Sábado, 03 de Diciembre del 2022

Últimas noticias

OFTALMOLOGÍA

Los rayos ultravioleta pueden provocar importantes lesiones en la retina y la superficie ocular

JANO.es · 22 julio 2010

Maculopatía solar, conjuntivitis, quemaduras en los párpados o queratitis actínica son las principales patologías provocadas por una incorrecta protección solar de los ojos.

La exposición continuada de los ojos a las radiaciones solares puede causar diversas patologías oculares que afectan a la retina o la superficie ocular de los ojos.
“Es fundamental que al igual que durante el verano protegemos nuestra piel de las radiaciones solares, también lo hagamos con los ojos”, afirma el profesor Francisco Gómez-Ulla, presidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV). “Es muy importante prevenir, así como detectar y tratar a tiempo las enfermedades de la misma para evitar, en última instancia, la ceguera” añade.
Los rayos ultravioletas (UV) provenientes de la luz del sol, bien directamente o reflejados en la arena y en el agua, pueden provocar al llegar a la retina lesiones fototóxicas, como la predisposición a padecer degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o la maculopatía solar.
Además de lesiones en la retina, la exposición continuada de los ojos al sol también puede originar lesiones agudas sobre la superficie ocular (conjuntiva y córnea), siendo las más comunes la conjuntivitis y queratitis actínica. “Aunque su pronóstico es favorable, son lesiones bastante molestas y dolorosas”, afirma el profesor Gómez-Ulla. Incluso, los rayos solares pueden producir lesiones en los párpados, y “es muy común en la época estival que, del mismo modo que en la piel, se produzcan quemaduras solares en los párpados que a su vez pueden desencadenar cánceres de piel, como el epitelioma o el melanoma”, advierte el profesor.
Grupos de riesgo
Los niños, ancianos y las personas de ojos claros deben extremar aún más las precauciones que el resto de población. “En el caso de los niños, sus ojos son más vulnerables a los efectos nocivos del sol, por lo que es necesario que la población infantil también proteja sus ojos de las radiaciones solares, especialmente en situaciones de máxima exposición solar, como la playa o la nieve”, señala el experto.
Por otra parte, los ancianos también son más propensos a la hora de sufrir lesiones en la retina por motivo de la exposición al sol. “Los ojos poseen una serie de mecanismos naturales de defensa frente a la radiación solar como es el parpadeo, la constricción pupilar, el cristalino y la melanina, un pigmento natural que filtra la radiación ultravioleta. Pero con la edad disminuye este pigmento y nuestros ojos están más indefensos ante los efectos de la luz”, indica el profesor.
Al mismo tiempo, las personas de ojos claros al tener poca pigmentación son más propensas a sufrir daños fototóxicos en la retina. En cambio, las lesiones de la superficie ocular son independientes del grado de pigmentación del ojo.
Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?