Miércoles, 26 de Junio del 2019

Últimas noticias

REUMATOLOGÍA

La gota es una patología mal diagnosticada, según la SER

JANO.es · 19 junio 2014

Estudios recientes recomiendan iniciar el tratamiento con dosis bajas

La gota o enfermedad gotosa siempre se ha relacionado con la ingesta de alcohol, las dietas ricas en purinas –vísceras, hígado o riñón– y algunos fármacos, pero, según la Dra. Diana Peiteado, reumatóloga del Hospital Universitario La Paz (Madrid), "también hay una predisposición genética que explica la agregación familiar de esta enfermedad y recientemente se están investigando la asociación con distintos polimorfismos genéticos”. Ésta es una de las conclusiones del 40º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología.

En general, la causa de la hiperuricemia en la gota es una dificultad selectiva por parte del riñón para eliminar el ácido úrico de la sangre. Se trata de una enfermedad metabólica producida por una acumulación de microcristales de una sal de ácido úrico, sobre todo en las articulaciones, riñón y tejidos blandos, por eso se considera tradicionalmente una enfermedad reumática, siendo, además, una de las pocas patologías reumáticas que se cura.

Como señala la Dra. Peiteado, “es una enfermedad que afecta a adultos, aparece en la edad media de la vida, y su prevalencia se incrementa con la edad. Estudios nacionales recientes estiman una prevalencia del 3,3% en España”.

“En los últimos años han aparecido nuevos mecanismos y se investigan nuevas vías fisiopatológicas –ha adelantado-. Estudios recientes pronostican una mejoría en la forma de pautar el tratamiento iniciándolos con dosis bajas hasta alcanzar las adecuadas, de forma más segura y eficaz, y se insiste en la importancia de una correcta información al paciente para conseguir una mayor adherencia al tratamiento, una mayor conciencia de la enfermedad, de adecuados hábitos de vida y de la necesidad de continuar con un seguimiento médico adecuado.

Una patología mal diagnosticada

Pero la enfermedad gotosa incurre en una gran contradicción, tal y como incide la reumatóloga. “Aunque es una patología relativamente fácil de diagnosticar, es una enfermedad infratrada. Se estima que únicamente la mitad o un tercio de los pacientes que precisan tratamiento lo reciben y, de éstos, en muchas ocasiones lo hacen con dosis inferiores a las necesarias”.

Esencialmente, la gota produce inflamación articular, casi siempre en forma de artritis aguda de una sola articulación; esto es, una articulación pasa en pocas horas de estar asintomática a inflamarse intensamente. Al inflamarse la articulación se hincha (lo que se debe a que su cavidad se llena de líquido sinovial formando un derrame), su superficie puede enrojecerse, y desde luego se vuelve casi siempre intensamente dolorosa y su función se hace dificultosa por el propio dolor. Algunas veces la inflamación puede ser menos intensa y las molestias más llevaderas.

Las articulaciones en las que se puede sufrir ataques de gota son diversas, pero las más habituales son las de la base del dedo gordo del pie (a lo que se llaman ataques de podagra), empeine, tobillo, rodilla, muñeca o alguna articulación de los dedos de la mano.

Noticias relacionadas

03 Feb 2014 - Actualidad

El consumo de cualquier tipo de alcohol, también el vino, puede desencadenar ataques de gota

Un estudio con más de 47.000 hombres publicado en 2004 ya reveló que el consumo de cerveza aumentaban el riesgo de aparición de esta enfermedad.

18 Nov 2013 - Actualidad

Advierten de que el manejo de la gota es tardío en muchos casos

La ecografía, la resonancia magnética y la tomografía computerizada de energía dual permiten conocer la extensión de los depósitos de uratos y los signos de inflamación.

04 Oct 2013 - Actualidad

Uno de cada tres españoles reconoce no saber nada sobre la gota

Los expertos hacen hincapié en la necesidad de informar y desmontar mitos en torno a esta enfermedad, que en España afectaral 1- 2% de la población.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?