Jueves, 18 de Abril del 2024

Últimas noticias

CARDIOLOGÍA

Más de la mitad de la población española mayor de 60 años presenta aterotrombosis

JANO.es y agencias · 25 febrero 2011

Los especialistas recuerdan que el 33% de las muertes que se producen en España son consecuencia de episodios cardiovasculares.

En la actualidad, más de la mitad de la población española mayor de 60 años padece aterotrombosis, según se ha puesto de manifiesto en el VII Curso de Aterotrombosis celebrado en Madrid y en el que ha colaborado AstraZeneca, donde se recordó que el 33% del total de las muertes que se producen en España son por motivos cardiovasculares.
 
“Los síndromes coronarios agudos causan el 50% de las muertes por enfermedad cardiovascular”, afirmó la Dra. Lina Badimon, directora del Centro de Investigación Cardiovascular (ICCC) de Barcelona, quien insistió en que “es tal la gravedad que una tercera parte de los pacientes que experimentan un infarto de miocardio mueren en las 24 horas siguientes de presentar la isquemia y el 15% de los pacientes que tienen angina inestable mueren o tienen otro episodio no fatal en los siguientes 30 días”.
 
En este sentido, uno de los mensajes más repetidos fue en relación con la prevención. También se recordó la importancia de saber identificar los síntomas que indican la oclusión de una arteria coronaria y la posibilidad de sufrir un evento cardiovascular. “Tanto hombres como mujeres deben reconocer ese dolor característico que afecta al pecho e irradia hacia el brazo izquierdo. Si se padece, se debe acudir de inmediato a un hospital”, explicó la Dra. Badimon.
 
Entre las causas principales del estrechamiento de las arterias se encuentran los factores de riesgo cardiovascular, que se clasifican en no modificables y modificables. “La edad, el sexo y los condicionantes genéticos individuales son factores que no se pueden cambiar, pero sí que se pueden tratar dietética o farmacológicamente los niveles elevados de colesterol LDL, de presión arterial, triglicéridos, glucosa, los niveles bajos de colesterol HDL y la obesidad”.
“Muchos de estos factores modificables son fruto de hábitos de vida poco saludables, como el hábito tabáquico, una dieta rica en grasas y la falta de ejercicio, por lo que en general se deben controlar todos para poder evitar las complicaciones que supone la aterotrombosis”, subrayó la Dra. Badimon. En este sentido, se recordó la necesidad de mantener siempre unos hábitos saludables, puesto que el impacto se ve a corto y medio plazo y, al mismo tiempo, el envejecimiento será más sano.
 
Finalmente, se abordaron los retos que aún quedan para el control de la aterotrombosis. “La meta es conseguir que se trate a los pacientes con aquellos fármacos que se ajusten más a las necesidades individuales de cada uno con el fin de reducir o evitar, en la medida de lo posible, el riesgo de sangrado que se suele producir durante un tratamiento que intenta inhibir la trombosis”, concluyó la Dra. Badimon.


Noticias relacionadas

07 Feb 2011 - Actualidad

Valentí Fuster: “la hipertensión, la insuficiencia cardíaca y la enfermedad aterotrombótica son una carga insostenible para la sociedad”

El cardiólogo reivindica la importancia de promover la salud entre la población y desarrollar tecnologías que mejoren la capacidad de diagnóstico.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?