Sábado, 07 de Diciembre del 2019

Últimas noticias

6 DE MAYO - DÍA MUNDIAL DEL ASMA

Los bebés con bronquiolitis aguda por virus respiratorio sincitial presentan más riesgo de asma en años posteriores

JANO.es · 06 mayo 2014

Según el estudio MAKI, el uso de profilaxis para prevenir la infección por VRS reduce hasta en un 61% los días con sibilancias en niños entre 33 y 35 semanas de edad gestacional durante el primer año de vida.

Los consensos pediátricos españoles definen el asma como una enfermedad crónica que afecta a los bronquios y produce una inflamación en su interior, lo que dificulta la respiración. Entre los síntomas más frecuentes, el asma produce sibilancias o “pitos”, silbidos que se oyen cuando el niño respira debidos a que el aire atraviesa unos bronquios que tienen menor calibre del adecuado.

Aunque el asma no es una enfermedad exclusiva de los niños, el impacto que tiene en la infancia es muy superior al que sufren los adultos. De acuerdo con el Barómetro del Estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergy in Childhood), la incidencia del asma en la infancia ha aumentado en los últimos años en España, empeorando tanto en la frecuencia como en la intensidad en los niños de 6 a 7 años de edad debido, entre otros factores, al aumento de la contaminación atmosférica. De esta forma, el asma infantil en España está presente en un 10% de los niños y hasta el 50% de los menores de 3 años experimenta al menos un episodio de sibilancias.

Por sus características y rasgos morfológicos se han diferenciado tres tipos de asma: el asma transitoria, el asma persistente precoz (atópica o no atópica) y el asma tardía, que llega a suponer el 20-30% de los casos de asma. Y los niños asmáticos pueden catalogarse en distintos modelos o fenotipos: sibilantes transitorios (el asma remite entre los 4- 6 años), sibilantes no atópicos (el asma remite entre los 9-11 años) y sibilantes atópicos (son alérgicos y requieren un tratamiento antialérgico específico para no terminar sufriendo asma de adultos).

Tal como recoge la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), la edad de aparición, los antecedentes familiares de asma u otras enfermedades alérgicas, infecciones víricas respiratorias (bronquiolitis) que aparecen en el primer año de vida o la hiperrespuesta bronquial, permiten diagnosticar la evolución y predecir si el asma va a remitir en la niñez o, si por el contrario, tenderá a persistir.

Relación entre virus respiratorios y posterior desarrollo de asma

Los ataques agudos de asma están producidos fundamentalmente por infecciones víricas respiratorias, las cuales suelen requerir de una intervención médica urgente. Según el estudio 'Virus diversity in asthma' (McErlean, 2010), hoy en día están perfectamente identificados y caracterizados todos aquellos virus respiratorios involucrados en los ataques agudos de asma, dentro de los cuáles se sitúa el virus respiratorio sincitial (VRS). Este virus, conocido como “el virus de los bebés” es el causante del 90% de los casos de contagio de bronquiolitis y está presente en hasta un 50% de los casos de crisis asmáticas agudas.

Además de la morbilidad aguda causada por el VRS, existe evidencia reciente que la infección por VRS se asocia de forma significativa con un riesgo aumentado de padecer sibilancias recurrentes, no solo en los lactantes que desarrollaron bronquiolitis grave y necesitaron hospitalización[v], sino también en niños con bronquiolitis que no requirieron hospitalización y fueron seguidos de forma ambulatoria.

Un reciente ensayo clínico publicado en el New England Journal of Medicine, demuestra que si prevenimos esta primera infección grave con anticuerpos monoclonales también se puede prevenir el desarrollo de sibilancias recurrentes/asma que se ha documentado en más de un 50% de lactantes después de la primera bronquiolitis por VRS. Los anticuerpos monoclonales demuestran reducir el porcentaje de sibilancias hasta en un 61% el primer año de vida. Recientes investigaciones aportan luz en la misma línea hasta los 3 y 5 años de vida[vii].

En palabras de Concepción Gómez Esteban, presidenta de Alianza Aire, “nuestra asociación, Alianza Aire, nace con el objetivo de velar por los derechos de los niños más vulnerables ante las infecciones respiratorias y otros riesgos que puedan afectar a su desarrollo. En este sentido consideramos importante la defensa de la equidad en el acceso a la profilaxis mensual frente al virus respiratorio sincitial (VRS) en niños prematuros o con patologías crónicas, como cardiopatías congénitas, síndrome de Down o displasia broncopulmonar, entre otras, para prevenir o minimizar las posibles secuelas que en ellos puede dejar, como el desarrollo de asma”.

Noticias relacionadas

02 May 2014 - Actualidad

La cocina de gas aumenta los síntomas del asma

Un estudio muestra que la cocina de gas contribuye al aumento de la reactividad bronquial, una característica del asma relacionada con la contracción de las vías respiratorias pequeñas.

08 Apr 2014 - Actualidad

Presentado un programa que identifica la falta de adherencia al tratamiento con inhaladores en pacientes con asma o EPOC

Hasta ahora no había cuestionarios elaborados específicamente para pacientes respiratorios que utilizan inhaladores.

28 Mar 2014 - Actualidad

La prohibición de fumar en lugares públicos reduce los nacimientos prematuros y los ataques de asma en la infancia

Un estudio constata el efecto positivo en la salud infantil de las leyes antitabaco.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?