Sábado, 18 de Mayo del 2024

Últimas noticias

DIABETES

El tratamiento integral de la diabetes tipo 2 y su cumplimiento, claves para el control de la enfermedad

JANO.es · 05 julio 2010

Los expertos recuerdan la importancia de un adecuado control metabólico y un seguimiento médico para evitar el deterioro de órganos como los riñones o los ojos.

Actualmente, la diabetes está considerada como una de las principales causas de muerte debido al importante aumento del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular que un mal control de la diabetes puede conllevar. De hecho, más del 50% de los pacientes con diabetes fallecen de enfermedades cardiovasculares .

Con el objetivo de prevenir estas posibles complicaciones, resulta clave el abordaje integral de la enfermedad a través de una dieta saludable, actividad física regular, abandono del tabaco o el mantenimiento de un peso corporal dentro de los valores normales. Pero además, “es fundamental el cumplimiento adecuado de la terapia farmacológica que el médico haya recomendado al paciente.

En muchos casos, la enfermedad puede mantenerse controlada con medicamentos orales, solos o en combinación, aunque ocasionalmente también se puede necesitar tratamiento con insulina. Además, resulta fundamental intervenir precozmente al inicio de la enfermedad para conseguir los objetivos glucémicos lo antes posible”, asegura el doctor F. Javier Ampudia-Blasco, Médico Adjunto de la Unidad de Referencia de Diabetes, del Servicio de Endocrinología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Así lo expresó el experto durante simposio satélite al Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) celebrado en Valencia, bajo el título Cambios en la evolución de la diabetes tipo 2 con los inhibidores de la DPP-4.

Graves consecuencias
Sin el adecuado control metabólico y seguimiento médico, la diabetes se puede convertir en una enfermedad peligrosa no sólo por el alto riesgo cardiovascular que puede conllevar, sino también porque puede llegar a deteriorar ciertos órganos vitales del organismo como los riñones o los ojos, pero también puede afectar a los nervios periféricos y al sistema vascular. Estos daños son irreparables y pueden ocasionar ceguera, insuficiencia renal o úlceras en el pie (pie diabético) que pueden provocar la amputación de extremidades inferiores. 
La hiperglucemia mantenida y las hipoglucemias recurrentes son también la consecuencia de un cuidado inadecuado de esta enfermedad y, al mismo tiempo, indicadores de que la enfermedad no está bajo control.
Inhibidores de la DPP-4
Numerosas investigaciones científicas están poniendo a disposición de los clínicos tratamientos muy novedosos y eficaces para alcanzar y mantener los valores adecuados de glucosa. Entre ellos, los inhibidores de la DDP-4 adquieren especial relevancia por su innovación en el mecanismo de actuación en el organismo, ya que operan sobre las hormonas incretinas, producidas a nivel intestinal, para regular las concentraciones de glucosa. Además, se trata de fármacos con menos efectos secundarios que los tradicionales. El doctor Ampudia explica que “los inhibidores de DPP-4 tienen la ventaja de que permiten conseguir los objetivos glucémicos con bajo riesgo de hipoglucemia y además, con un efecto neutral sobre el peso. Esto resulta muy relevante porque la ganancia de peso suele acompañarse de un deterioro del control metabólico y una progresión de la enfermedad. Por ese motivo, estos fármacos están sustituyendo en gran medida a otros fármacos como las sulfonilureas”.
El inhibidor de la DPP-4 con mayor flexibilidad terapéutica es sitagliptina, ya que cuenta con la gama más amplia de indicaciones aprobadas . El alto grado de tolerabilidad del fármaco y sus amplias posibilidades de combinación con otros agentes han contribuido para alcanzar 11 indicaciones diferentes. Sitagliptina está indicada para los pacientes que están controlados inadecuadamente con dieta y ejercicio por sí solos, en los que el uso de metformina es inadecuado por intolerancia o contraindicación. Además también podrán beneficiarse de sitagliptina como terapia adicional a la insulina aquellos pacientes en los que la dieta, el ejercicio y una dosis estable de insulina no garanticen un adecuado control de la enfermedad. Por otro lado, sitagliptina puede combinarse con metformina, con una sulfonilurea o con un agonista PPARy cuando el paciente no ha logrado un resultado adecuado a través de estos agentes por sí solos, con dieta y ejercicio .

Noticias relacionadas

11 May 2010 - Actualidad

España es el país de Europa con mayor prevalencia de obesidad infantil

La presencia conjunta de diabetes tipo 2 y obesidad ha dado lugar a un nuevo concepto: la diabesidad.

22 Feb 2010 - Actualidad

La diabetes afectará a 366 millones de personas en 2030

Se estima que el 90% de los casos de diabetes tipo 2 es resultado de hábitos de vida poco saludables, según un estudio.

18 Jan 2010 - Actualidad

Cinco variantes genéticas aumentan el riesgo de diabetes tipo 2

En su identificación, publicada en “Nature Genetics”, ha participado un equipo español del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?