Domingo, 25 de Febrero del 2024

Últimas noticias

NEFROLOGÍA

La conexión cardiorrenal y la importancia de la prevención son claves en la enfermedad renal crónica

Carla Nieto. Madrid · 11 marzo 2011

Tras la celebración del Día Mundial del Riñón, Madrid acoge un simposio centrado en la relación entre las enfermedades renales y las cardíacas.

“Después de la diabetes, los eventos cardiovasculares, concretamente los problemas de corazón, cerebrales y las vasculopatías periféricas, son la principal causa de fallecimiento de los enfermos renales. Tanto esta mortalidad como también la elevada morbilidad (las enfermedades vasculares son muy frecuentes en los pacientes renales) es lo que justifica el lema que se ha adoptado este año, a nivel mundial, para la celebración del Día Mundial del Riñón”, explicó el Dr. Alberto Martínez Castelao, presidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), celebrado el 10 de marzo.
 
En efecto, el lema de este año, “Protege tus riñones, salva tu corazón”, tiene como objetivo concienciar a la población sobre la relación entre las enfermedades renales y cardiacas y la importancia de la prevención, temas sobre los que se centrará el simposio que se celebrará en Madrid los días 11 y 12 de marzo.
 
“Se podría definir la incidencia entre los problemas cardiovasculares y la enfermedad renal como un matrimonio mal avenido. La conexión entre ambos es muy frecuente y, de hecho, más de un tercio de los pacientes que sufren insuficiencia cardiaca crónica padecen también cierto grado de insuficiencia renal. Así, cuando un paciente cardiópata presenta una insuficiencia cardiaca, esta situación puede dañar a los riñones y viceversa: la anemia, la hipercolesterolemia o la hipertensión arterial que padece el enfermo con una insuficiencia renal, daña a su vez al corazón”, añadió el presidente de la SEN.
En la misma línea, el Dr. Julián Pérez-Villacastín, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), señaló que “existe una íntima relación entre riñón y corazón y ambos órganos son, a su vez, tremendamente complejos y, de hecho, muchos de los mecanismos de esta interconexión aún son desconocidos”. Según Pérez-Villacastín, la incidencia de las cardiopatías en el riñón es muy relevante, de ahí la importancia de llevar a cabo estrategias preventivas respecto a aquellos factores de riesgo que son modificables: “el tabaquismo, que puede afectar a un tercio de la población; la hipertensión arterial, que afecta al 25%; la dislipemia, que afecta a otro 25%; el sobrepeso, con una incidencia del 20%, y el sedentarismo, que afecta también al 20%”, señaló.
 
El presidente de la SEC se refirió también a la importancia de controlar los factores dietéticos, sobre todo en aquellos pacientes que padecen hipertensión. “Se sabe que en el 50% de los hipertensos la enfermedad se controla mejor si se vigila la ingesta de sal en la dieta y, en este sentido, las últimas evidencias científicas han demostrado que tan solo con reducir la ingesta de sal a 3 gr diarios es posible evitar 50.000 infartos y 33.000 accidentes cerebrovasculares”.
 
Por su parte, el Dr. Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), señaló que el tema prioritario dentro de este organismo en materia de riñón es el de la donación cruzada, actualmente muy en boga en todo el mundo. “Con un programa de donación cruzada se pueden incrementar los donantes en vivo hasta en un 30%”.
 
Así mismo, el director de la ONT señaló que, debido al descenso de la siniestralidad a causa de los accidentes de tráfico, los donantes son cada vez de edades más avanzadas, lo que empieza a presentar problemas cuando se trata de trasplantar a jóvenes, niños y enfermos diabéticos. “La única solución en estos casos es el trasplante renal de vivo, que actualmente representa el 11% de todos los trasplantes de riñón, una cifra que empieza a acercarse a la de los países con mayor tradición en la donación en vida, aunque todavía podemos crecer bastante más en esta línea”.
 
Según el informe anual del Registro de Enfermedad Renal Crónica en TSR –pacientes en diálisis y/o trasplante- en 2009, la enfermedad renal crónica mantuvo una incidencia de 129 pacientes por millón de población. En cuanto al número de pacientes en tratamiento sustitutivo, y en comparación con otros países europeos y del resto del mundo, España se encuentra en una posición intermedia.
 
Por su parte, Alejandro Toledo, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (ALCER), explicó todas las acciones que se van a poner en marcha con motivo de la celebración del Día Mundial del Riñón 2011, en las que tendrán un papel protagonista los programas de prevención a través del control y el establecimiento de unos hábitos de vida saludables.

Noticias relacionadas

10 Mar 2011 - Actualidad

Llamamiento para frenar el aumento de la carga asociada a la enfermedad renal crónica en la UE

Ha sido realizado por las organizaciones de la Alianza Europea para la Salud Renal (EKHA) y el Día Mundial del Riñón.

10 Mar 2011 - Actualidad

Día Mundial del Riñón

Bajo el lema “Protege tus riñones, salva tu corazón”, la jornada trata de concienciar a la población sobre el riesgo cardiovascular al que se enfrentan los enfermos renales.

22 Feb 2011 - Actualidad

Unas 45.000 personas se someten a un tratamiento renal sustitutivo en España

La Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular y la Sociedad Española de Nefrología han elaborado un documento de consenso para el diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?