Domingo, 02 de Octubre del 2022

Últimas noticias

ANESTESIOLOGÍA

Nueva estrategia de control del dolor tras una operación de prótesis de rodilla

Eurekalert · 17 agosto 2022

En un estudio reciente, los investigadores del Houston Methodist (Estados Unidos) han presentado pruebas clínicas que respaldan la seguridad y la eficacia de inyectar analgésicos directamente en la tibia durante la cirugía de reemplazo de rodilla para un mejor control del dolor postoperatorio.

El ensayo doble ciego y aleatorizado, detallado en The Journal of Arthroplasty, revela que los pacientes que reciben una mezcla de morfina y vancomicina inyectada en la tibia de la articulación de la rodilla tienen menos dolor postoperatorio en comparación con los que recibieron la infusión sin morfina durante la cirugía.

"A pesar de los numerosos avances tecnológicos, controlar el dolor tras una artroplastia total de rodilla puede ser un reto; la mayoría de los pacientes experimentan un dolor y unas molestias considerables, especialmente en las primeras semanas de su recuperación -afirma Kwan "Kevin" Park, cirujano ortopédico del Houston Methodist-. La infusión intraósea, que consiste en inyectar la medicación directamente en la médula ósea, nos permite controlar el dolor de forma preventiva para que los pacientes no tengan que tomar tantos analgésicos más adelante".

Anteriormente, los investigadores demostraron que inyectar vancomicina directamente en la tibia antes de la cirugía ayudaba a reducir la infección al alcanzar una mayor concentración del fármaco en la rodilla. Motivados por este éxito, investigaron si la adición de morfina en el hueso tibial con una solución antibiótica estándar podría mejorar el tratamiento del dolor postoperatorio.

Para el estudio, el equipo incluyó a 48 pacientes que necesitaban una cirugía de reemplazo total de rodilla. De estos pacientes, la mitad fueron asignados aleatoriamente a recibir vancomicina y morfina inyectadas directamente en la médula ósea, mediante un dispositivo de infusión que se introducía en la región del tubérculo tibial. Al resto sólo se le administró vancomicina. En el postoperatorio, los investigadores controlaron el dolor, las náuseas y el uso de opiáceos notificados por los pacientes hasta 14 días después de la intervención. El equipo de Park colaboró con Francesca Taraballi para medir los niveles séricos de morfina y de un marcador inflamatorio llamado interleucina-6 en todos los participantes del estudio durante las 10 horas posteriores a la operación.

Al analizar sus datos, descubrieron que los pacientes a los que se les administró morfina en el hueso tibial tenían puntuaciones de dolor más bajas después de sus prótesis de rodilla en comparación con los que no lo hicieron. Esto fue efectivo hasta dos semanas después de la operación. Además, estos pacientes también declararon tener menos dolor durante varios días, aunque tenían niveles de marcadores inflamatorios de interleucina 6 similares a los del grupo de control. En conjunto, aunque los pacientes que recibieron la infusión de analgésicos directamente en la tibia durante la cirugía tenían una inflamación comparable, estos pacientes tomaban menos analgésicos después de la cirugía.

Park señala que esta infusión de opiáceos directamente en la médula ósea durante la cirugía podría incluso facilitar una recuperación más rápida de la articulación de la rodilla.

"Mediante la infusión de analgésicos por vía intraósea somos capaces de reducir el dolor postoperatorio hasta dos semanas, reducir el número de analgésicos que necesitan los pacientes e incluso mejorar posiblemente la función de la rodilla con el tiempo –afirma-. Nuestra técnica también puede mejorar el protocolo de tratamiento multimodal del dolor que hemos estado utilizando para la sustitución de la rodilla durante años".

Referencia:  J Arthroplasty. 2022;37(6S):S139-S146. doi:10.1016/j.arth.2021.10.009

Noticias relacionadas

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?