Miércoles, 07 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

DERMATOLOGÍA

Investigadores de la UCV analizan si los líquenes antárticos pueden prevenir el cáncer de piel

JANO.es · 28 julio 2011

El proyecto, que llevan a cabo en colaboración con personal del Ejército, pretende caracterizar los agentes con actividad fotoprotectora frente a rayos ultravioleta y antitumorales.

Expertos en Biomedicina del Instituto de Investigación Doctor Viña Giner de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) han iniciado un estudio con muestras de líquenes recogidos en diversas islas del Antártico para prevenir el melanoma y otros cánceres de piel, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.
El proyecto, que realizarán en colaboración con personal del Ministerio de Defensa del Ejército de Tierra con experiencia en sanidad polar, consiste en la extracción y caracterización de los agentes con actividad fotoprotectora frente a rayos ultravioleta y antitumorales, han explicado fuentes de la UCV.
Así, durante la pasada campaña antártica desarrollada entre noviembre de 2010 y marzo de 2011 se recogieron muestras de líquenes que sobreviven bajo condiciones de alta radiación ultravioleta (UV), en las islas Orcadas del Sur y las islas Shetland del Sur, en el Océano Glacial Antártico.

Según el coordinador del proyecto, el comandante médico Patricio Jiménez, "especialmente, en el continente antártico, debido a una disminución progresiva de la capa de ozono, los líquenes han desarrollado fotopigmentos protectores frente a la radiación UV-B solar, objeto de este proyecto de aplicación a la prevención y tratamiento del melanoma".

Supervivientes a la radiación UV-B

Las radiaciones ultravioletas (UV) son las responsables de producir daños en el AND de las células y debido a sobreexposiciones a estas radiaciones, dañan el AND de los melanocitos y aumentan el riesgo de padecer un cáncer de piel.
En este sentido, el experto Víctor Vicente Vilas, de la UCV, ha asegurado que "las dosis de radiación UV-B pueden sobrevenir debido a que un individuo se someta a radiaciones solares continuas o cuando se expone a radiaciones solares en zonas donde la capa de ozono está disminuida, ya que ésta es la responsable de absorber parte de la radiación UV-B de la radiación solar".
Este investigador ha subrayado que en el continente Antártico existe un "aumento de la radiación UV que se viene incrementando año tras año desde la década de los setenta". En esta región, "podemos encontrar organismos que son capaces de vivir con elevados índices de radiación UV-B; es por ello, que un estudio en profundidad de los mecanismos de defensa que poseen estos organismos antárticos puede dar con aplicaciones en la prevención y tratamiento del melanoma", ha añadido.

Noticias relacionadas

08 Jul 2011 - Actualidad

Las quemaduras solares aportan claves para el desarrollo de fármacos contra el dolor

Un estudio identifica una molécula CXCL5 que 'recluta' células inmunes inflamatorias para el tejido herido, causando dolor y sensibilidad.

16 Jun 2011 - Actualidad

La presencia de numerosos lunares en la infancia puede predecir el riesgo de melanoma

Un estudio liderado por el Hospital Clínic de Barcelona concluye que los niños que han sufrido quemaduras solares tienen con mucha más frecuencia más de 50 nevus.

09 Jun 2011 - Actualidad

Los melanomas se incrementan un 7% cada año

El congreso de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) insta a la población a no bajar la guardia en lo tocante a protección solar.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?