Sábado, 28 de Noviembre del 2020

Últimas noticias

31 DE MAYO - DÍA MUNDIAL SIN TABACO

Hasta un 50% de los niños están expuestos al tabaco en sus hogares

JANO.es · 30 mayo 2013

Los pediatras de Atención Primaria recuerdan que, si bien la exposición al tabaco se ha reducido eficazmente en lugares públicos gracias a la ley antitabaco, todavía no lo ha hecho en el ámbito doméstico.

El tabaquismo pasivo es la tercera causa de morbimortalidad evitable en España, donde el 28,1% de la población es fumadora, según datos de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). Esta entidad presenta, con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo, el informe 'Tabaquismo. Papel del Pediatra de Atención Primaria'.

La implantación de la Ley Antitabaco aprobada en España ha reducido la tasa de enfermedades respiratorias en poblaciones que no están expuestas profesionalmente al humo del tabaco; sin embargo, y según recoge el informe, la reducción del tabaquismo pasivo no se ha conseguido todavía en el ámbito privado.

En España, entre un 30 y un 50% de la población infantil está expuesta al humo del tabaco en casa, un porcentaje que aumenta con la edad (es del 23% en menores de 5 años y del 40.9% entre los 15-16 años) y en las clases sociales más desfavorecidas. Además, y tal como explica la doctora Isabel Moneo, miembro del Grupo de Vías Respiratorias de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y coautora del informe sobre tabaquismo, hay que tener en cuenta que “estas cifras posiblemente sean en realidad mayores, bien porque algunos padres no lo declaren o bien porque no detectan correctamente las fuentes de contaminación por el humo del tabaco”.

Entre las consecuencias de la exposición al humo en la edad pediátrica están el aumento de la incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante, infecciones respiratorias, tos, asma, función pulmonar reducida y patología de oído medio en niños.

Por otro lado, la prevalencia de tabaquismo durante la gestación es del 20-30%. Según esta experta, el pediatra de Atención Primaria (AP) debe preguntar sobre el consumo de tabaco de los padres en cada visita del programa de salud infantil y en la atención por procesos agudos y registrarlo en la historia clínica; debe aconsejar mantener un ambiente libre de humo dentro del domicilio e informar sobre los efectos perjudiciales del tabaquismo, y remitir a los padres fumadores a programas de tratamiento del tabaquismo: “el pediatra de AP tiene contacto en muchas ocasiones con mujeres embarazadas y por ello cuenta con un rol destacado en el consejo antitabaco. Aunque la mayoría de mujeres dejan de fumar durante el embarazo, un porcentaje importante continúa fumando. El embarazo es un momento de alta motivación para dejar el tabaco, situación que hay que reforzar con mensajes educativos sobre las consecuencias del tabaquismo sobre la salud del feto, del niño y de la madre”.

Debido a los graves riesgos del tabaquismo para el feto y la propia embarazada, los pediatras de AP creen que, siempre que sea posible, a las fumadoras embarazadas se les deben ofrecer intervenciones psicosociales directas para dejar de fumar que vayan más allá del consejo breve. Las embarazadas que fuman durante el embarazo tienen mayor riesgo de padecer roturas prematuras de membranas, desprendimiento de placenta, aumento del riesgo de preeclampsia, prematuridad, retraso de crecimiento intrauterino y bajo peso.

Tabaquismo en la adolescencia

Según datos del último Informe Anual del Observatorio Español de la droga y la toxicomanía, el tabaco es después del alcohol, la droga más consumida por los estudiantes de Secundaria en España. El 39,8% de ellos ha fumado alguna vez en su vida y el 26,2% lo ha hecho en los últimos 30 días. El consumo en los últimos 12 meses es más prevalente en las chicas (36,4%) que en los chicos (28,1%), tendencia ya iniciada en años anteriores. La prevalencia de consumo de tabaco diario ha descendido desde 2004, estabilizándose en 2008. La edad de inicio se mantiene estable en los 13,5 años.

Un porcentaje alto, el 77,2% de los estudiantes, se considera suficiente o perfectamente informado sobre las drogas, sus efectos y los problemas asociados, pero dicho porcentaje ha disminuido respecto a años anteriores. Las vías por las que los estudiantes reciben información son, en orden de importancia, las charlas y cursos, sus padres, los profesores, los medios de comunicación y los profesionales sanitarios (40,6%), entre otros. Se considera que la vía más apropiada para recibir información son los profesionales sanitarios (50,2%).

La intervención de los pediatras en este tema es fundamental, ya que, según la Dra. Moneo, “la población pediátrica puede ser particularmente vulnerable al desarrollo de la dependencia del tabaco. Recientes estudios concluyen que la adicción a la nicotina en adolescentes se produce con un menor consumo de cigarrillos que en adultos”.

Noticias relacionadas

30 May 2013 - Actualidad

La actuación preventiva en la escuela reduce en un 20% el riesgo de ser fumador

El estudio Tabes sugiere que hay que contar con el profesional de enfermería a la hora de enseñar a la población adolescente las consecuencias del tabaquismo.

28 May 2013 - Actualidad

Más de 700.000 menores españoles están expuestos diariamente al humo de tabaco en sus hogares

Más de un millón de jóvenes entre 16 y 24 años son fumadores.

28 May 2013 - Actualidad

SEPAR aboga por limitar los contactos de la industria tabaquera con los políticos para evitar confluencia de intereses

Cinco comunidades autónomas suscriben un documento contra la directiva europea antitabaco, que obliga a incluir en las cajetillas advertencias gráficas y de texto que ocupen el 75% de la cara frontal y trasera.

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?