Lunes, 18 de Enero del 2021

Últimas noticias

CALIDAD DE VIDA

El optimismo es bueno para el corazón y la longevidad

JANO.es · 12 agosto 2009

Un estudio encuentra que en la gente alegre se observan menos enfermedades cardiovascular y menos muertes

Las mujeres que tienen una visión más negativa de la vida son más propensas a desarrollar problemas cardíacos que las que tienen una perspectiva más alegre y confiada, indica un estudio reciente.

El estudio proviene del Women's Health Initiative, que dio seguimiento a más de 97,000 mujeres estadounidenses posmenopáusicas por más de ocho a os.

"Además de estudiar las hormonas y su efecto sobre la enfermedad cardíaca y el cáncer, el estudio también examinó los factores psicológicos y sociales y la manera en que afectaban la salud de las mujeres posmenopáusicas", apuntó la Dra. Hilary A. Tindle, de la University of Pittsburgh (Estados Unidos), principal autora de un informe que aparece en la revista "Circulation". "Afortunadamente, tenemos muchísima información sobre el perfil psicológico en el momento en que entraron al estudio".

El optimismo se midió mediante un cuestionario que preguntaba a la mujer si estaba de acuerdo o no con afirmaciones como "en momentos inciertos, por lo general espero que suceda lo mejor". Las preguntas sobre el cinismo planteaban si se estaba de acuerdo con declaraciones como "es más fácil no confiar en nadie" y "con frecuencias he tenido que acatar órdenes de personas que no sabían tanto como yo".

Mujeres optimistas, mayor supervivencia

Las mujeres dentro del 25% superior de las puntuaciones tenían 9% menos de probabilidades de desarrollar enfermedad cardíaca, y 14% menos probabilidades de morir por cualquier causa. Las mujeres que tenían el grado más alto de hostilidad cínica tenían 16% más probabilidades de morir que aquellas que tenían más confianza en su prójimo.

La Dra.Tindle aseguró que es más probable que los resultados apliquen tanto a hombres como a mujeres, citando varios estudios anteriores, como un informe holandés de 2004 que se alaba que los hombres más optimistas morían de enfermedad cardíaca con menos frecuencia.

La Dra. Tindle apuntó que el nuevo hallazgo tiene varias explicaciones posibles. El dinero podría tener algo que ver, ya que "el optimismo se asocia con mayores ingresos y educación", se aló. Pero, curiosamente, "el estatus socioeconómico durante la juventud de la mujer se asociaba más claramente con el resultado que el estatus actual", dijo la Dra. Tindle.

Además, hay "tres categorías amplias de posibilidades", dijo. Una, relaciona a factores del estilo de vida. "Las mujeres optimistas tenían perfiles de riesgo más estables, menos presión arterial y diabetes", aseguró Dra. Tindle. "No fumaban tanto y tendían a hacer más ejercicio. Tal vez si riesgo más bajo esté asociado a una vida más sana".

También es posible que los optimistas sigan los consejos del médico de forma más constante. "Estudios previos han mostrado que los optimistas tienden a seguir las dietas que se les indican", anotó la Dra. Tindle.

O tal vez la perspectiva vital de una mujer afecte su respuesta al estrés, dijo la investigadora. El pesimismo y la hostilidad cínica podrían llevar a una presión arterial más elevada, una tasa cardíaca más alta, y otros factores físicos de riesgo, apuntó.

La Dra. Tindle aseguró que le gustaría evaluar todas esas posibilidades en un ensayo controlado. "Reclutaría individuos pesimistas, e intentaría alterar su perspectiva para ver si afecta su salud", dijo.

La autora indicó que es probable que la respuesta sea afirmativa. "Hasta el individuo más cínico y hostil puede cambiar, con el estímulo indicado. Es algo que veo todos los días", señaló.

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?