Sábado, 03 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

ENFERMEDADES MÚSCULO-ESQUELÉTICAS

En marcha un proyecto europeo para tratar la escoliosis sin recurrir al corsé ortopédico

JANO.es · 22 octubre 2012

El corsé se utiliza entre los 10 y los 15 para evitar la drástica solución quirúrgica que supone la colocación de una barra fijada a las vértebras con tornillos.

La Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), a través de su Instituto Universitario de Investigación en Enfermedades Músculo-Esqueléticas (IUEME), participa en un proyecto europeo de investigación para desarrollar una tecnología innovadora y "escasamente invasiva" capaz de evitar la progresión de la escoliosis idiomática.

Según ha informado el Arzobispado en un comunicado, la escoliosis idiopática adolescente es una deformidad progresiva de la columna vertebral de origen desconocido que afecta a cerca del tres por ciento de los niños del mundo de entre 10 y 16 años, principalmente niñas.

En la Comunitat Valenciana, son intervenidos quirúrgicamente unos 200 pacientes al año, si bien el número de adolescentes con escoliosis idiopática, o de origen desconocido, que se tratan habitualmente con corsés asciende a 2.000.

El corsé ortopédico se lleva durante la fase final de crecimiento del paciente, entre los 10 y los 15 años. Este procedimiento suele ser efectivo en la mayor parte de los casos porque detiene la progresión de la curvatura.

No obstante, el tratamiento "suele tener un impacto fuertemente negativo en los adolescentes, dado que llega a producir problemas psicológicos, desórdenes de comportamiento alimentario y otros problemas sociales y emocionales que reducen su calidad de vida". El corsé se utiliza durante unos cuatro años para evitar la drástica solución quirúrgica que supone la colocación de una barra fijada a las vértebras con tornillos.

El proyecto europeo 'StimulAIS' tratará ahora de desarrollar un nuevo sistema innovador en los tratamientos actuales, conservadores u ortopédicos de la escoliosis idiopática del adolescente, evitando así la cirugía abierta invasiva, según las mismas fuentes.

Consorcio europeo

El consorcio que desarrollará el proyecto investigador se encuentra formado por seis socios europeos, entre empresas y centros tecnológicos, entre los cuáles se encuentra la Universidad Católica de Valencia, como uno de los socios tecnológicos del mismo

El proyecto será liderado por la empresa española Tequir, S.L., experta en el desarrollo de productos sanitarios.

Entre los socios del proyecto, también se encuentran, como centros tecnológicos asociados, el Instituto de Biomecánica de Valencia y el Centro de Investigación Fraunhofer de Alemania. Las empresas que participaran junto a Tequir en el desarrollo de este innovador proyecto son la empresa Francesa Synimed, especialista en el desarrollo de técnicas instrumentales para la columna, y la empresa alemana Bentronic, especialista en la fabricación de dispositivos electromédicos.

Según el director del Instituto Universitario de Investigación en Enfermedades Músculo-Esqueléticas, Carlos Barrios, "tendrá una duración de dos años y representa un presupuesto mayor de un millón de euros". Barrios será el investigador clínico que dirigirá al equipo de especialistas de este instituto por parte de la Universidad Católica de Valencia.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?