Jueves, 13 de Junio del 2024

Últimas noticias

GASTROENTEROLOGÍA

Glutamina y enfermedad inflamatoria intestinal

JANO.es · 02 septiembre 2008

Científicos españoles han comprobado los mecanismos moleculares por los que este aminoácido reduce el daño en esta enfermedad

Investigadores del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León han comprobado los mecanismos moleculares por los que un aminoácido, la glutamina, mejora el daño en enfermedades inflamatorias intestinales.
 
El estudio, en el que han colaborado investigadores de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud y el Hospital de Clínicas de Porto Alegre (Brasil), se ha realizado en un modelo animal que reproduce las condiciones de estas enfermedades, cuya incidencia ha aumentado en los últimos años en nuestro país. Los resultados se han publicado en "Inflammatory Bowel Diseases".
 
Según explica María Jesús Tuñón, catedrática del Área de Fisiología y directora de la investigación, la glutamina es un aminoácido "muy importante para el metabolismo del intestino, ya que se encuentra entre las principales fuentes de energía de las células epiteliales". Su interés en biomedicina es que se puede utilizar para reparar estas células, afectadas por situaciones de estrés inflamatorio como las provocadas por la colitis ulcerosa.
 
Esta patología forma parte, junto a la enfermedad de Crohn, de las denominadas enfermedades inflamatorias intestinales, cuya causa es aún imprecisa. Se habla de una conjunción de factores genéticos, fallos del sistema inmunitario y causas ambientales -las propias bacterias intestinales, entre ellas-. Sin embargo, "cada vez afectan a población más joven, sobre todo la colitis", asegura la Dra. Tuñón.
 
El estudio se enmarca en las líneas de actuación del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, del cual forman parte los investigadores leoneses. En él se analizan los mecanismos moleculares por los cuales la glutamina repara el daño en este tipo de enfermedades, y se hace en un modelo experimental provocado en animales de laboratorio (ratas) que "cumple las condiciones para ser reconocido por la comunidad científica". Este modelo, inducido por ácido 2,4,6-tribenceno sulfónico (TNBS), reproduce las características (histológicas, bioquímicas, etc.) de las enfermedades inflamatorias intestinales.
 
Los investigadores han comprobado que la glutamina mejora las alteraciones producidas en las células y produce una inhibición en la expresión génica de mediadores inflamatorios, que es consecuencia de la reducción del estrés oxidativo y de la producción de citocinas tales como TNF-alfa e IFN-gamma. Esto consigue reducir la inflamación asociada a la enfermedad y una consecuente disminución del daño. Según la Dra. Tuñón, la glutamina ya se utiliza en algunos casos para reparar daños asociados a situaciones de estrés intestinal en pacientes humanos, y puede ser una alternativa terapéutica a los tratamientos actuales de las enfermedades inflamatorias intestinales, basados en la utilización de glucocorticoides, ácido 5-aminosalicílico e inmunosupresores.
 

Noticias relacionadas

07 Jul 2008 - Actualidad

Vitamina D en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal

Según un estudio canadiense, niveles bajos de la vitamina se relacionan con una mayor pérdida mineral ósea en estos pacientes

02 Jun 2008 - Actualidad

Aceite de oliva frente a la enfermedad inflamatoria intestinal

Científicos de la Universidad de Sevilla experimentan con la combinación de aceite de oliva virgen extra y curcumina, sustancia con propiedades antinflamatorias

28 Nov 2007 - Actualidad

Investigación genética de la enfermedad inflamatoria intestinal

En marcha el Proyecto ENEIDA, que recogerá muestras de sangre de 6.000 afectados por esta patología con el fin de arrojar luz sobre sus causas

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?