Sábado, 22 de Enero del 2022

Últimas noticias

CARDIOLOGÍA

La falta de presupuesto reduce en un 50% el implante de válvulas aórticas

Carla Nieto. Madrid · 07 octubre 2013

Expetos constatan un descenso significativo en la aplicación de estas prótesis en los últimos dos años, debido fundamentalmente a la crisis económica.

Los avances conseguidos en el ámbito de las válvulas percutáneas aórticas, la eficacia demostrada por la técnica de la denervación renal por acceso radial y los resultados positivos arrojados por la implantación de los stent biorreabsorbibles han sido algunos de los principales temas abordados durante el XI Curso Internacional de Terapia Endovascular y Miocárdica, organizado por el Grupo TEAM (Terapia Endovascular y Miocárdica) y celebrado en Madrid.

Respecto a las novedades en el campo de las válvulas aórticas, el doctor Carlos Macaya. jefe del servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, explicó que “el desarrollo tecnológico ha mejorado notablemente las válvulas que se están implantando en la actualidad, reduciendo los problemas que presentaban las anteriores. En este sentido, cabe destacar la aparición de dos nuevas válvulas aórticas: la Lotus y la Direct Flow, ambas reposicionales y recapturables. También hay una nueva versión de la válvula Edwards, la Sapien 3, que tiene un perfil significativamente menor, ya que va por un catéter de menor tamaño que las demás, y una actualización de la Core-Valve, con nuevas características en el sistema de liberación que permiten un posicionamiento más preciso”.

Pese a estas innovaciones, muy importantes teniendo en cuenta que los casos de estenosis aórtica son cada vez más numerosos, el doctor Macaya lamentó el hecho de que el implante de estas prótesis haya descendido significativamente en los últimos dos años, debido fundamentalmente a las consecuencias de la crisis económica. “En algunos casos, esta reducción ha sido del 50%, y actualmente su implantación se está reservando sólo a aquellos pacientes que más se benefician de estas técnicas. En nuestro país, la utilización de estas válvulas es inferior a la media europea: se implantan 23 prótesis por millón de habitantes frente a las 90 por millón de habitante de Alemania. Se estima que en España sólo el 7% de los posibles candidatos a las válvulas se benefician de esta técnica. Esta circunstancia choca con el hecho de que seamos uno de los países con mejores resultados en salud”.

Por su parte, el doctor Antonio Serra, jefe de Cardiología Intervencionista del servicio de Cardiología del Hospital Sant Pau, de Barcelona, destacó la elevada tasa de éxito que se está consiguiendo con la técnica de la denervación renal, que permite reducir la presión arterial en pacientes en las que ésta no se controla pese a estar tratados con tres medicamentos. “Se trata de una técnica extremadamente eficaz, además de ser mínimamente invasiva y no conllevar complicaciones. Sin embargo, no se benefician de ellas todos los pacientes que podrían hacerlo, debido sobre todo a la falta de campañas informativas sobre esta técnica y, también, a que muchos de los pacientes con HTA no tienen percepción de que sufren la enfermedad”. Serra destacó también la “explosión” producida en el desarrollo tecnológico de este sistema, sobre todo en lo que respecta a los nuevos catéteres, “que permiten aplicar la técnica por vía radial, evitando así ingresos y permitiendo que se haga de modo ambulatorio”.

Polímeros frente a stents metálicos

El doctor Andrés Íñiguez, director de la Unidad de Cardiología Intervencionista y el Área de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, se refirió al gran avance que ha supuesto la introducción de los stent bioabsorbibles. “El cambio de un material metálico a uno elaborado con polímeros permite que al cabo de dos años se disuelvan, lo que supone un valor añadido, ya que posibilitan la cirugía pasado este tiempo, al contrario de lo que ocurría con los stents metálicos. Han demostrado su eficacia y seguridad y están indicados en pacientes con múltiples lesiones o lesiones muy largas, en las que son necesarios muchos centímetros de stent”.

El doctor Íñiguez se refirió también a las repercusiones que han tenido las reducciones presupuestarias en la implantación de esta técnica. “Nos ha obligado a ser más restrictivos, analizando cada caso de forma particular y priorizando a aquellos pacientes que tengan una mejor perspectiva de vida”.

El curso ha contado con la participación de cerca de 1.000 especialistas procedentes de más de 12 países.

Noticias relacionadas

10 Feb 2012 - Actualidad

La prevención de enfermedades cardiovasculares en mujeres embarazadas pasa por anticiparse a la aparición de trombosis

Arranca el proyecto TEAM, un punto de encuentro entre profesionales de la salud que tiene como objetivo llegar a acuerdos de comunicación entre todos los agentes.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?