Domingo, 05 de Febrero del 2023

Últimas noticias

NUTRICIÓN

Los hombres tienden a engordar tras un divorcio; las mujeres, tras el matrimonio

JANO.es y agencias · 22 agosto 2011

Los cambios en el estado civil favorecen ganancias y pérdidas de peso lo suficientemente grandes como para representar un riesgo para la salud.

Tanto el matrimonio como el divorcio pueden acarrear unos kilos de más, pero los hombres tienen más probabilidades de aumentar de peso tras el divorcio, mientras que las mujeres corren más riesgo de engordar tras el matrimonio, según un estudio de la Universidad de Ohio (Estados Unidos).
"Claramente, el efecto en el peso de los cambios en el estado civil varían según el sexo", explica el autor principal del estudio y estudiante de doctorado en Sociología de la Ohio State University, Dmitry Tumin.
"Los divorcios en los hombres y, en cierta medida, los matrimonios en las mujeres favorecen ganancias de peso que pueden ser lo suficientemente grandes como para representar un riesgo para la salud", detalla Tumin.
Según el experto, "para las personas que están rondando los 25, no hay mucha diferencia en la probabilidad de aumentar de peso respecto a alguien que se acaba de casar y alguien que nunca se ha casado. Pero más tarde sí hay mucha diferencia".
Tumin realizó el estudio con el profesor de Sociología de la Universidad de Ohio, Zhenchao Qian, y presentarán sus conclusiones, hoy, 22 de agosto, en la reunión anual de la American Sociological Association.

Tumin y Qian se sirvieron de los datos de la Encuesta Nacional Longitudinal de la Juventud del 79, una muestra nacionalmente representativa de hombres y mujeres que ese año se hallaban entre los 14 y los 22. Las mismas personas fueron encuestadas todos los años hasta 1994 y cada dos años desde entonces.

3 kg arriba, 3 kg abajo

Para su estudio, los investigadores utilizaron datos correspondientes a 10.071 personas encuestadas de 1986 a 2008 para determinar la ganancia de peso en los dos años siguientes al matrimonio o el divorcio, para lo que incluyeron datos sobre el índice de masa corporal (IMC), una medida utilizada para calcular la relación entre peso y altura.

Los investigadores separaron a las personas en cuatro grupos: los que tenían una reducción de peso de unos 3 kilogramos en los dos años posteriores al haber contraído matrimonio, los que tenían un pequeño aumento de 3 kilogramos, los que presentaban un gran aumento y aquellos que ni presentaban pérdida ni ganancia de peso.
Tanto los hombres como las mujeres que se casaron o se divorciaron tienen más probabilidades de tener un pequeño aumento de peso en los dos años siguientes a su transición civil que los que nunca se han casado.
"Para la mayoría de la gente, el aumento de peso que se ve después de una transición civil es relativamente pequeño, no algo que se vea como una amenaza grave para la salud", dijo Tumin.

Noticias relacionadas

04 Aug 2011 - Actualidad

Los hijos de madres deprimidas son un 40% más propensos a tener bajo peso

En algunos países en desarrollo, la depresión debida a la escasez de recursos económicos o los conflictos conyugales afecta al 57% de las madres.

03 Aug 2011 - Actualidad

Descubren por qué es tan difícil cumplir las dietas para perder peso

Cuando una persona no come lo suficiente, las neuronas que inducen la sensación de hambre en el cerebro comienzan a devorarse a sí mismas, en un acto de 'autocanibalismo' que intensifica la señal de hambre.

29 Jul 2011 - Actualidad

Adelgazar más de 1 kilo por semana perjudica el corazón

La Fundación Española del Corazón (FEC) advierte de las dietas restrictivas y el afán por querer bajar de peso en tan sólo unos días pueden entrañar riesgos cardiovasculares.

Copyright © 2023 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?