Domingo, 15 de Septiembre del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'THE LANCET'

Nuevas vías de exposición a elementos que pueden provocar enfermedades pulmonares

JANO.es · 23 marzo 2017

Un estudio con participación del Vall d’Hebron revela que trabajar fabricando pantallas de cristal líquido o extrayendo gas o petróleo mediante fracking, aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Las nuevas tecnologías están introduciendo nuevas amenazas para la salud respiratoria de los trabajadores. Así lo destaca un estudio publicado el pasado mes de enero por la revista The Lancet. Se trata de la revisión más actualizada existente de este tipo de exposición de los trabajadores a elementos que pueden provocar patologías respiratorias. El Dr. Xavier Muñoz, adjunto del Servicio de Neumología Vall d’Hebron e investigador del grupo de Neumología del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) es uno de los firmantes del estudio y el único de un centro del Estado.

El artículo destaca que, a pesar de que se conocen las causas y las formas de evitar muchas de las enfermedades pulmonares con origen en el lugar de trabajo, en muchas zonas del mundo la exposición ocupacional continua provocando un número elevado de muertos. Sobre todo en los países que viven un rápido crecimiento económico, donde no se han implementado medidas de control para evitar las formas de exposición. Un fenómeno que se acentúa con la implementación de las nuevas tecnologías, que añaden nuevas amenazas a los lugares de trabajo.

Los autores han trabajado durante un año y medio para identificar las vías conocidas hasta ahora de exposición a elementos que pueden provocar enfermedades respiratorias en el lugar de trabajo, pero también las nuevas formas de exposición. Una de las más habituales es el asbesto, presente en materiales de la construcción ahora prohibidos en la Unión Europea pero que todavía se utilizan en muchos países. Todavía hay 125 millones de personas en el mundo expuestas a este elemento. Otra es la sílice, causa principal de enfermedades respiratorias ocupacionales a causa de las vías no convencionales de exposición. Una de ellas es su presencia en los materiales de construcción que se utilizan en substitución del mármol en cocinas y lavabos.

Nuevas vías de exposición

Uno de los aspectos más destacados del estudio y que lo convierte en “una revisión de referencia”, según el Dr. Muñoz, es el análisis de las nuevas formas de exposición a agentes químicos o material inorgánico. Es el caso de los trabajadores encargados de la decoloración del tejido para fabricar tejanos. Para hacerlo se utiliza un chorro de arena, que provoca partículas volátiles que pueden acabar en los pulmones de la persona que manipula el material, provocando silicosis severa y deterioro de la función pulmonar después de exposiciones breves. A pesar de la prohibición de esta técnica en muchos países, todavía se utiliza en la China, Bangladesh y Pakistán.

La técnica de la fractura hidráulica para extraer gas y petróleo del subsuelo también puede provocar problemas respiratorios a los operarios. La inyección de materiales a presión los puede exponer a ellos y a las personas que viven cerca de las explotaciones a sílice, elementos orgánicos y otros productos que pueden provocar un amplio abanico de problemas respiratorios, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón.

La fabricación de pantallas de cristal líquido también es una de las nuevas vías de exposición destacadas. En este proceso se utiliza óxido de indio, un producto que el año 2003 se asoció por primera vez a un caso de neumonitis intersticial en Japón. Otro grupo de trabajadores expuestos a elementos que poden provocar patologías respiratorias es el de los encargados de la fabricación de palomitas de maíz. En el año 2000, se diagnosticaron 8 casos de bronquiolitis obliterante en el estado de Missouri, en los Estados Unidos. El culpable, un producto utilizado como condimento, el diacetil. Ya se han implantado medidas para reducir la exposición a este elemento, que también se utiliza en otras industrias del sector de la alimentación.

También se ha detectado que la exposición a nanopartículas y productos químicos, como compuestos orgánicos volátiles generados durante la combustión de derivados del petróleo, pueden provocar problemas respiratorios. Es el caso de los vendedores que rellenan encendedores en las calles de la India o de las personas que trabajan en gasolineras.

Estrategias de prevención

Para el Dr. Muñoz, las estrategias de prevención ganan importancia teniendo en cuenta estas nuevas amenazas. Se dividen en tres, primarias, secundarias y terciarias. En el caso de las estrategias primarias, ayudan a reducir la incidencia de las enfermedades, son responsabilidad de los higienistas y obligan a documentarse bien sobre los posibles agentes químicos y buscar alternativas o medidas para reducir la exposición de los trabajadores a estos elementos.

Las estrategias secundarias permiten disminuir la progresión de las enfermedades y su severidad a través de mecanismos de vigilancia. En este campo “hay mucha discusión sobre cómo se tienen que implementar”, apunta. Las terciarias, como el diagnóstico precoz, se aplican al detectar la enfermedad, y sirven para reducir las complicaciones y consecuencias.

Noticias relacionadas

17 Jan 2017 - Actualidad

El gen B2M condiciona la respuesta a la inmunoterapia en cáncer pulmonar

Un cribado genético de tumores pulmonares a partir de modelos de xenografts permite identificar genes mutados no descritos previamente.

28 Nov 2016 - Actualidad

Fumar un paquete al día durante un año causa 150 mutaciones adicionales en las células pulmonares

El mismo consumo genera un promedio estimado de 97 mutaciones en las células de la laringe, 39 mutaciones en las de la faringe, 23 en las de la boca, 18 en las de la vejiga y 6 en las del hígado, según un estudio.

27 Sep 2016 - Actualidad

Un tipo de célula inmune recién descubierta protege de las infecciones pulmonares durante la quimioterapia

Científicos del Hospital St. Jude, en Estados Unidos, identifican en ratones una forma de limpieza de los macrófagos que puede aprovecharse para prevenir la neumonía bacteriana.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?