Jueves, 08 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

NUTRICIÓN

El yogur mejora la digestión de la lactosa

JANO.es · 27 octubre 2010

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria reconoce el carácter beneficioso de este tipo de lácteo en personas con dificultades en la absorción de la leche y sus derivados.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha confirmado esta semana el beneficio que ejerce el yogur sobre la digestión de la lactosa en personas con dificultades en su absorción. Según un comunicado de la EFSA, el panel de expertos ha considerado que este beneficio concreto del yogur tiene suficiente evidencia científica para corroborar el efecto.
La leche y sus derivados son los únicos alimentos ricos en lactosa que el organismo puede digerir gracias a la acción de una enzima que se produce en el intestino delgado, la lactasa. La mayoría de niños presenta una enorme cantidad de lactasa en el momento del nacimiento, y es a partir de los 3-5 años de edad cuando la mayor parte de la población experimenta una pérdida gradual de esta actividad enzimática, que puede llegar a dificultar la absorción de la lactosa en la edad adulta. Cuando la lactosa mal digerida llega al intestino grueso, puede aparecer flatulencia, dolor abdominal, hinchazón y diarrea. En España, entre un 36 y un 50% de la población adulta es intolerante a la lactosa, así como un 20% de la población infantil. 
Microorganismos que facilitan la digestión

Según la actual legislación española (Norma de Calidad BOE 18-2-2003), únicamente se puede denominar yogur al producto de la leche coagulada obtenida por fermentación láctica mediante la acción de dos bacterias: Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. Y es a este compuesto exclusivamente, al que se refiere la agencia europea.

Estos microorganismos productores de la fermentación láctica deben ser viables (es decir, capaces de reproducirse y de mantener todas sus características durante toda la vida útil del yogur, 28 días) y estar presentes en una cantidad mínima de 100 millones por g o ml de producto.
Diversos estudios han demostrado que en individuos con dificultad para digerir la lactosa, el yogur es mejor tolerado que la leche u otros lácteos, ya que las bacterias vivas presentes en él atenúan los síntomas de la intolerancia a la lactosa debido en parte a la presencia de β-galactosidasa (lactasa) liberada por ellas, así como por presentar un menor contenido de lactosa que la leche como consecuencia de la fermentación de esas bacterias lácticas.

Noticias relacionadas

23 Mar 2009 - Actualidad

Un yogur para acabar con el Helicobacter pylori

Incluye la IgY-ureasa, que ayuda al sistema inmune de las gallinas a combatir la bacteria

26 Nov 2008 - Actualidad

Investigadores españoles desarrollarán un yogur anticaries

Científicos del Centro Superior de Investigaciones en Salud Pública de Valencia anuncian haber aislado un inhibidor de la bacteria causante de la caries

05 Mar 2008 - Actualidad

Productos lácteos desnatados para controlar la presión arterial

Una investigación estadounidense muestra que las mujeres que habitualmente consumen leche o yogur desnatados presentan un menor riesgo de desarrollar hipertensión

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?