Sábado, 22 de Junio del 2024

Últimas noticias

TDAH

Expertos aconsejan que los niños con TDAH tengan el día ocupado durante las vacaciones

JANO.es · 23 julio 2012

El proyecto Pandah presenta un decálogo de recomendaciones para evitar que la ausencia de rutinas incremente los efectos del trastorno.

Más de un 5% de los niños padecen TDAH, un trastorno cuyos efectos se incrementan con los cambios de rutina propios del verano. Ahora, con objeto de que el TDAH no vaya a más en esta época, los especialistas que trabajan en el proyecto Pandah (Plan de Acción en TDAH), han elaborado un decálogo de recomendaciones.

----------------

Recomendaciones a los padres

1. Estructurar el tiempo

El Dr. César Soutullo, coordinador del proyecto Pandah y director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra aconseja que el niño "no pierda la noción de 'horarios', que no disponga de tiempo sin estructura. Aunque no sea tan estricta como durante el curso escolar, la rutina diaria es esencial". Muchas veces, añade Trinidad Bonet, psicóloga y miembro del comité científico de Pandah, "el problema radica en que los padres también estamos cansados de todo el curso escolar y del invierno, nos relajamos y no llegamos a seguir unas pautas ni orden durante las vacaciones".

2. Prevenir y organizar
Organizar actividades que les mantengan ocupados en vez de esperar que ellos se regulen solos.

3. Evitar situaciones descontroladas
“Lo principal es evitar situaciones donde la impulsividad inherente al TDAH pueda tener consecuencias negativas. Por ejemplo: si se aleja de los padres en una playa con mucha gente, o en un centro comercial y se pierde, es importante que pueda tener un sitio localizado (el puesto del socorrista, la fuente del centro del paseo...); en este sentido, les ayuda mucho tener un plan. También es importante que se aprenda nuestro móvil, o apuntárselo en la mano”, comenta el Dr. Soutullo.

4. Aprender a seguir órdenes jugando
“A los niños se les puede motivar con actividades donde ellos puedan participar. Por ejemplo, si se hace una barbacoa, pueden ayudar a recoger leña o ayudar en el jardín”, recomienda el Dr. Soutullo. Trinidad Bonet, por su parte, explica: “Estos niños están cansados de recibir órdenes y por eso son muy sensibles a ellas. Si esas órdenes se plantean como un juego, se consigue que aprendan a cumplir lo que les pedimos".

5. La importancia de mantener la medicación
“La medicación en general debe mantenerse también en verano, porque les ayuda en su maduración cerebral, a comprender mejor las normas, reducir el negativismo y además facilita que los pocos deberes que puedan tener en verano no se conviertan en una losa. En el caso de los niños que tienen efectos secundarios intensos, como apetito muy bajo con pérdida de peso, o retraso del crecimiento, es razonable parar durante un tiempo el tratamiento, siempre que esto no produzca el retorno de síntomas de TDAH que interfieran en la vida diaria del niño”, aclara el Dr. Soutullo.

6. Campamentos de verano
Los campamentos deportivos con actividades organizadas y preferiblemente no académicas, pueden hacerle ver que aunque no haya ido bien el colegio, en deporte, actividades artísticas o musicales puede ser de los mejores del grupo. “A la hora de elegir un campamento”, comenta Trinidad Bonet. “Todo niño con TDAH tiene una destreza diferente", añade; "hay niños que juegan muy bien al fútbol, o les encanta escalar, los malabares, el riesgo, o son verdaderos payasos. El verano es un buen momento para que ese niño desarrolle esa habilidad que durante el curso no ha podido practicar. Existen campamentos específicos para niños con TDAH que en momentos puntuales, por edad, gravedad, síntomas asociados pueden ser muy útiles."

7. Juegos
Los niños con TDAH pueden ser muy impulsivos y es bueno que aprendan a seguir órdenes  y reglas de una forma relajada y a través de los juegos. Según Bonet, “hay juegos que ayudan a estarse quieto, como andar como si fuéramos tortugas o jugar a ver quién es el primero que parpadea. Para seguir órdenes, podemos probar con 'Simón dice'.

8. Cumplir objetivos
Bonet aconseja: “Es bueno plantearle pequeños retos para que pueda ir cumpliéndolos. Uno de los objetos que pueden ayudar con esto son los relojes de arena o cronómetros".

9. Juegos de montaje
En niños pequeños, hay que animarles a realizar juegos de montaje de piezas que no lleven más de 10 minutos. Los mayores, de 8 o 9 años, pueden retarse a montar algo que les lleve no más de dos tardes. De esta manera, se marcan objetivos, se concentran en algo que les gusta, y reciben un juguete nuevo como premio.”

10. Recetas de cocina
Cocinar es una buena forma de aprender a seguir las reglas, ya que en esta ocasión el hecho de seguir los pasos de las recetas adecuadamente se traduce en un resultado.

Noticias relacionadas

16 Mar 2012 - Actualidad

El Vall d’Hebron inicia el mayor estudio farmacogenético sobre TDAH

El trabajo tiene como objetivo confirmar que la genética de cada individuo determina cómo se manifiesta la patología, cuál es la respuesta al tratamiento y cuál es el grado de predisposición a padecer otros trastornos.

14 Mar 2012 - Actualidad

El 80% de los pacientes pediátricos con apnea no están diagnosticados

El SAHS acaba provocando problemas en la conducta diurna del niño y repercute a nivel neurocognitivo, originando hiperactividad y trastorno por déficit de atención (TDAH).

28 Feb 2012 - Actualidad

Expertos en TDAH subrayan el impacto de este trastorno en todas las áreas de la vida del paciente

Técnicas de neuroimagen demuestran que los niños con TDAH presentan un deterioro cerebral en las zonas relacionadas con la atención y el autocontrol.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?