Lunes, 20 de Septiembre del 2021

Últimas noticias

ONCOLOGÍA

Los opiáceos empleados en el abordaje del cáncer podrían fomentar su desarrollo

JANO.es · 19 noviembre 2009

Los receptores opioides promueven el crecimiento, angiogénesis y metástasis tumoral

Los opiáceos empleados en el tratamiento del cáncer podrían fomentar su desarrollo, de acuerdo con las conclusiones de dos estudios llevados a cabo por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) y presentados en la ciudad de Boston (Estados Unidos) en el marco de la reunión conjunta de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer (AACR), el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos (NCI) y la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer (EORTC).
 
La morfina se ha constituido como el tratamiento estándar para el postoperatorio y el dolor crónico del cáncer durante los últimos 2 siglos. Sin embargo, un creciente número de estudios muestra que los analgésicos basados en opiáceos pueden estimular el crecimiento y expansión de las células cancerígenas. Ahora, los 2 nuevos estudios con cultivos in vitro y con modelos animales (ratones) muestran que la inhibición de los efectos periféricos de los opiáceos se asocia con una reducción de la proliferación, invasión y migración celular de las células cancerígenas.
 
El efecto, en palabras del Dr. Patrick A. Singleton, “si se confirmara clínicamente, podría cambiar cómo practicamos la anestesia quirúrgica en nuestros pacientes oncológicos. Además, las posibles nuevas aplicaciones de esta nueva clase de fármacos también tendrían que ser evaluadas”.
 
Los investigadores iniciaron una serie de estudios para examinar muchos de los efectos periféricos de los opiáceos y los posibles beneficios de bloquear estos efectos. Así, en los estudios de laboratorio, la morfina puede promover de forma directa la proliferación de células tumorales e inhibir la respuesta inmune. Los investigadores descubrieron que los opiáceos también promueven la angiogénesis y debilitan la barrera hematoencefálica, efectos que podrían empeorar significativamente el pronóstico de los pacientes.
 
En sus estudios, los investigadores se centraron en los receptores opiáceos µ como reguladores del crecimiento y la metástasis tumoral y examinaron la capacidad del fármaco metilnatrexona (MNTX) para atenuar estos efectos. El MNTX, aprobado por las autoridades estadounidenses en 2008, bloquea los efectos secundarios de la morfina pero no interfiere con sus efectos sobre el dolor, que se centran en el cerebro.
 
 
Metilnatrexona, morfina y cáncer
 
Los investigadores utilizaron dos modelos diferentes de cáncer pulmonar microcítico y mostraron que MNTX inhibía los efectos de los opiáceos que promueven los tumores. En un estudio utilizaron células de carcinoma bronquioalveolar y MNTX bloqueó las señales oncogénicas y evitó la proliferación y migración de las células tumorales.
 
En el segundo estudio, en el que se emplearon células de carcinoma de pulmón de Lewis, los ratones sin el receptor opiáceo µ no desarrollaron los tumores que sí desarrollaron los ratones a los que se inyectaron las células cancerígenas.
 
Finalmente, los investigadores mostraron que MNTX reducía en alrededor del 90% la proliferación de las células cancerosas en los ratones normales. Esto también evitó la invasión en las células en cultivo y el crecimiento y metástasis tumoral en los ratones. Los autores concluyen “que los receptores opioides promueven el crecimiento, angiogénesis y metástasis tumoral en el cáncer de pulmón Lewis y que MNTX atenúa estos efectos oncogénicos”.
 
Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?