Lunes, 04 de Julio del 2022

Últimas noticias

HEPATOLOGÍA

La presencia de esteatosis no alcohólica aumenta el riesgo de sufrir enfermedades vasculares

Europa Press · 27 mayo 2022

Las principales causas de mortalidad de un porcentaje elevado de pacientes con hígado graso no alcohólico son las complicaciones cardiovasculares, antes que el daño hepático, posiblemente debido a la actuación de las quimiocinas.

Un equipo de investigadores dirigido por científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur) y la Universidad Nacional de Singapur ha descubierto por qué los pacientes con hígado graso no alcohólico (HGNA) tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, arrojando así luz sobre por qué la principal causa de mortalidad en estos pacientes son las complicaciones cardiovasculares en lugar del daño hepático.

"La creciente prevalencia de la enfermedad del hígado graso en el mundo es preocupante. En Singapur, es probable que uno de cada tres pacientes desarrolle una enfermedad de hígado graso no alcohólico en los próximos 10 años. Estos pacientes corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades vasculares, como la enfermedad arterial coronaria y la enfermedad cerebrovascular. La buena noticia es que la enfermedad hepática, en sus primeras fases, es reversible", explica Christine Cheung, una de las líderes del estudio, que se ha publicado en EMBO Reports.

El equipo recreó células de los vasos sanguíneos a partir de muestras donadas por 99 pacientes con HGNA y 56 controles sanos para utilizarlas como modelos experimentales para el estudio.

Descubrieron que las células de los vasos sanguíneos de los pacientes con hígado graso contenían niveles más altos de una clase de proteínas llamadas quimiocinas, hasta tres veces más altos que en los individuos sanos.

Las quimiocinas son fuertes atrayentes de las células inmunitarias. Su función principal en el organismo es atraer a las células inmunitarias a los focos de infección para que éstas puedan combatirla. Sin embargo, cuando se reclutan niveles anormalmente altos de células inmunitarias en un vaso sanguíneo, esto resulta perjudicial.

En particular, los investigadores observaron que las células T inmunitarias respondían fuertemente a las quimiocinas en los pacientes con HGNA. Las células T son una parte importante del sistema inmunitario del organismo que lucha contra las partículas extrañas.

Los investigadores descubrieron que el mayor nivel de quimiocinas en los pacientes con hígado graso atraía a las células T hacia las paredes de los vasos sanguíneos. Estas células T provocaban entonces la inflamación de los vasos sanguíneos, dañándolos.

Los niveles más altos de daño e inflamación pueden provocar fugas en los vasos sanguíneos, perjudicando la integridad de los mismos con el tiempo y aumentando el riesgo de formación de coágulos. Si se obstruye el flujo sanguíneo a los órganos vitales, pueden producirse acontecimientos devastadores, como una lesión tisular isquémica.

El equipo detectó el triple de células endoteliales dañadas en circulación (células del revestimiento interno de los vasos sanguíneos que se han desprendido en el torrente sanguíneo) en los pacientes con hígado graso, lo que es un signo de lesión de los vasos sanguíneos.

Los investigadores creen que los pacientes con hígado graso tienen una mayor producción de quimioquinas debido a los mayores niveles de lípidos oxidados y ácidos grasos libres en su sangre.

"Es probable que los vasos sanguíneos sean sensibles a los mediadores inflamatorios y al metabolismo anormal de los lípidos que subyacen a la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Descubrimos que las células de los vasos sanguíneos de la enfermedad del hígado graso no alcohólico están más "activadas", lo que las hace susceptibles a la inflamación vascular", apunta Ng Chun-Yi, primer autor del trabajo.

Referencia: EMBO Rep. 2022 Apr 11;e54271. doi: 10.15252/embr.202154271.

Noticias relacionadas

20 Jun 2018 - Actualidad

El 3-5% de los pacientes con hígado graso no alcohólico presentan cirrosis

Vall Hebron organiza una jornada en la que expertos y pacientes comparten las últimas novedades sobre esta enfermedad, relacionada con la mala alimentación y que puede desembocar en cirrosis y cáncer hepático.

15 Jan 2018 - Actualidad

Nuevos factores implicados en el hígado graso no alcohólico

Un estudio del CIBERDEM muestra cómo la deficiencia del receptor PPARb/d y la hormona FGF21 podrían favorecer el desarrollo de esteatosis hepática.

07 Jan 2009 - Actualidad

La cirugía bariátrica mejora la esteatosis hepática no alcohólica

La prevalencia de esta enfermedad hepática se estima en alrededor del 70% de las personas obesas y entre el 85 y el 95% de las que presentan obesidad mórbida o extrema

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?