Martes, 16 de Abril del 2024

Últimas noticias

OBESIDAD

La exposición temprana a los antibióticos favorece el desarrollo de la obesidad

JANO.es · 23 agosto 2012

Un estudio publicado en Nature muestra que el uso de estas sustancias en ratones jóvenes afecta a las comunidades microbianas del estómago, provocando un aumento de la masa grasa.

Investigadores de la Universidad de Nueva York han descubierto que la administración de antibióticos influye en la capacidad metabólica de la microbiota intestinal –comunidad de bacterias que vive en el estómago–, en forma, por ejemplo, de aumento de la producción de ácidos grasos.
"Nuestros estudios en ratones sostienen que la dosificación de antiobióticos en la vida temprana aumenta la formación de tejido graso y masa corporal”, explica a SINC el investigador principal, Martin J. Blaser, director del departamento de Medicina de la NYU.
“Los cambios observados en el microbioma", añade este especialista, "se relacionan con los efectos posteriores sobre la expresión génica en el hígado, que promueve la formación de grasa". "En humanos, los estudios sugieren que la toma de antibióticos se asocia con el riesgo de desarrollar sobrepeso durante la infancia", concluye Blaser.
Los resultados publicados esta semana en Nature muestran los efectos de la exposición de ratones jóvenes a los antibióticos, como la penicilina y la vancomicina, en dosis similares a las utilizadas en la industria avícola como promotor del crecimiento. Aunque la terapia con antibióticos subterapéuticos (STAT) no provoca la ganancia de peso observada en los animales de granja, sí causa un aumento de la masa grasa del ratón.
"El aumento de la obesidad en todo el mundo coincide con el uso generalizado de antibióticos. Nuestra investigación proporciona un vínculo experimental con los niños que han tomado antibióticos de forma temprana", sostiene Blaser.
Para los autores, este trabajo pone de relieve el papel que ciertos microbios desempeñan en el mantenimiento de la actividad metabólica normal. Sus resultados apoyan las conclusiones de otro nuevo estudio, realizado en humanos y publicado esta semana en el International Journal of Obesity, que apunta que los niños tratados con antibióticos tienen más riesgo de ser obesos.
Casi un 15% más de grasa
Después de seis semanas, los investigadores observaron que los ratones que recibieron antibióticos aumentaron entre un 10% y un 15% su masa grasa en comparación con los que no los tomaron. Igualmente, la densidad ósea aumentó significativamente en los ratones STAT y las hormonas relacionadas con el metabolismo se vieron asimismo afectadas.
“Aunque son necesarias más investigaciones para confirmar esta teoría, la manipulación de la microbiota intestinal podría tener implicaciones para otras enfermedades relacionadas con las bacterias del intestino”, subraya Blaser. "Sin embargo, todavía estamos conociendo el impacto de esta administración y los costes que supone", concluye.

Noticias relacionadas

21 Aug 2012 - Actualidad

Los bebés tratados con antibióticos antes de los 6 meses presentan más riesgo de sobrepeso en la edad infantil

Así se desprende de los resultados de un estudio con más de 10.000 niños que publica en su último número la revista 'International Journal of Obesity'.

20 Jul 2012 - Actualidad

El consumo excesivo de amoxicilina combinado con ácido clavulánico favorece las multirresistencias

Un estudio muestra que la resistencia a este antibiótico suele ser un indicador de resistencia a otros antibióticos, entre los que se cuentan quinolonas, aminoglicósidos y cotrimoxazol.

22 Jun 2012 - Actualidad

El sistema inmunológico humano depende de un microbioma específico

El hallazgo abre la puerta a la comprensión de las consecuencias de las dietas cambiantes, el uso excesivo de antibióticos y la moderna obsesión por la higiene corporal y los limpiadores antibacterianos del hogar.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?