclerosis). La complejidad de la enfermedad aumenta a medida que las placas se calcifican, y esta calcificación se encuentra entre un 30 y un 50% de los pacientes. Estas cifras aumentan hasta el 80% a medida que aumenta la edad del paciente. Los factores de riesgo más críticos para la calcificación vascular son la edad y la hipertensión. La calcificación es especialmente habitual en los pacientes diabéticos o con insuficiencia renal crónica, lo que hace que sufran con más frecuencia amputaciones de las extremidades.

Esta enfermedad se caracteriza por el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis) que limitan el flujo sanguíneo y el transporte de oxígeno a los tejidos, a menudo en las piernas. La gravedad de la enfermedad crece a medida que las placas se calcifican más. Los síntomas de la enfermedad arterial periférica generalmente se manifiestan con dolor en las piernas mientras se camina, lo que se conoce como claudicación intermitente, y va aumentando progresivamente con sensación de ardor y úlceras que no se cierran. Esta enfermedad también puede ser asintomática.
 
Hasta ahora el tratamiento habitual para estos pacientes era la colocación endovascular de balones o stents para restablecer el flujo sanguíneo en las arterias bloqueadas. Sin embargo, las lesiones calcificadas son difíciles de tratar con estos procedimientos y a medida que aumenta la edad del paciente la tasa de complicaciones también sube.
 
Manejo de la enfermedad arterial periférica
 
El manejo clínico de esta enfermedad está destinado a disminuir los síntomas, mejorar la calidad de vida y disminuir el riesgo de episodios cardiovasculares o en las extremidades. Según la Sociedad Europea de Cirugía Vascular, el tratamiento tiene tres etapas:

- Modificaciones al estilo de vida y factores de riesgo.

- Terapia farmacológica.

- Intervenciones vasculares.

Las modificaciones en el estilo de vida incluyen: dejar de fumar, ejercicio, pérdida de peso y cambios en la dieta, así como manejo efectivo de la diabetes mellitus.

La farmacoterapia incluye fármacos hipolipemiantes (medicación para bajar el colesterol), antitrombóticos y antihipertensivos.

Las intervenciones vasculares pueden ser quirúrgicas abiertas, derivación vascular o bypass, amputación menor o mayor, intervenciones endovasculares (angioplastia con balón y colocación de stent).

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?