Sábado, 26 de Noviembre del 2022

Últimas noticias

HEMATOLOGÍA

Nuevas opciones en el abordaje de la trombocitopenia idiopática crónica

JANO.es · 10 febrero 2009

La mitad de los pacientes que fallecen lo hacen como consecuencia de las complicaciones de los tratamientos actuales

Las nuevas opciones terapéuticas para el abordaje de la población con alteraciones de las plaquetas, presentadas en el Congreso Anual de la Asociación Americana de Hematología (ASH), que este año celebra sus bodas de oro, ofrecen a juicio de los expertos una autentica oportunidad de mejorar sustancialmente la calidad de vida de los pacientes con este tipo de trastorno.
 
En palabras del Dr. Kenneth Kaushansky, presidente de la ASH, “hay datos muy interesantes sobre nuevos abordajes para reducir al mínimo los episodios hemorrágicos en personas con alteraciones plaquetarias”. En la misma línea, como apunta la Dra. Helen M. Ranney, “los resultados de estos trabajos van a transformar el modo en el cual se tratan y controlan estas enfermedades y, en ultimo término, van a suponer una mejora en los resultados clínicos, empezando por la reducción de sangrados, pero también con un menor numero de complicaciones”.
 
 
Trombocitopenia idiopática (ITP)
 
Varias sesiones del congreso han tenido como objeto la púrpura trombocitopénica idiopática (ITP) crónica, un descenso de las plaquetas que hasta ahora sólo se trata con glucocorticoides, esplenectomía, inmunomoduladores y gammaglobulinas por vía intravenosa. El nuevo planteamiento viene de la mano de los fármacos de la familia de los miméticos de trombopoyetina.
 
Entre los nuevos hallazgos, el Dr. Gregory Cheng, de la Universidad de Hong Kong (China), ha presentado un análisis de pacientes tratados con eltrombopag, mimético de la trombopoyetina de administración oral. El equipo del Dr. Cheng ha llevado a cabo un trabajo con casi 200 enfermos cuyas plaquetas estaban por debajo del umbral de 30.000 por milímetro cúbico de sangre. El promedio del grupo era de 16.000. El recuento normal oscila entre 150.000 y 400.000, y por debajo de las 30.000 se considera elevado el riesgo de hemorragias severas. Su trabajo ha registrado los efectos de esta terapia en un periodo de seis meses.
 
En palabras del Dr. Cheng, “la ITP crónica tiene una incidencia de entre 50 y 60 casos por millón de habitantes, y la particularidad de que la mitad de la mortalidad en esta población, que es del 1%, se produce por episodios relacionados por el tratamiento. Podría decirse que para estas personas las terapias de las que se dispone en la actualidad son muchas veces mas difíciles de sobrellevar que la enfermedad en sí”. Por ese mismo motivo, aunque los resultados son satisfactorios en diversas variables, resulta especialmente significativa la mejora en la calidad de vida, “observada en 5 de los 8 elementos que forman el cuestionario estándar –explica el Dr. Cheng–, y muy acusada en cuanto a actividad física y vida social, los ítem que más mejoraron el grupo tratado con esta estrategia”.
 
En cuanto al resto de observaciones, esta terapia aumenta significativamente el recuento de plaquetas. Los pacientes del grupo de eltrombopag tenían 8 veces más probabilidades de alcanzar cifras entre las 50.000 y las 400.000. Entre ellos también fueron menos frecuentes los episodios hemorrágicos, así como la necesidad de administrar tratamientos de rescate (-19%) y terapias concomitantes, sobre todo corticosteroides (-59%). Resultó igualmente eficaz en pacientes sometidos a esplenectomía y en quienes conservaban el bazo, y su perfil de efectos secundarios es mejor que el de los corticosteroides.
 
 
Menos dificultades y procedimientos
 
La reunión también ha contemplado la presentación de diversas y nuevas estrategias clínicas para estos pacientes, caso de la reducción de la cantidad de plaquetas que es necesario transfundir para mantener un nivel seguro de plaquetas. Este trabajo, que han llevado a cabo investigadores de la Universidad de Washington (EE.UU.) demuestra que es posible reducir la necesidad de plaquetas preservando la integridad endotelial si se aumenta la frecuencia de transfusiones, aunque sea con menores cantidades. De esta forma, aventuran una reducción del coste de los procedimientos, de las dificultades para llevarlos a cabo, dado que las plaquetas son “un bien escaso” y, sobre todo, valdría como método para reducir la tasa de complicaciones.
 
Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?