Sábado, 08 de Mayo del 2021

Últimas noticias

DIABETES

Expertos recuerdan a los diabéticos musulmanes el riesgo de ayunar

JANO.es · 05 julio 2013

En España, 1,67 millones de musulmanes están llamados al ayuno durante el Ramadán, que este año empieza el 9 de julio y termina el 8 de agosto.

“Los pacientes diabéticos que toman fármacos con capacidad hipoglucemiante, que decidan ayunar y, por tanto, no ingieran alimentos durante horas, pueden sufrir complicaciones agudas como hipoglucemias e hiperglucemias y, en casos extremos, una situación de gravedad que requiera el ingreso hospitalario”. Éstos son, según el Dr. Josep Franch, médico de familia del Centre de Salut Raval Sud (Barcelona), los principales riesgos a los que se enfrentan los musulmanes diabéticos que decidan cumplir con el ayuno que dicta su religión durante el mes del Ramadán, que este año empieza el 9 de julio y termina el 8 de agosto.

En España, hay algo más de 1.671.000 de musulmanes, siendo Cataluña (448.879), Andalucía (266.421) y la Comunidad de Madrid (249.643) las comunidades autónomas con más población musulmana. Teniendo en cuenta que, según el estudio Di@bet.es, la prevalencia de la diabetes tipo 2 en la población española mayor de 18 años se sitúa en el 13,8%2, se estima que alrededor de 230.000 personas diabéticas en nuestro país deben decidir si cumplen o no con el ayuno que les impone su religión, asumiendo así los riesgos y la responsabilidad que conlleva.

Como parte de su compromiso con la salud y con el objetivo de ayudar a estos pacientes en la toma y el manejo de esta decisión, la compañía farmacéutica MSD ha elaborado por segundo año consecutivo los materiales 'Las realidades del ayuno durante el Ramadán' para personas con diabetes tipo 2, donde se explican los riesgos así como los pasos a seguir para prepararse. Estos materiales, basados en las Recomendaciones para el manejo de la diabetes durante el Ramadán de la Asociación Americana de la Diabetes (ADA), cuentan con el aval de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE).

Consejo médico

Aunque se trata de una decisión personal, ésta debe tomarse con el consejo y el apoyo del médico. Según Ángel Cabrera, presidente de FEDE, “con la llegada del Ramadán, las personas musulmanas diabéticas que practican el ayuno deben extremar las precauciones, para no agravar su estado de salud. Pero lo fundamental, antes de nada, es trasladar a su médico su intención de ayunar, para recibir una orientación, ya que cada caso requiere siempre una individualización, sobre todo teniendo en cuenta su tratamiento: si es con insulina, o si es mediante alimentación y antidiabéticos orales”.

En la misma línea se pronuncia el Dr. Franch, quien explica que la evaluación médica previa permitirá dar a cada paciente las pautas personalizadas que le ayudarán a minimizar los riesgos, “aportándole toda la información sobre los fármacos que está tomando, la alimentación que debe seguir y la actividad física que debe realizar” apunta el doctor.

Comer de forma sana y equilibrada es una de las pautas recogidas en el material que se ha desarrollado para pacientes. Así, se recomienda comer alimentos como el trigo, la sémola y las judías durante el Suhoor (la comida antes de que salga el sol y empiece el ayuno)3, ya que se trata de “alimentos que contienen hidratos de carbono de absorción lenta y con alta proporción de fibra, que asegura un aporte lento de glucosa al organismo”, apunta el Dr. Franch.

Por el contrario, en el Iftaar (la comida que se realiza una vez se ha puesto el sol y con la que termina el ayuno), es aconsejable comer alimentos que liberen azúcar rápidamente, como la fruta, para ayudar a recuperar el nivel glucémico, y a continuación hidratos de carbono de acción lenta. Por último, es preferible evitar alimentos con un índice alto de grasas saturadas (manteca, samosas y pakoras) o azúcares e intentar dividir las calorías en varias comidas a lo largo de las horas en las que no se ayune.

Cómo reconocer una hipoglucemia

Confusión, mareo, somnolencia, aceleración del ritmo cardíaco, inquietud, dolor de cabeza, hambre, irritabilidad, sudoración y debilidad son los síntomas de la hipoglucemia, uno de los principales riesgos del ayuno. Ésta se produce cuando el nivel de glucosa en sangre disminuye demasiado como para cubrir las necesidades del cuerpo y se debe a los largos periodos de tiempo entre las comidas y los medicamentos; de ahí la importancia de comprobar el nivel glucémico con más frecuencia durante el ayuno.

“El nivel glucémico es un parámetro metabólico de gran importancia, porque se ha visto que, cuando desciende excesivamente, el organismo no puede utilizar la glucemia como fuente de energía y debe recurrir a otras sustancias, como las grasas, que son mucho más peligrosas. Un organismo con niveles bajos de glucosa no puede ejercer la mayoría de sus funciones, por lo que el paciente puede perder el conocimiento, y sufrir convulsiones, que requieren tratamiento de emergencia”, destaca el Dr. Franch.

El material informativo 'Realidades del ayuno durante el Ramadán', disponible en www.msd.es/pacientes, pone a disposición del paciente unos formularios de seguimiento de la glucemia para ayudar al paciente a mantener un control de la enfermedad y consultar con su médico ante cualquier desajuste.

Noticias relacionadas

13 Jul 2009 - Actualidad

‘Kit’ para que los diabéticos musulmanes controlen su glucemia durante el Ramadán

Los más de 100.000 que residen en España deben monitorizarse frecuentemente la glucemia e ingerir alimentos ricos en fibra y con índice glucémico bajo

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?