Miércoles, 07 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'BLOOD'

Investigadores del CSIC identifican una diana para el tratamiento de una inmunodeficiencia rara

JANO.es · 27 febrero 2015

Un estudio describe que la proteína filamina A es esencial para contrarrestar las mutaciones que originan el síndrome de WHIM.

Investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, en colaboración con investigadores de la Harvard Medical School de Estados Unidos, han descubierto que la proteína filamina A es esencial para contrarrestar las mutaciones que originan el síndrome de WHIM, una inmunodeficiencia congénita rara caracterizada por una neutropenia severa, una linfopenia de células B, hipogammaglobulinemia, infecciones bacterianas y virales recurrentes, y retención de neutrófilos en la médula ósea (mielocatexis).

WHIM es un acrónimo de los principales síntomas de la enfermedad: verrugas (warts, en inglés), que se originan por infecciones crónicas como el virus del papiloma humano, hipogammaglobulinemia, infecciones y mielocatexis. Su prevalencia o incidencia en la población general es desconocida, aunque es extremadamente baja, en torno a 0,2/millón de nacimientos. Sólo se han descrito unos 60 casos en la literatura médica, la mayoría en países del sur de Europa (Francia e Italia) y en Estados Unidos. Hasta el momento no se han documentado casos en España.

El síndrome se origina como consecuencia de mutaciones en el gen que codifica para el receptor de quimiquinas CXCR4, una proteína de la superficie de las células sanguíneas que se activa de forma transitoria tras unirse a otra proteína llamada CXCL12. La activación de CXCR4 hace que este se introduzca dentro de las células (un proceso llamado endocitosis), provocando así el apagamiento de la señal.

Las mutaciones asociadas al síndrome de WHIM imposibilitan que CXCR4 se internalice en la célula, haciendo que el receptor esté funcionando continuamente. Según explica Santos Mañes, líder de la investigación, el estudio muestra que “la filamina A es esencial para que el CXCR4 permanezca funcionando continuamente en los pacientes afectados”.

Propiedades de la filamina A

La filamina A es una proteína encargada de anclar los receptores de membrana al esqueleto celular. El grupo de Mañes ya sabía que era capaz de unirse a una porción terminal de CXCR4, justamente aquella porción donde se acumulan las mutaciones asociadas al síndrome de WHIM. Usando estrategias bioinformáticas han encontrado que filamina A también se une a otra región de CXCR4, llamada bucle intracelular 3, y esta unión hace que el receptor se mantenga funcionando por más tiempo en la superficie de las células.

Cuando los investigadores impidieron la unión de filamina A al bucle intracelular 3 de receptores con síndrome de WHIM, estos receptores se internalizaban y recuperaban su función normal. Los resultados obtenidos señalan que fármacos que consigan bloquear la interacción entre filamina A y el CXCR4 mutado pueden constituir nuevas aproximaciones terapéuticas para una enfermedad para la que no existe tratamiento en la actualidad.

Noticias relacionadas

11 Jul 2012 - Actualidad

La reducción de la transmisión del VIH de madre a hijo es uno de los éxitos más importantes conseguidos en el ámbito de la prevención del sida

La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha presentado una nueva guía de recomendaciones para prevenir la transmisión vertical del virus de la inmunodeficiencia humana.

05 Jan 2012 - Actualidad

Idean una vacuna que aumenta en un 80% la protección frente al virus de inmunodeficiencia de los simios

Un estudio constata la eficacia de las terapias inmunológicas basadas en vectores MVA, Ad26 y Ad35 en un modelo animal que incluye desafíos virales SIVmac251, heterólogos y resistentes a la neutralización.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?