Martes, 31 de Enero del 2023

Últimas noticias

XVII CONGRESO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ONCOLOGÍA RADIOTERÁPICA

La braquiterapia mejora el control de los tumores de próstata en un 30% respecto a la radioterapia externa

JANO.es · 19 junio 2013

En tumores avanzados, la radioterapia externa ofrece una tasa de curación de entre un 40-50% a diez años, mientras que, en el mismo periodo, la braquiterapia de alta tasa logra porcentajes de control de hasta el 70-80%.

Más de ocho de cada diez pacientes a los que se detectan un cáncer de próstata en un estado inicial, se curan, y logran retomar su vida cotidiana sin apenas problemas de incontinencia y con una baja tasa de impotencia, gracias a los tratamientos locales, de radioterapia, braquiterapia y cirugía. Así lo ha asegurado el doctor Carlos Ferrer, director del Instituto Oncológico del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, en el marco del XVII Congreso de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) que estos días reúne en Vigo a más 600 oncólogos.

Cuando el tumor está avanzado y el papel de la cirugía es mucho menos claro por la dificultad de erradicar toda la enfermedad, añade este especialista, la radioterapia externa ofrece una tasa de curación de entre un 40-50% a 10 años, un porcentaje que aumenta de manera importante con la braquiterapia, en la que los isótopos radioactivos se colocan dentro o cerca de la zona que requiere tratamiento. “Aquí es donde la braquiterapia de alta tasa nos permite dar un salto cualitativo, ofreciendo tasas de control del orden del 70-80% a diez años, por lo que considero que las Administraciones deberían hacer un esfuerzo para que se extienda el uso de esta técnica, que todavía no está al alcance de muchos Servicios de Oncología Radioterápica”, arguye el Dr. Ferrer.

Según este experto, estos datos harán que la braquiterapia se convierta en breve en el tratamiento estándar en este tipo de tumores, pues hace posible una mejora muy significativa respecto a los ya existentes. “El resultado de estos avances supone una reducción muy significativa de la toxicidad rectal, vesical o uretral, de manera que la mayoría de los pacientes durante el tratamiento pueden hacer una vida normal, sin problemas de incontinencia o síntomas intestinales”, explica.

La hormonoterapia, cada vez más dirigida a pacientes de medio y alto riesgo

Por su parte, el doctor José López Torrecilla, vicepresidente de la SEOR y jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital General Universitario de Valencia, señala que la hormonoterapia realizada junto a radioterapia externa juega un papel muy importante en el tratamiento del cáncer de próstata y en la mejora de la supervivencia global y el control local en los pacientes localmente avanzados y con metástasis, en los que “prolonga de forma significativa la supervivencia”.

Según este experto, la hormonoterapia no ha perdido peso en el tratamiento de los cánceres de próstata, sino que “cada vez se conoce mejor en qué grupo de pacientes es más efectiva, de tal manera que en la actualidad se clasifican los tumores de próstata en tres grupos, de acuerdo a su agresividad y a la supervivencia: bajo riesgo, intermedio y alto. Ahora sabemos que en los primeros no es necesaria la hormonoterapia y que cualquier tratamiento local, radioterapia, braquiterapia o cirugía es suficiente para lograr un alto control local y supervivencia. Sin embargo, en los pacientes con riesgo intermedio y alto sí es necesario utilizarla en combinación con radioterapia, con una duración variable que depende del grado de agresividad del tumor y su respuesta al tratamiento”.

Los objetivos, en este ámbito, se encaminan a conocer con mayor seguridad la agresividad del tumor por sus características moleculares, pudiendo llegar a adaptar los tratamientos a su agresividad y pudiendo ajustar la dosis de radioterapia y la duración de la hormonoterapia con factores más precisos que los actuales. “La hormonoterapia actual tiene una serie de efectos secundarios que alteran de forma importante la calidad de vida de los pacientes, por ello se intenta reducir lo más posible el tiempo de tratamiento, aunque su duración estándar sigue siendo, de acuerdo a varios estudios realizados, de seis meses en los pacientes de riesgo intermedio y de 28-36 meses en los de alto riesgo”, señala el Dr. López Torrecilla.

En este sentido, la principal vía de mejora son los nuevos compuestos hormonales que están apareciendo y que se han comenzado a estudiar en pacientes en los que no han funcionado los tratamientos clásicos de hormonoterapia. En un futuro, señala este experto, es probable que la mayor eficacia de estos fármacos “pueda acortar los tratamientos actuales de hormonoterapia y por tanto las secuelas que producen en los pacientes, pero de momento esto solo son esperanzas hasta que no tengamos estudios que lo demuestren”.

El tratamiento de las metástasis, en el horizonte de la oncología prostática

Una de las líneas de investigación clínica en Oncología prostática se centra en el manejo de la enfermedad oligometastásica (aquel paciente con un tumor primario y un número limitado de metástasis). Según el doctor Ferrer, “en estos momentos se están publicando estudios con series de pacientes en donde se observa que aquellos con metástasis aisladas pueden tener una mejor supervivencia que los que tienen metástasis múltiples si en el manejo de estos pacientes se introduce la radioterapia estereotáxica ablativa (consiste en administrar dosis muy elevadas en muy pocas sesiones en el contexto de un tratamiento semejante a la radiocirugía)”.

Con ello, indica este experto, en estos pacientes se puede retrasar la introducción de los tratamientos hormonales, al conseguir el control bioquímico: “esta área es todavía experimental, pero probablemente en pocos años tendremos consolidada la evidencia que apuntan los trabajos preliminares, lo que, unido a las nuevas generaciones de antiandrógenos, más eficientes y con menor toxicidad, harán que podamos seguir ofreciendo mejores perspectivas a nuestros pacientes”.

Noticias relacionadas

09 Jul 2012 - Actualidad

La braquiterapia es el tratamiento que mejor calidad de vida ofrece a los enfermos con cáncer de próstata inicial

Según investigadores del Instituto Catalán de Oncología (ICO), esta técnica ofrece óptimos resultados de supervivencia a cinco años.

03 Jun 2011 - Actualidad

La radiación interna, atajo para el tratamiento del cáncer de próstata

El uso de técnicas como la braquiterapia, consistente en situar la fuente de la radiación en la proximidad del tumor, reduciría sustancialmente el número de sesiones habituales.

01 Apr 2011 - Actualidad

Disminuye la tasa de mortalidad del cáncer de próstata

Los especialistas atribuyen la reducción al diagnóstico precoz y a los avances terapéuticos, entre ellos la braquiterapia.

Copyright © 2023 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?