Sábado, 28 de Mayo del 2022

Últimas noticias

SALUD PÚBLICA

Las vacunas contra la COVID-19 han salvado medio millón de vidas en Europa

OMS · 26 noviembre 2021

Un estudio de la Región Europea de la OMS y el ECDC que la vacunación en mayores de 60 años entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021 ha permitido reducir la cifra de muertes a la mitad.

Un nuevo estudio de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa (OMS Europa) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) publicado en Eurosurveillance estima que se han salvado al menos 470.000 vidas entre las personas de 60 años o más desde el inicio de la lista de vacunación contra la COVID-19 en 33 países de la Región Europea de la OMS.

En concreto, los 33 países analizados son: Islandia, Israel Noruega, Malta, España, Finlandia, Irlanda, Inglaterra, Chipre, Portugal, Grecia, Francia, Austria, Bélgica, Italia, Luxemburgo, Suecia, Hungría, Lituania, Suiza, Estonia, Macedonia del Norte, Montenegro, Eslovenia, Polonia, Chequia, Croacia, Letonia, Rumanía, Eslovaquia, Moldavia, Ucrania y Escocia.

Según los investigadores, esta estimación no incluye las vidas salvadas por la vacunación de personas menores de 60 años ni las vidas salvadas por el efecto indirecto de la vacunación debido a una reducción de la transmisión.

"La COVID-19 ha provocado un número devastador de muertes en nuestra región, pero ahora podemos decir categóricamente que sin las vacunas contra la COVID-19 como herramienta para contener esta pandemia, mucha más gente hubiera muerto", ha señalado al respecto el director regional de la OMS Europa, Hans Henri P. Kluge.

"Las vacunas contra la COVID-19 son una maravilla de la ciencia moderna y lo que muestra esta investigación es que están haciendo lo que prometieron, es decir, salvar vidas y ofrecer una protección muy alta contra enfermedades graves y la muerte", continúa Kluge.

De hecho, añade que en algunos países el número de muertes habría sido el doble de lo que es ahora sin las vacunas. "Por lo tanto, es de vital importancia que todos los Estados miembros de la Región Europea logren una alta cobertura para las personas en los grupos de riesgo lo antes posible", ha reclamado.

"Los países con tasas más bajas de vacunación deben seguir dando prioridad a quienes están en mayor riesgo y proteger a los grupos vulnerables lo más rápido posible", ha instado, recordando que "las vacunas deben ir acompañadas de una serie de medidas preventivas para mantener bajos los niveles de transmisión y mantener la sociedad abierta".

"La vacunación está salvando vidas en todos los grupos de edad –declara Kluge-. Sabemos que el virus prospera en espacios cerrados, abarrotados y confinados, y es por eso que también debemos seguir las medidas conocidas para reducir la transmisión, especialmente ahora que el clima más frío nos lleva a reunirnos en el interior".

Para el dirigente de la OMS en Europa, es importante que las autoridades tomen estas medidas "y que las hagamos para protegernos a nosotros mismos y a los demás, incluso si estamos completamente vacunados porque, según la evidencia disponible, la vacunación reduce en gran medida la transmisión del virus, pero no puede detenerla por completo".

Por otro lado, según Kluge, hasta que la pandemia termine los países deben mantener firmes medidas de salud pública, como test gratuitos, rastreo de contactos para romper las cadenas de transmisión, así como comunicarse con urgencia con todas las personas de los grupos prioritarios para la vacunación que aún no hayan recibido una serie completa.

Resultados del estudio

Para el estudio, los investigadores calcularon el número de muertes de adultos de 60 años o más en los 33 países de la Región Europea que habrían ocurrido sin ninguna vacuna, utilizando los recuentos de muertes reales informados semanalmente.

Después calcularon la cantidad de vidas salvadas por la vacunación contra la COVID-19 como la diferencia entre estas estimaciones y la cantidad informada de muertes desde diciembre de 2020 hasta noviembre de 2021 para las personas de 60 años o más.

Así, estimaron que la vacunación salvó 469.186 vidas en este grupo de edad en los 33 países durante el período de estudio, lo que redujo el número esperado de muertes a aproximadamente la mitad. En 30 países con datos también disponibles en grupos de edad más pequeños, el mayor número de vidas salvadas fue entre las personas de 80 años o más (261.421 vidas).

La administración de la pauta completa de las vacunas en personas de 60 años o más varía ahora entre el 20 y el 100 por ciento entre los 33 países en estudio. El estudio estima que la mayor cantidad de vidas salvadas fue en países donde el comienzo de la campaña de vacunación fue temprano y la aceptación en el grupo objetivo también fue alta.

Otros países experimentaron efectos limitados de la vacunación porque la implementación de la vacuna fue más lenta o paralela al uso efectivo y continuo de intervenciones no farmacéuticas para reducir la transmisión.

La directora del ECDC, Andrea Ammon, señala que las consecuencias de las bajas tasas de vacunación en algunos países se reflejan actualmente en sistemas de atención médica sobrecargados y altas tasas de mortalidad.

"Instamos a los Estados miembros a que sigan centrándose en cerrar las brechas de inmunización, especialmente entre las personas más vulnerables y las que corren mayor riesgo de contraer enfermedades graves", ha señalado.

"Todavía hay demasiadas personas en riesgo de infección grave por COVID-19 a quienes debemos proteger lo antes posible. Incluso en los países que han logrado una buena cobertura general de vacunación todavía hay subpoblaciones y grupos de edad en los que la cobertura sigue siendo inferior a la deseada", apunta Ammon, para advertir de que "la vacunación de los grupos de mayor edad debe seguir siendo una prioridad urgente para salvar la mayor cantidad de vidas en las próximas semanas y meses".

Desde diciembre de 2019, se han registrado más de 1,5 millones de muertes confirmadas por SARS-CoV-2 en los países de la Región Europea de la OMS, con un 90,2 por ciento en personas de 60 años o más.

El rápido desarrollo y la administración de las vacunas contra la COVID-19 ha proporcionado una protección muy necesaria contra las enfermedades graves y la muerte de millones de las personas más vulnerables, pero la velocidad y el alcance de la implementación de estas vacunas en los países de la Región Europea de la OMS no son equitativas, según advierte este organismo.

Referencia: Euro Surveill. 2021;26(47):pii=2101021.doi: 10.2807/1560-7917.ES.2021.26.47.2101021

Noticias relacionadas

26 Nov 2021 - Actualidad

El riesgo de infección por coronavirus aumenta gradualmente tras la segunda dosis de la vacuna

Un estudio israelí confirma que la protección que proporciona la vacuna de Pfizer-BioNTech disminuye con el tiempo y sugiere que podría estar justificada una tercera dosis de refuerzo.

25 Nov 2021 - Actualidad

Los niveles de linfocitos T CD4+ contra la COVID-19 se mantienen altos seis meses después de la vacunación

Investigadores de Estados Unidos también han comprobado que estos linfocitos generados por las vacunas de ARNm reconocen y ayudan a proteger contra la variante Delta del SARS-CoV-2.

22 Nov 2021 - Actualidad

La inmunidad innata protege frente a la COVID-19 y potencia la eficacia de las vacunas

Investigadores de varios centros españoles muestran que una inmunoterapia compuesta de bacterias muertas, denominada MV130, protege contra la infección causada por el coronavirus SARS-CoV-2 en ratones susceptibles.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?