Martes, 09 de Agosto del 2022

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'JAMA PSYCHIATRY'

Identifican un circuito cerebral que favorece el abandono del tabaco

JANO.es · 02 marzo 2017

Un estudio relaciona la comunicación entre las partes del cerebra que inhibe y ejecutan el comportamiento automatizado con la capacidad de resistir el hábito de fumar.

La comunicación entre las partes del cerebro que inhiben y ejecutan la conducta automatizada es clave para el abandono del hábito tabáquico, según un estudio de la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC, por sus siglas en inglés) cuyos resultados publica JAMA Psychiatry.

Tal y como explica el primer autor de este estudio, Brett Froeliger, científico de la adicción en el Departamento de Neuroscience de MUSC y el Centro de Cáncer Hollings, fumar se convierte en un comportamiento automatizado. En el cerebro, el impulso de fumar opera del mismo modo que el hábito de presionar el pedal del acelerador cuando un semáforo rojo se pone verde.

Una vía de inhibición del comportamiento automatizado es la llamada red de control inhibitorio, que comienza en el giro frontal inferior derecho y viaja a través de la corteza prefrontal hasta el tálamo. La comunicación a lo largo de este canal a menudo se interrumpe en el cerebro de los fumadores, por lo que los investigadores querían averiguar si esta vía tenía algún papel en el abandono del hábito.

Froeliger comenzó el trabajo siendo investigador postdoctoral en el Laboratorio de Joseph F. McClernon, de la Universidad de Duke, Estados Unidos. El laboratorio examinó las redes de control inhibitorio en cerebros de 81 adultos dependientes de la nicotina incluidos en un programa de abandono del hábito de 10 semanas de duración, y que se habían comprometido a dejar de fumar.

Antes de que comenzara el programa, los investigadores emplearon resonancia magnética funcional para monitorear la actividad cerebral mientras los pacientes realizaban una tarea de control inhibitorio. A los pacientes se les pidió que apretaran una tecla del ordenador cada vez que apareciera un círculo en la pantalla, salvo cuando el círculo era de un determinado color.

Una respuesta más alta del nivel de oxigenación sanguíneo (BOLD, por sus siglas en inglés) en el circuito de control inhibitorio significó que el cerebro estaba usando más recursos para inhibir la respuesta automática de presionar la tecla cuando apareció el círculo raro.

Mecanismos neurobiológicos claves

Después de 10 semanas, aproximadamente la mitad de los fumadores había dejado el tabaco con éxito. Todos ellos habían presentado respuestas BOLD más bajas en sus redes de control inhibitorio antes de intentar dejar de fumar. En particular, las respuestas BOLD fueron menores en el giro frontal inferior derecho y el tálamo derecho. También presentaban conexiones funcionales más fuertes entre esas regiones.

Los pacientes que recayeron en el hábito de fumar habían tenido puntuaciones igual de buenas en la tarea de control inhibitorio que aquellos que abandonaron el tabaco con éxito, de lo que se infierió que su comportamiento automatizado debía haber requerido más esfuerzo para la inhibición.

Ya en el MUSC, Froeliger se preguntó si ocurriría lo mismo con los fumadores que no se habían comprometido a dejar de fumar. El equipo midió las señales BOLD en 26 fumadores realizando la misma tarea. Esta vez, sin embargo, a cada persona se le presentó un paquete abierto de su marca preferida de cigarrillos, un encendedor y un cenicero. Se les pagaba un dólar por cada seis minutos que no fumaban, hasta una hora, con la idea de dar a cada persona un pequeño incentivo para resistir la tentación de fumar.

En general, cuanto menor era la respuesta BOLD durante la tarea de control inhibitorio, más tiempo aguantaba la persona sin fumar. Aquellos que resistieron más tiempo la tentación del tabaco también presentaban conexiones funcionales más fuertes en sus redes de control inhibitorio.

Según los investigadores, este estudio es el primero en vincular la fuerza de la comunicación en un circuito cerebral que inhibe el comportamiento automatizado con la capacidad de resistir el hábito de fumar. Esto no significa que fumar en sí es la causa de las diferencias observadas por los investigadores.

Noticias relacionadas

24 Oct 2016 - Actualidad

Un estudio relaciona el uso adictivo de internet en adolescentes con el fracaso escolar y el tabaquismo

El trabajo, realizado por el IDIAP Jordi Gol, la UAB y la FPCEE Blanquerna, muestra que las buenas relaciones familiares y las actividades extraescolares reducen el riesgo de uso problemático de las TIC.

31 May 2016 - Actualidad

El CNPT y la FEC reclaman al Gobierno la aplicación del empaquetado neutro del tabaco

La petición se fundamenta en la reducción del tabaquismo en países como Australia, de hasta un 15% en dos años, tras la aplicación de esta medida.

22 Mar 2016 - Actualidad

El tabaquismo pasivo durante el embarazo se relaciona con más problemas respiratorios en niños

El riesgo de síntomas respiratorios se incrementa de manera todavía más notable si la exposición al humo en las diferentes fases previas y posteriores al embarazo es más sostenida, según un estudio del CREAL.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?