Martes, 06 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

DOLOR

La inflamación parece ejercer un efecto protector contra el dolor persistente

Science · 27 septiembre 2022

Un estudio norteamericano sugiere que los tratamientos antiinflamatorios durante la fase aguda pueden aumentar la duración del dolor.

Una nueva investigación muestra que un método de tratamiento del dolor a menudo defendido como el mejor sustituto de los opioides puede, en cambio, estar prolongando el dolor en los pacientes.

Según un estudio en ratones publicado en Science Translational Medicine, la inflamación parece tener un efecto protector contra el dolor persistente, lo que indica que los tratamientos antiinflamatorios durante la fase aguda pueden aumentar la duración del dolor.

Un equipo internacional de investigadores, dirigido desde la Universidad McGill (Canadá) estudió el desarrollo de la cronicidad a partir del dolor agudo, que aparentemente parece haberse tratado de forma errónea durante décadas.

La transición del dolor agudo al crónico no se conoce bien, pero los nuevos hallazgos sugieren que existe un proceso activo de inflamación que resuelve el dolor agudo. Si eso no ocurre -cuando se bloquea la inflamación-, el paciente parece más propenso a desarrollar dolor crónico.

"El statu quo es que la inflamación es mala y que hay que detenerla porque, si no se detiene, se desarrollará el dolor crónico. Pero lo que nuestra investigación sugiere es que eso es 180 grados erróneo. Si se detiene la inflamación, eso es lo que causará que el dolor se vuelva crónico", afirma Jeffrey Mogil, coautor del estudio.

Para comprender mejor los mecanismos fisiopatológicos que subyacen a la transición del dolor agudo al crónico, los investigadores hicieron un seguimiento de 98 pacientes -tanto humanos como modelos animales- con dolor lumbar agudo durante 3 meses. Sus análisis del transcriptoma de las células inmunitarias periféricas mostraron miles de cambios transcripcionales dinámicos a lo largo del periodo de tres meses entre los sujetos cuyo dolor lumbar se resolvió, pero ninguno en los que tenían dolor persistente.

De media, los participantes en el estudio tenían 70% más probabilidades de desarrollar dolor crónico si habían estado tomando antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para el dolor agudo. Los cambios que se producían en las células sanguíneas, especialmente los neutrófilos, parecían ser el factor más importante. El equipo observó que la curación de los tejidos -para evitar el dolor a largo plazo- requiere que los neutrófilos liberen proteínas específicas en las primeras fases del dolor agudo. Los investigadores descubrieron que los genes inflamatorios que dependían de la activación de los neutrófilos estaban regulados al alza en los sujetos cuyo dolor se había resuelto. Estos cambios no existían en los pacientes con dolor persistente, lo que sugiere que interferir en el proceso inflamatorio natural perjudica la curación del dolor a largo plazo.

"Ese es el mecanismo básico. El mecanismo completo de cómo los neutrófilos provocan la resolución del dolor tiene que ser resuelto", señala Mogil.

Otros análisis respaldaron los resultados. Un análisis separado de 500.000 pacientes de entre 40 y 69 años incluidos en el Biobanco del Reino Unido demostró que los pacientes que tomaban antiinflamatorios para tratar el dolor agudo tenían más probabilidades de tener dolor entre 2 y 10 años después. Este resultado no se observó en las personas que tomaron paracetamol.

Referencia: Sci Transl Med. 2022;14(644):eabj9954. doi:10.1126/scitranslmed.abj9954

Noticias relacionadas

14 Jul 2022 - Actualidad

El dolor lumbar supone el 30 por ciento del total de los casos de dolor agudo

El coste que el dolor crónico supone para el sistema sanitario es equivalente al 2% del PIB de un país a nivel europeo, más de lo que gasta en defensa o educación.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?