Jueves, 08 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

SALUD PÚBLICA

Las resistencias a los antimicrobianos, tema del Día Mundial de la Salud

JANO.es · 07 abril 2011

Hoy 7 de abril se celebra una nueva edición de esta jornada, bajo el lema “Combatamos la resistencia a los antimicrobianos. Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana”.

Las resistencias a los antimicrobianos es el tema elegido por la OMS para la edición de este año del Día Mundial de la Salud. La organización subraya que el descubrimiento de estos fármacos representa uno de los mayores avances en la historia de la salud humana, pero se trata de un arsenal terapéutico que podríamos perder debido al incremento del número y de los tipos de microorganismos que se han vuelto resistentes a estos medicamentos, que a lo largo de los últimos 70 años han permitido salvar millones de vidas.
 
Sin embargo, el mal uso y el abuso de estos fármacos, tanto en el ámbito de la medicina humana como de la ganadería, han fomentado que cada vez más bacterias, virus, hongos y parásitos desarrollen resistencias y se propaguen por el planeta, hasta el punto de que, según la OMS, se corre el riesgo de que muchas enfermedades infecciosas se vuelvan incontrolables y se pierdan los progresos realizados hacia la consecución en el año 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud.
 
“Combatamos la resistencia a los antimicrobianos. Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana” es el lema de la presente edición del Día Mundial, un llamamiento a la acción dirigido a gobiernos, políticos responsables de decisiones en salud, médicos, farmacéuticos, industria y población general. El mensaje de la OMS se fundamenta en la adopción de seis medidas dirigidas contra sendos problemas: Uso irracional de los medicamentos, falta de control de las infecciones, mala calidad de los medicamentos, debilidad de la vigilancia, falta de compromiso e insuficiencia de la investigación.
 
Mensaje de la OMC
En la misma línea, la Organización Médica Colegial (OMC), preocupada por este fenómeno, quiere recordar, una vez más, la importancia de un mayor compromiso por parte de los prescriptores, médicos, clínicos y el resto de agentes que intervienen directa o indirectamente en el proceso asistencial, enfermería, farmacéuticos, industria farmacéutica, administraciones sanitarias y, por supuesto, a la población en general y los pacientes en particular, para un mejor uso de los medicamentos. La finalidad es poder seguir contando con un arsenal terapéutico eficaz en el tratamiento de muchas enfermedades infecciosas.
 
Según la OMC, en los últimos años se ha registrado un importante aumento de la resistencia a los antimicrobianos, entre los que se encuentran los antibióticos, algunos agentes quimioterapéuticos, los antifúngicos, antiparásitos y antivíricos. Esto es debido principalmente al uso abusivo, inapropiado o inadecuado de este tipo de medicamentos. Además, se señala la necesidad por parte de los países, de un mayor compromiso y vigilancia para el control de la calidad y la seguridad de los medicamentos y las infecciones así como potenciar la investigación en este campo.
 
El incesante incremento de bacterias resistentes origina la disminución de la capacidad de respuesta de los fármacos antimicrobianos, y por tanto se asocia a una mayor morbilidad, mortalidad, demanda sanitaria, y en definitiva gasto sanitario y deterioro de la eficacia del tratamiento.
 
Para la OMC, el mal uso de los antimicrobianos no sólo supone la ineficacia de muchos de ellos sino que también constituye una responsabilidad social profesional, ética y deontológica por parte de todos y que la organización lleva señalando desde hace años. En 2008 elaboró una declaración sobre el consumo responsable de antibióticos donde se especificaba que España se encuentra a la cabeza de los países del mundo desarrollado en consumo de antibióticos con 35 dosis diarias definidas por cada 1.000 habitantes.
 
“Es evidente que los médicos tenemos la responsabilidad como autoridad clínica del diagnóstico y de la prescripción, que ha de ser adecuada, correcta, segura, ponderada, y valorando la eficacia terapéutica y el criterio económico en la toma de decisión; pero también es importante que todos los ciudadanos (pacientes o no) conozcan los riesgos a los que puede conducir el uso inapropiado de los medicamentos”, señala la OMC en un comunicado.
 
El mayor uso que se hace de los antibióticos es en el primer nivel asistencial, condicionado, según se indica en el documento de la OMC, por un déficit de racionalidad en la prescripción médica, en la dispensación farmacéutica sin receta, el uso indiscriminado que realizan los pacientes a través de la automedicación y la falta de iniciativas claras de la Administración sanitaria para el desarrollo de una política de antibióticos en este primer nivel asistencial.
“Los médicos son los que tienen la responsabilidad de la prescripción y, por tanto, es importante que se desarrollen programas de formación, información, divulgación e intervención educativa dirigidos al mejor uso racional del medicamento”, añade la nota de la OMC.
 
España, entre los países de la UE donde más se abusa
Por otra parte, el Dr. Álvaro Pascual, vicepresidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología (SEIMC), también ha recordado que España es uno de los países de la Unión Europea con las tasas más altas de resistencias bacterianas a antibióticos, junto con Grecia, Italia y Portugal, provocado sobre todo por el uso inadecuado de estos medicamentos ya que “existe poco conocimiento sobre lo que son y para qué sirven”.
 
“Es una cuestión cultural -reconoce este especialista, jefe del Servicio de Microbiología en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla-, ya que los ciudadanos españoles tienen poco conocimiento de lo que son los antibióticos”. De hecho, encuestas europeas han evidenciado que cuando se pregunta sobre si se puede utilizar un antibiótico para combatir la gripe, los españoles son los que más contestan afirmativamente.
 
Hay quienes recurren a estos medicamentos “ante cualquier infección”, añade el Dr. Pascual, e incluso reclaman su uso a los profesionales sanitarios, “teniendo la sensación de que es un medicamento seguro, que no tiene efectos colaterales”, cuando, a diferencia de otros, genera resistencias si no se usa de forma adecuada.
 
Reconoce también que en España “tradicionalmente” se dispensaban en unidades que no coinciden con el tratamiento del paciente, lo que “ha fomentado el acopio” por parte de muchos ciudadanos, que los guardaban en casa para próximas ocasiones. A esto hay que sumar que muchos ciudadanos son “poco obedientes”, con respecto al resto de Europa. “De este modo, si me mandan un tratamiento de tres pastillas al día durante cinco días, y al tercer día me encuentro bien, entonces lo abandono”, advirtiendo de que el abandono prematuro también es muy negativo para la aparición de resistencias.
 
Con el fin de revertir esta situación, el Dr. Pascual subraya que es clave el papel de los profesionales de enfermedades infecciosas y los laboratorios de microbiología, que deben conocer las tasas de resistencia de cada microorganismo “para establecer políticas adecuadas a cada área”.
 

Noticias relacionadas

21 Mar 2011 - Actualidad

La tuberculosis multirresistente aumenta en Europa

La OMS y el ECDC alertan de que el número de casos está incrementándose en Europa del Este, Asia y África Subsahariana, y amenaza con minar los avances logrados por los programas de control a escala mundial.

23 Feb 2011 - Actualidad

Las resistencias bacterianas ponen en peligro la eficacia de muchos antibióticos

La OMS dedicará el Día Mundial de la Salud a este problema, sobre el que reclama medidas urgentes a todos los gobiernos del mundo.

19 Nov 2010 - Actualidad

Las bacterias de la flora intestinal constituyen un reservorio de resistencias a los antibióticos

Tal es la problemática de dicha resistencia que la OMS dedicará el Día Mundial de la Salud de 2011 a este tema.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?