Martes, 16 de Abril del 2024

Últimas noticias

GINECOLOGÍA

Fumar después de la menopausia aumenta el riesgo de enfermedades asociadas a factores hormonales

JANO.es · 06 septiembre 2011

Un estudio sugiere que los altos niveles de andrógenos y estrógenos vinculados al tabaquismo incrementan la probabilidad de contraer cáncer de mama, de endometrio y diabetes tipo 2.

Las mujeres posmenopáusicas que fuman tienen mayores niveles de andrógenos y estrógenos que las no fumadoras, lo que las convierte en más susceptibles de contraer un cáncer de mama, según un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Estudios anteriores habían demostrado que los altos niveles de estrógenos y andrógenos son factores de riesgo de cáncer de mama y de endometrio, así como de diabetes tipo 2. Este nuevo estudio en mujeres posmenopáusicas sugiere que las hormonas sexuales pueden proporcionar un mecanismo plausible por el cual el tabaquismo abaría influyendo en el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

"El aumento observado en los niveles de las hormonas sexuales relacionado con el consumo de tabaco sugiere que el humo, además de tener efectos tóxicos y cancerígenos, también puede influir en el riesgo de sufrir enfermedades crónicas a través de mecanismos hormonales", explica Judith Brand, del University Medical Center Utrecht (Países Bajos) y autora principal del estudio. "La buena noticia es que el efecto del hábito de fumar parece reversible, ya que se observó una reducción casi inmediata en los niveles de hormonas sexuales en las mujeres que dejaron de fumar".

Para este estudio, los investigadores examinaron muestras de sangre de 2.030 mujeres posmenopáusicas de edades comprendidas entre los 55 y los 81 años. Las participantes del estudio fueron clasificadas en fumadoras habituales, exfumadoras y mujeres que nunca habían fumado, y los investigadores observaron que las fumadoras tenían mayores niveles circulantes de andrógenos y estrógenos, mientras que las mujeres que habían dejado de fumar tenían niveles de hormonas sexuales similares a los de aquellas que nunca habían fumado.

"Obviamente, dejar de fumar tiene beneficios para la salud, como la prevención de las enfermedades oncológicas, respiratorias y del corazón", afirma Brand; "además, nuestra investigación sugiere que dejar de fumar puede tener efectos adicionales debido a la modificación de las hormonas relacionadas con el riesgo de padecer enfermedades, aunque esto no fue objeto del presente estudio y requiere más investigación".

Noticias relacionadas

13 May 2011 - Actualidad

Las hormonas sexuales pueden estar implicadas en las enfermedades neurodegenerativas

Científicos estadounidenses publican en “Cell” cómo determinados receptores estrogénicos del cerebro participan en el control de la inflamación.

05 Jan 2011 - Actualidad

Los estrógenos pueden contribuir a la aparición del cáncer de boca y el de cabeza y cuello

Un estudio demuestra cómo la presencia de estas hormonas aumenta el movimiento de las células precancerosas y ayuda a propagar la enfermedad.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?