Domingo, 18 de Agosto del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'APPETITE'

Los cerebros de las mujeres responden más a estímulos románticos después de comer

JANO.es · 19 agosto 2015

Un estudio analiza los circuitos cerebrales de un grupo de mujeres y observa una mayor actividad en regiones relacionadas con la recompensa, al visualizar imágenes románticas "después de haber comido".

Investigadores de la Universidad de Drexel, en Estados Unidos, han descubierto que los cerebros de las mujeres responden más a estímulos amorosos o románticos cuando éstas tienen el estómago lleno, según los resultados de un trabajo publicado en la revista Appetite.

Los autores analizaron los circuitos cerebrales de un grupo de mujeres cuando estaban en ayunas y después de comer, teniendo también en cuenta a aquellas que estaban siguiendo alguna dieta para perder peso. De este modo, observaron una mayor actividad en regiones relacionadas con la recompensa "después de haber comido" cuando visualizaban imágenes románticas.

El hallazgo contradice varios estudios previos que revelaban que las personas suelen mostrar una mayor sensibilidad a estímulos relacionados con una recompensa cuando tienen hambre. "En este caso, son más sensibles después de comer", ha explicado Alice Ely, autora del estudio.

Su investigación se basó en un pequeño estudio piloto previamente utilizado para analizar las respuestas del cerebro antes y después de comer. En concreto, analizaron si la respuesta de recompensa del cerebro al recibir comida difería significativamente en las mujeres con riesgo de obesidad que habían realizado algún tipo de dieta.

En este trabajo, publicado en la revista Obesity en 2014, descubrieron que los cerebros de las mujeres que se habían sometido a alguna dieta presentaban reacciones más fuertes en regiones asociadas con la recompensa cuando veían alimentos, frente a las que no habían seguido nunca una dieta. Además, las reacciones eran más fuertes ante alimentos apetecibles como la tarta de chocolate, y más neutros al comer zanahorias.

A raíz de este hallazgo, midieron mediante imágenes de resonancia magnética la actividad cerebral del mismo grupo de mujeres durante la visualización de imágenes románticas, en ayunas y después de comer. Aunque ambos grupos respondían más a estos estímulos después de comer, las personas que habían hecho alguna dieta presentaban "una actividad neuronal notablemente diferente" del resto. "El patrón de respuesta fue similar a la activación que se produce al visualizar alimentos altamente apetecibles", concluye Ely.

Noticias relacionadas

30 Jan 2013 - Actualidad

Las raciones pequeñas satisfacen el hambre tanto como las copiosas

Proporcionan sensaciones similares de recompensa, según un estudio estadounidense.

03 Aug 2011 - Actualidad

Descubren por qué es tan difícil cumplir las dietas para perder peso

Cuando una persona no come lo suficiente, las neuronas que inducen la sensación de hambre en el cerebro comienzan a devorarse a sí mismas, en un acto de 'autocanibalismo' que intensifica la señal de hambre.

19 Jun 2008 - Actualidad

El ejercicio reduce el hambre en mujeres delgadas, pero no en obesas

Es lo que concluye un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan, presentado en la 90 reunión anual de la Endocrine Society en San Francisco

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?