Domingo, 19 de Mayo del 2024

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'ANNALS OF THE RHEUMATIC DISEASES'

Estudian el bloqueo de la respuesta en enfermedades inflamatorias como la arteritis de células gigantes

JANO.es · 19 julio 2016

En sendos trabajos, científicos del IDIBAPS exploran el potencial del interferón gamma como diana terapéutica, y desvelan la función de una de las subunidades de la proteína IL-23.

Dos estudios realizados por investigadores del grupo de Vasculitis Sistémicas del IDIBAPS, dirigido por Maria Cinta Cid, profundizan en diferentes mecanismos para bloquear la respuesta en enfermedades inflamatorias crónicas como la arteritis de células gigantes (ACG). 

La ACG es el tipo más frecuente de vasculitis sistémica primaria, se presenta a partir de los 50 años y se desconoce su origen. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las arterias. Las complicaciones más importantes son la pérdida de visión por oclusión de los vasos afectados, que ocasiona una importante dependencia y una disminución de la calidad de vida en el 15-20% de estos pacientes; y los aneurismas de aorta que se presentan hasta en un 30% de los pacientes.

La investigación en este tipo de enfermedades se centra en profundizar en el conocimiento de los mecanismos implicados en la perpetuación de la actividad inflamatoria para poder encontrar dianas terapéuticas para frenarla.

En el primer artículo, publicado en el Annals of the Rheumatic Diseases, los investigadores han estudiado qué papel desempeña el interferón gamma, una proteína que producen los linfocitos T y que activa a las células del sistema inmunitario, en la ACG. El trabajo se ha realizado con las secciones de la arteria temporal de 34 pacientes con ACG y 21 personas sanas, utilizadas en el diagnóstico de la enfermedad.

Mediante un sistema de cultivo en 3D de estas arterias, desarrollado por el mismo grupo, han demostrado el mecanismo por el que el interferón gamma mantiene la inflamación en las paredes arteriales.

"El interferón induce a las propias células de la pared vascular (células musculares lisas) a sintetizar unas moléculas denominadas quimiocinas, que reclutarán más células inmunitarias haciéndolas cómplices del proceso inflamatorio. También activa los macrófagos reclutados, con lo que se crean diferentes cascadas inflamatorias. Su bloqueo con un anticuerpo totalmente humano diseñado para uso terapéutico disminuye la expresión de estas moléculas y frena la progresión de la inflamación", explica Marc Corbera, primer firmante del artículo.

Terapias personalizadas

En el segundo trabajo, publicado en Science Signaling y realizado en colaboración con el National Institutes of Health (NIH), los investigadores han descubierto una nueva función proinflamatoria de la subunidad p19 de la IL-23. Hasta el momento se creía que la IL-23 solo era funcional cuando sus subunidades (p19 y p40) se secretaban unidas, en su mayoría por parte de células del sistema inmunitario.

El estudio demuestra que, cuando hay inflamación, las células endoteliales de los pequeños vasos que nutren las paredes de las arterias son capaces de producir p19 de manera aislada. Esta subunidad actúa de forma intracelular, es capaz de activar STAT-3 e inducir la producción de moléculas de adhesión que son imprescindibles para el reclutamiento de leucocitos, y la persistencia de la inflamación.

"Este trabajo rompe con la creencia de que la p19 solo es funcional unida a la p40", explica Georgina Espígol, coprimera firmante del trabajo, junto con Ester Planas. "Los ensayos clínicos actuales en enfermedades como la psoriasis o la espondilitis anquilopoyética, que aplican terapias con anticuerpos monoclonales para inhibir la IL23, es posible que no tengan efecto sobre la subunidad p19 intracelular, con lo que en algunos pacientes sería más interesante inhibir con otras moléculas las vías de señalización que resultan activadas", añade.

Noticias relacionadas

10 May 2016 - Actualidad

Identificada una proteína que debilita la barrera interna de los vasos sanguíneos durante los procesos inflamatorios

Se trata de RhoB, cuya expresión se incrementa 5 veces en respuesta a la citoquina inflamatoria TNF, una señal crucial en muchas patologías inflamatorias.

18 Jan 2016 - Actualidad

Hallan un mecanismo clave para contrarrestar las enfermedades inflamatorias

La investigación se centra en un subconjunto de células T, las células Th17, producen interleucina 17 (IL-17), una proteína de señalización (citoquina) que amplifica la respuesta inmune, y que está ligada a la patología autoinmune.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?